¿Por qué mi gato no se lava?

Cuando los gatos se acicalan durante la cantidad de tiempo que normalmente lo hacen es señal de que todo está bien. El hecho de que lo hagan en exceso o que simplemente cesen la actividad son signos que no se deben ignorar.
¿Por qué mi gato no se lava?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 29 agosto, 2021.

Escrito por Manuela Herrera Montoya, 29 agosto, 2021

Última actualización: 29 agosto, 2021

Los hábitos de aseo de los felinos son míticos, pues la palabra “gato” trae consigo la imagen de un ejemplar acicalándose. Es algo tan presente en las vidas de estos animales que incluso a veces se lavan después de ser acariciados, pues las manos de los humanos pueden ensuciar o desordenar su preciado pelaje. 

Los gatos se acicalan no solo para limpiarse, sino que también lo hacen para regular su temperatura corporal y estimular la circulación. Por ello, cuando un felino deja de bañarse es porque definitivamente algo anda mal. Si tu mascota está presentando este comportamiento, de seguro te preguntarás lo siguiente: “¿por qué mi gato no se lava?” Aquí conocerás algunas razones. 

¿Por qué se acicalan lo gatos?

El aseo personal es una característica innata de los felinos, pues cuentan expertos que su obsesión con la limpieza comienza justo después del nacimiento. Cuando están muy bebés, sus mamás los lamen para limpiarlos, para provocar la micción, para brindar consuelo y para fortalecer su vínculo. A las 4 semanas de edad, los gatitos comienzan a acicalarse solos y poco después a su madre y a sus compañeros de camada. 

La superficie rugosa de su lengua, sus dientes y sus patas en forma de peine conforman un gran sistema de aseo del que los gatos disfrutan todos los días. Sin embargo, ellos no se acicalan solo para mantener su pelaje limpio y suave mediante la distribución de aceites naturales, sino también por otras razones de salud. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Regular la temperatura corporal: la reordenación y ahuecamiento del pelaje hace que se almacene más o menos aire caliente en la superficie corporal del animal.
  • Estimular la circulación: al igual que peinarse aumenta el flujo sanguíneo hacia los folículos pilosos en humanos, el lamido estimula la circulación superficial en las capas más externas del cuerpo del gato.
  • Refrescarse: esto se consigue mediante la evaporación de calor por la saliva.
  • Eliminar parásitos, infecciones y alergias: la saliva de los mamíferos contiene compuestos y enzimas bactericidas.

El hecho de que tu felino se acicale es un comportamiento totalmente necesario para su salud y bienestar. Por ello, si tu gato no se lava es importante que conozcas las razones y que consultes al veterinario lo más pronto posible. 

A nivel experimental, se ha registrado que el lamido de heridas en mamíferos facilita la sanación. Por ello, se cree que esta tiene propiedades para combatir a ciertos patógenos.

Un gato se lame la pata.

¿Por qué mi gato no se lava?

Que tu gato lama sus patas y se pellizque a sí mismo es totalmente normal, por lo que la preocupación llega justo cuando no lo hace. El aseo personal regular ayuda a que tu felino se vea y se sienta bien, pero si se enferma, es posible que deje de limpiarse.

Profesionales afirman que el dolor o la enfermedad hacen que cualquier gato pierda el interés en el aseo. Por ejemplo, los felinos que envejecen pueden padecer cuadros de artritis, por lo que les resulta doloroso maniobrar sus cuerpos para la limpieza y el simple acto de acicalarse también suele cansarlos. 

Otro caso puede verse en los gatos con sobrepeso, los cuales presentan mucha dificultad para llegar a las áreas que quieren limpiar y al sentirse frustrados por sus intentos dejan de hacerlo. Por otro lado, un felino que babea y come menos de lo normal suele tener las encías enfermas, dolor de muelas o un tumor en la boca, lo cual hace que el acicalamiento sea muy incómodo para él. 

El cambio de estilo de vida en la rutina de tu gato también puede hacer que deje de acicalarse debido al estrés. Además, también existe la posibilidad de que los felinos separados de sus madres demasiado pronto no sepan cómo limpiarse de forma adecuada.

El estrés constante y la ansiedad pueden hacer que tu gato deje de acicalarse por completo.

¿Cómo saber si mi gato no se lava?

Puedes detectar los signos de que tu gato no se lava rápidamente. Aquí te contamos algunas características que son señales de advertencia por falta de aseo personal y es importante que estés atento a todas ellas:

  • Pelaje áspero o grasoso.
  • Pequeñas esteras de pelo en su cuerpo o cola.
  • Manchas en las patas por orina o residuos.
  • Mal olor debido a la falta de aseo. 
  • Partículas de comida en la cara o el pecho media hora después de alimentarse.

¿Qué hacer para que mi gato se lave?

Para animar a tu gato a acicalarse y calmar su estrés, cepíllalo todos los días. Esto es muy beneficioso para él, porque estimula su piel y circulación sanguínea, elimina el pelo muerto y así su pelaje se sentirá fresco (y además le libera de pulgas y garrapatas). 

Un gato anciano o con obesidad se beneficiará mucho de tu ayuda, pues una vez que experimente el cepillado es probable que se una a ti para limpiar su pelaje. Si tiene mucho sobrepeso como para alcanzar su cola o su barriga, presta especial atención a esas áreas. 

Existen gatos que pueden agitarse cuando los cepillas o los acaricias, así que respeta sus deseos y hazlo poco a poco y solo cuando lo toleren. Si ves a un felino acicalándose, trata de no interrumpirlo: ahora que sabes que eso es muy importante para su salud, así que deja que lo aproveche al máximo.

Como puedes ver, son varias las razones que existen para responder a la pregunta de “¿por qué mi gato no se lava?”, pero lo más recomendable siempre será llevarlo al veterinario de inmediato ante cualquier conducta rara. Solo así podrás conocer cuál de las causas citadas es la que está provocando este comportamiento y ponerle fin. 

Una vez que el estrés, el dolor o el peso mejoren, los gatos recuperarán su necesidad de un buen aseo y comenzarán a hacerlo de nuevo. 

¿Sabes cómo quitarle los nudos del pelo a tu gato?

Visitar al veterinario debe ser una respuesta temprana, no la última opción ante el problema. Allí se determinará lo que está sucediendo en el cuerpo o con las emociones de tu gato y se le recetará una solución, ya sea una limpieza dental, una medicación o un cambio en la dieta para abordar su peso, edad, enfermedad o problema digestivo.

Te podría interesar...
Tres enfermedades mentales en gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tres enfermedades mentales en gatos

Las enfermedades mentales en gatos más frecuentes son el estrés, la depresión y la epilepsia. Si sospechas de alguna no dudes en acudir al veterina...