Peligros de cortar las cuerdas vocales a las mascotas

Si bien los canes o los felinos no hablan, gracias a los maullidos o los ladridos se comunican; los perjuicios que causa esta amputación son muy graves, y parece que la ley no está muy de parte de los animales

Los ladridos y maullidos pueden resultar muy molestos, tanto para nosotros como para la gente que vive cerca, como por ejemplo nuestros vecinos. Por estos motivos, algunos deciden cortar las cuerdas vocales a las mascotas, pero, ¿qué perjuicios puede ocasionarles esta práctica?

¿Por qué no cortar las cuerdas vocales a las mascotas?

Muchos creen que como los animales no tienen la capacidad de hablar, no necesitan las cuerdas vocales, ya que con ellas solo emiten sonidos como ladridos y maullidos que, cuando son excesivos, pueden resultar realmente incomodos.

Lo que se olvida es que los sonidos que los animales emiten son una forma de comunicación; digamos que es la única manera que tienen ‘de hablar’. Desgraciadamente, muchos jueces han dictado a favor de vecinos que se quejaban de ladridos constantes con la sentencia de cortar sus cuerdas vocales.

Un caso real

Este es el caso de Karen Szewc y John Updegraff, los cuales se mantienen gracias al ganado, que es cuidado por unos mastines tibetanos. Cogieron una pareja de estos perros con el fin de criarlos y tener varios ejemplares que protegieran a sus ovejas, gracias a las que viven por los productos que pueden generar.

Como estos perros vivían al aire libre y sin restricciones, sus ladridos comenzaron a hacerse más frecuentes e intensos, hasta el punto de llegar a molestar a unos vecinos, Debra y Dale Krein.

Esta pareja consiguió el apoyo del condado en el que vivían. Este afirmó que los ruidos emitidos por los mastines estaban violando las normas de urbanización y amenazaban con seguir haciéndolo con más intensidad, pues sus dueños estaban ‘coleccionando’ más cachorros.

Quitarle las cuerdas vocales a un perro

Aunque las denuncias fueron apeladas por Szewc, con argumentos como que sus perros eran sus empleados que velaban por sus bienes para poder subsistir, estas siguieron su curso, pues los ladridos seguían dándose y las denuncias seguían llegando. Los vecinos afirmaban que la pareja que era dueña de los perros solo daba argumentos, pero no hacía nada por solucionar el problema.

El caso concluyó con una multa de 238 000 dólares, que debía ser pagada a la pareja considera ‘víctima’ de los ruidos, además de la consecuente eliminación de las cuerdas vocales de los animales.

¿Y qué hay de las leyes sobre el maltrato animal?

Los amantes de los animales nos preguntamos en qué momento la ley ha cuidado y protegido a estos animales y ha velado por el bien público. Decimos esto último porque Szecwc afirmó que si no podía contar con la ayuda de los perros para cuidar de su ganado, solo le quedaba comprarse un arma, y ya sabemos lo que puede llegar a suceder…

En el año 2014 la Federación Canófila Mexicana hizo llegar una propuesta de una nueva iniciativa al Congreso, en la que se pide que se permita cortar las cuerdas de los animales para que no molesten.

Como era de esperar, esta iniciativa creó un revuelo absoluto en las redes, desde las que se afirmaba que eso no era más que una forma de maltrato animal y que era impensable que un juez o cualquier otro representante de la ley pudiera permitir una atrocidad de tal calibre.

De momento, no se han logrado grandes resultados en esta lucha. De hecho, han sido muchos los jueces que han dictados fallos similares al caso que hemos visto anteriormente. Pero las asociaciones protectoras de animales, más otros organismos que velan por el bien de los animales, siguen luchando para que el éxito llegue algún día.

Perjuicios por cortar las cuerdas vocales a las mascotas

Lo cierto es que no deberían existir ni siquiera estas operaciones, pues crea muchos perjuicios a nuestras mascotas.

Depresión en los perros

Debemos pensar que todo lo que hay en nuestro cuerpo, así como en el de nuestras mascotas, está puesto por algo y tiene una función. Por ello, eliminar cualquiera de sus partes no es más que una amputación, y esto es algo que los representantes de la ley deben entender.

Estos son los daños que producen el cortar las cuerdas vocales a las mascotas:

  • Depresión por la imposibilidad de comunicarse.
  • Posibles infecciones postoperatorias.
  • Perros temerosos y nerviosos porque, al no tener sonido para defenderse, serán intimidado por otros.
  • Conductas agresivas porque, al no tener otra forma de llamar tu atención, lo hará con mordidas.
  • Mascotas traumatizadas, pues al ser una cirugía innecesaria el animal quedará traumatizado, e incluso deprimido y, como poco, con ansiedad.

Esperamos que pronto los amantes de los animales logremos una victoria sobre casos como estos, pero de momento lo mejor es aprender a controlar los ladridos de nuestras mascotas para no vernos en problemas como este.

Te puede gustar