Peces de agua fría: tipos y cuidados

Francisco María García · 30 octubre, 2018
¿Quieres conocer algunos tipos de peces de agua fría? Si estás pensando en tener un pez en casa, quizás te interesen estas opciones.

Cuando pensamos en tener un acuario en el hogar, inmediatamente recordamos la impresionante belleza de los peces de agua fría. No obstante, criar peces en casa significa mucho más que tener un adorno natural.

Los peces requieren cuidados específicos para conservar su buena salud y disfrutar de su ambiente. A continuación, te enseñamos los principales peces de agua fría y las necesidades que precisa su atención.

Tipos de peces de agua fría y sus cuidados básicos

1. Goldfish

Los peces Goldfish o carpines dorados son peces de agua dulce y fría originarios del continente asiático. Estas especies derivan de las carpas cruciales y están entre los menores ejemplares de la familia Cyprinidae.

Los ejemplares más famosos, que encontramos con mayor frecuencia en los acuarios, son los Goldfish naranja. No obstante, podemos encontrar individuos de diversos formatos y colores.

Aunque requieran cuidados relativamente simples, los peces necesitan mucho oxigeno para sobrevivir. Por ello, deben vivir en un acuario grande con un volumen minino de 80 litros.  Además, suelen vivir mejor con la compañía de, al menos, un pez, pero debemos evitar la sobrepoblación por el consumo de oxigeno.

2. Carpa Koi

Peces de agua fría: carpa koi

A finales del siglo XIX, Japón se ha dedicado a la creación en cautiverio de una nueva raza de carpa: el Koi. Estos peces son más pequeños que sus “parientes”, pero mantienen la gran variedad de colores y brillos que caracteriza a estas especies.

Los Kois fueron criados en Japón a fines del siglo XIX para ser peces domésticos y fácilmente adaptables a las peceras. Su propio nombre, en el idioma japonés, significa afecto. Se trata de una nueva raza de carpa ornamental, que mantienen los llamativos colores de otros, pero son más pequeños.

Actualmente, ya existen diversos criadores especializados en carpas Koi, gracias al gran éxito de estos peces en todo el mundo. Su popularidad se debe no solo a la gran belleza de cada ejemplar único, sino también a su notable resistencia física. Los cuidados que requieren son de muy baja complejidad y pueden llegar a vivir hasta 30 años.

En la práctica, debemos estar atentos a su convivencia con otros animales acuáticos. Las carpas son grandes depredadoras que mantienen una dieta muy variada, incluyendo peces pequeños, crustáceos, lombrices, etc.

Si queremos que un Koi comparta su acuario con otros individuos, debemos seleccionar correctamente las especies y proporcionarle siempre una nutrición completa.

3. Luchador de Siam (Betta Splendens)

Aunque sean nativos de las aguas tropicales, los Betta Splendens demuestran una gran resistencia y se adaptan óptimamente a los acuarios de aguas frías. No obstante, muestran una esperanza de vida relativamente corta, de entre 2 y 3 años.

El nombre popular “Luchador de Siam” es una clara referencia a su carácter territorial y agresivo. No son peces adecuados para compartir el acuario con otros individuos machos, pero suelen convivir muy bien en pequeños grupos, con dos o tres hembras.

Los cuidados del Betta Splendens son relativamente simples, pero debemos poner especial atención a su alimentación. Además de las mezclas comerciales específicas para su nutrición, es preciso incorporar alimentos vivos a su dieta: pulgas de agua, huevas, lombrices, etc.

4. Neón Chino

Peces de agua fría: neón chino

Estos pequeños peces de agua fría son nativos de Hong Kong, más específicamente de las montañas de Baiyun. Su nombre popular se debe a su país de origen, y también destaca por sus colores vivaces y muy brillantes.

En el diminuto cuerpo del Neón Chino, de solo cuatro o cinco centímetros, observamos una bella tonalidad marrón verdosa, con aletas rojas y amarillentas y una destacada línea amarilla-rosácea.

A pesar de su reducido tamaño, son peces muy resistentes y pueden mantener una dieta muy variada. Los cuidados que requieren son realmente sencillos, pero es importante asegurar que la temperatura del agua esté entre 15 y 20ºC. Y una precaución extra: estos pequeños suelen saltar frecuentemente, por ello, es preferible que elijamos un acuario con tapa.

El neón chino también destaca por su elevada sociabilidad: pueden convivir armoniosamente en grupos con más de siete individuos de su especie. Además, se muestran sociables con otras especies, siempre que estas no sean muy territoriales.

Además de las especies mencionadas, existen muchos otros peces de agua fría que se adaptan bien a los acuarios. Antes de preparar tu pecera, recuerda conocer un poco más acerca de cada especie; de esta manera, será posible proporcionarles un ambiente enriquecido que favorezca su desarrollo.