¿Por qué los perros se esconden?

29 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Si tus perros se esconden a menudo, podrías preguntarte si este comportamiento es normal. Lo más importante que hay que tener en cuenta al evaluar esta conducta es si puede ser el resultado de alguna enfermedad o de algún cambio importante en su entorno.

Los perros se esconden por una variedad de razones, incluida la ansiedad o la enfermedad. Por ejemplo, si los canes están lidiando con dolores corporales, pueden querer encontrar un lugar apretado para desaparecer por un momento.

Un perro también puede esconderse en momentos de gran ansiedad, como tormentas eléctricas o fiestas con mucha gente. Se sentirán más seguros si están escondidos debajo de la cama, ya que los separa de cualquier ruido o estrés caótico.

Algunos perros se esconden por miedo

Es posible que el perro huya a esconderse ante una situación que le genere miedo. Puede tratarse de una tormenta eléctrica o, tal vez, tienes la casa llena de gente extraña. Esta conducta obedece a que el perro busca un lugar que considera seguro.

Para frenar este comportamiento puedes usar técnicas de contracondicionamiento y de insensibilización. Estas estrategias buscan que el perro se sienta cómodo con lo que antes les causaba susto.

Por ejemplo, si es un trueno lo que lo lleva a esconderse, puedes reproducir grabaciones suaves de truenos mientras le das golosinas, y muchos elogios cuando se sienta tranquilo. Aumenta lentamente el volumen hasta que ya no reaccione al sonido.

Un perro que se esconde puede ser una preocupación en casos de ansiedad o enfermedad; si te preocupa esta conducta, no dudes en llevar a tu perro al veterinario.

Los perros se esconden a causa del dolor y la enfermedad

Frecuentemente, la enfermedad y el dolor pueden hacer que un perro se esconda. Este podría ser el caso si observas otros síntomas; por ejemplo, tu perro está letárgico, un poco gruñón o no está comiendo bien.

Si la conducta de esconderse es repentina, es mejor llevarlo al veterinario para un chequeo. Tu veterinario puede realizar pruebas para determinar si algo está mal y tratar cualquier condición médica. Una vez que tu can se sienta mejor, probablemente ya no querrá esconderse.

Perros se esconden asustados

Puede ser que tu perro necesite unas vacaciones relajantes

Cabe la posibilidad de que tu perro necesite simplemente un lugar agradable y relajante para dormir. Los perros son animales de guarida y puede ser que un escondite se asemeje a una gran cueva donde pueda acurrucarse. En este caso, es mejor dejarlo solo un rato.

También es posible que un perro estresado desaparezca para lidiar con su ansiedad. Quizás una nueva mascota lo está molestando o recientemente tuvo una experiencia traumática.

Es necesario entender que un perro puede estar ansioso por muchas razones, quizá un traslado reciente a una nueva casa, una muerte o un recién llegado a la familia. La recomendación es acompañar y esperar que tu perro se adapte a lo que sea que lo esté molestando.

Perros se esconden tras los árboles

Quizá tu perro está acumulando un tesoro

Es posible que tu perro simplemente esté escondiendo sus posesiones más preciadas, incluidos sus juguetes favoritos y, posiblemente, tus zapatillas.

Al igual que un perro podría enterrar un hueso afuera para morderlo más tarde, un can que vive en una casa puede esconder sus pequeños tesoros. Algunos cachorros acumulan sus cosas en lugares que consideran seguros.

¿Cómo puedes detener este comportamiento en tu perro?

La principal recomendación, en caso de que el comportamiento obedezca a ansiedad, es mantener una rutina diaria. Mantener un horario es importante, lo que significa alimentar, caminar y jugar con tu perro de modo regular. Conocer la rutina disminuye la ansiedad en las mascotas.

También es buena idea ofrecer una zona de desahogo, un lugar seguro para que tu perro escape. Un dormitorio tranquilo donde tu perro pueda ir para alejarse de la conmoción y estar solo puede ayudar a aliviar la ansiedad.

Por último, nunca obligues a tu perro a interactuar con personas nuevas o mascotas desconocidas. Permítele que sea él, cuando esté listo, quien inicie el contacto.

  • Döring, D., Roscher, A., Scheipl, F., Küchenhoff, H., & Erhard, M. H. (2009). Fear-related behaviour of dogs in veterinary practice. The Veterinary Journal182(1), 38-43.
  • Walker, R., Fisher, J., & Neville, P. (1997). The treatment of phobias in the dog. Applied Animal Behaviour Science52(3-4), 275-289.