Mastín Tibetano

Virginia Duque Mirón 30 octubre, 2017

Quizá no te suene este nombre, pero seguro que al haber visto una foto del peludo can, ya sabes de qué perro te estamos hablando. El mastín tibetano es uno de los cánidos más peculiares del mundo, y por ello hemos creído que conocerlo mejor te encantará. ¿Te quedas con nosotros?

Un coloso asiático que lucha por tener el papel de ser el perro más exclusivo de Asia. De hecho, no es fácil conseguir uno, por lo que la demanda cada vez es mayor, y sus precios también. Veamos qué tiene este peludo que lo hace tan especial.

El mastín tibetano o dogo del Tíbet

Un perro que, a pesar de ser tan buscado, no está presente en muchas de las exposiciones internacionales de Europa. En China son considerados como símbolo de estatus y poderío. Por ello, se ha convertido en el perro más caro del mundo.

Historia

Al parecer, este can data del año 8000 a.C., lo que lo situaría en la lista de los perros más antiguos del mundo.

Cachorros de mastin tibetano en la nieve

Se cree fue criado por pastores en la cordillera del Himalaya, con el fin de ayudarlos a reunir y cuidar el ganado, y como guardas de los hogares. Las referencias históricas dan credibilidad a este hecho, pues el propio Aristóteles lo mencionó en algunos de sus registros. De igual forma hicieron Marco Polo y Gengis Kan, de quienes se cree que quizá los tuvieron como perros de guerra.

No obstante, no fue hasta el siglo XIX cuando algunos ejemplares de esta raza llegaron a Inglaterra y se fueron extendiendo y dándose a conocer.

Características

Este perro es muy seguro de sí mismo y lo plasma claramente en su forma de caminar, no obstante, su carácter es bondadoso. Su peso oscila entre los 70 y 90 kilos de peso. Más que muchas personas. Si ves uno corriendo hacia ti, aunque sea en modo cariñoso, ¡ten cuidado!

Con un tamaño tan extremo, es obvio pensar que tardan más que otros canes en desarrollarse. De hecho, la hembras pueden tardar incluso 3 años. ¿La ventaja? Tendrás un cachorro por más tiempo. Eso sí, un gran cachorro. Y es que la estructura de su huesos es inmensa, de ahí que tarden tanto en hacerse y que tengan ese aire majestuoso.

Su cuerpo tiene apariencia de vigor y poder, con un pecho muy profundo, pero con sus extremidades largas y musculosas. La cola es enroscada y muy peluda, y su cabeza puede ser el doble de tamaño que la de una persona. El hocico es muy cuadrado y sus orejas puntiagudas en forma de triángulo.

Sus ojos son pequeños en proporción a su cuerpo, y siempre serán de color pardo. El color de su pelaje, el cual siempre será denso y largo, será como aceptado: negro, negro y fuego, gris y dorado, marrón y rojizo. Su pelaje es una de las cosas más valoradas a la hora de elegir esta especie, no tanto por su cantidad, sino por la calidad.

Comportamiento

El comportamiento del mastín tibetano bien podría resumirse en este dicho chino:

El dogo tibetano tiene un físico formidable, es valiente y ruge como un trueno. Son arrogantes como un Rey, pero totalmente leales a su dueño. Son el antiguo perro sagrado de Oriente, el perro de los dioses.

Este, sin duda, no es un perro que todos puedan tener, entre otras cosas por el espacio requerido. Deberás darle paseos largos, además de cepillar su frondosa y gran melena casi a diario. Come bastante, otro dato a tener en cuenta. Y, por supuesto, la socialización y el entrenamiento es vital para su apto desarrollo.

Piensa en todo lo que te hemos contado sobre este hermoso perro antes de decidirte por uno como compañero de vida. Te aseguramos que si te decides por el mastín tibetano, tendrás un compañero bondadoso y fiel amigo donde los haya.

Te puede gustar