Pañales para perros: cuándo, cómo y por qué

Aitana Bellido · 10 agosto, 2018
Los pañales para perros pueden ser de gran utilidad con jóvenes cachorros, con hembras en celo, canes paralizados de cintura para abajo y con la incontinencia urinaria propia de ejemplares de avanzada edad

Por una razón u otra, puede haber ocasiones en la vida de nuestro animal en las que necesite llevar pañales para perros. Cuando llegue el momento, no pierdas la calma: es natural que, a veces, esta sea la única solución para ambos. Siempre debes hacer lo que puedas para que tu mascota esté cómoda.

Por qué puedes llegar a necesitar pañales para perros

Incontinencia urinaria en perros: causas

Este tipo de productos puede llegar a ser necesario en vuestras vidas por una gran variedad de causas. Entre ellas, las más habituales son:

  • La incontinencia urinaria puede llegar a afectar a tu animal por diversas razones –como infecciones del tracto urinario, diabetes o problemas de vejiga– que dan pie a que los dueños acaben necesitando usar pañales caninos al menos en casa. A veces, los veterinarios pueden arreglar el problema con cirugía o pastillas, pero este no siempre es el caso, sobre todo cuando se debe a una cuestión de edad.
  • Las hembras en celo generan secreciones que pueden echar a perder tu suelo y tus muebles. Durante esta época, los pañales para perros pueden resultar muy útiles.
  • Cuando un cachorro tarda en aprender a hacer sus necesidades fuera de casa, una opción viable para proteger los muebles es utilizar un pañal. De todas formas, no descuides el adiestramiento, ya que esta es sólo una solución a corto plazo.
  • Si tu perro está paralizado de cintura para abajo no podrá controlar su esfínter y necesitará pañales durante el resto de su vida.

Pañales para perros: instrucciones de uso

Perro usa pañales

Tal y como sucede con los pañales para bebés, en el mundo de los pañales caninos podemos encontrar versiones desechables o de tela. Los segundos son más respetuosos con el medio ambiente, aunque también requieren ser lavados constantemente, con el gasto de aguaque esto también conlleva.

A la hora de utilizarlos, es conveniente saber lo siguiente:

  • Debes cambiar frecuentemente los pañales de tu animal. Si el pañal sucio se mantiene en contacto con la piel durante mucho tiempo, es probable que tu perro acabe sufriendo sarpullidos o incluso infecciones.
  • El nivel de absorción de cada pañal es diferente. Escoge cuidadosamente la talla y el tipo de pañal que quieres para tu perro para que no esté incómodo o haya fugas.
  • Utiliza toallitas desechables para limpiar a tu mascota.
  • Es conveniente tener a mano guantes a la hora de cambiar los pañales para no entrar en contacto con la orina o las heces de tu perro.
  • Los pañales para perros suelen tener un agujero para la cola, pero si tu animal no tiene, o es demasiado corta, tápalo para prevenir posibles fugas.
  • Antes de recurrir a los pañales para perros, lleva a tu animal al veterinario para un diagnóstico certero.