Paloma mensajera: ¿cómo entrenarla fácilmente?

Las palomas son capaces de volar largas distancias y transportar pequeños objetos. ¡Vamos a ver cómo lograr que el entrenamiento sea gratificante para ellas!
Paloma mensajera: ¿cómo entrenarla fácilmente?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 15 agosto, 2023

La paloma mensajera ha sido uno de los animales más utilizados para los fines del hombre. Suelen emplearse palomas bravías, de ahí que sean tan tolerantes con la presencia del ser humano: cargan a sus espaldas con un largo proceso de domesticación.

La increíble capacidad espacial que tienen estas aves no ha pasado desapercibida para nuestra especie, que se lanzó, en su momento, a usarlas para intercambiar mensajes de forma segura. Vamos a ver cómo es el procedimiento para enseñar a las palomas a ir de un punto a otro y a volver a su lugar de origen.

La increíble capacidad de orientación de las palomas

Ficha de paloma mensajera con información sobre taxonomía, distribución, domesticación y cría selectiva para fines humanos.

 

Nunca habría existido una paloma mensajera, si nadie se hubiese percatado de su increíble habilidad para orientarse. Se sabe que las aves voladoras dependen en gran medida de su sentido de la vista, de forma que son capaces de procesar los estímulos de su ambiente de una manera concisa y práctica.

En el caso de la paloma bravía (Columba livia), su capacidad de orientación espacial depende de 3 factores fundamentales:

  • Puntos de referencia: las palomas son capaces de reconocer un área en el primer vuelo que hacen sobre ella. Un estudio publicado en Animal Behaviour confirma que esta habilidad se obtiene gracias a su capacidad de establecer puntos de referencia.
  • Localización de los campos magnéticos terrestres: al ser capaces de volar grandes distancias, las palomas necesitan puntos de referencia a mayor escala. Para ello, poseen microcristales de magnetita dentro del cráneo, que les permiten percibir las fluctuaciones de los campos magnéticos de la Tierra y usarlos como referencia.
  • Influencia social: cuando vuelan en pareja o en grupo, las palomas aprenden a optimizar el trayecto. Además, según una investigación publicada Proceedings of the National Academy of Sciences, las palomas pueden cambiar su patrón locomotor de vuelo para sortear obstáculos, es decir, poseen la destreza para estimar la dificultad de una ruta.
Palomas mensajeras en palomar.
A través del entrenamiento y brindándoles puntos de referencia, es posible enseñar a las palomas a recorrer grandes distancias. Crédito: Enrique Alaez Pérez/iStockphoto.


Pasos para entrenar a una paloma para que sea mensajera

Existen dos pilares a tratar con este entrenamiento. El primero es el desarrollo de la capacidad de orientación del ave. El segundo es el aprendizaje en sí: el condicionamiento. Para ello, se recomienda seguir estos pasos:

  1. Establecer una relación positiva con el ave: las palomas son sensibles y asustadizas, pero también sociables. A través de la interacción diaria y del refuerzo positivo lograrás crear un vínculo libre de miedo y con una buena comunicación.
  2. Familiarización con el objeto a portar: es normal que la paloma se asuste con el mensaje o su contenedor las primeras veces que lo vea. Por eso, antes que nada, se la debe habituar al mismo, exponiéndola a él de manera progresiva. No se lo ates a la pata hasta que no deje de exhibir comportamientos de rechazo.
  3. Entrenamiento: ahora pasamos al condicionamiento en sí. Debe realizarse por etapas. En esencia, hay que enseñar a la paloma a llevar el mensaje de un punto a otro cercano, premiándola cada vez. También se pueden usar objetos livianos.
  4. Incrementar el peso del mensaje: poco a poco, se mide el peso que puede llevar la paloma para no causarle ningún tipo de herida o dolor.
  5. Establecer puntos de entrega: una vez que está familiarizada con diferentes pesos y vuela de manera adecuada con ellos, la paloma mensajera ya está lista para entregar mensajes. Se pueden prolongar las distancias de modo progresivo, mediante el entrenamiento del punto 3.
  6. Uso de referencias y refuerzo positivo: sobra decir que el castigo no es un método válido para entrenar a una paloma. En cambio, emplear golosinas y plataformas de referencia para el aterrizaje son una buena herramienta. Las recompensas sociales también ayudan a asentar el aprendizaje.

¿Cómo hacer que vuelvan al palomar?

Para asegurarse de que la paloma mensajera regrese, una vez ha entregada la carga, lo mejor es recurrir al refuerzo positivo. Seguir una rutina con la comida, por ejemplo, le hará saber que debe volver a una determinada hora para recibirla. Premiarlas con chucherías durante el entrenamiento también sirve.

Otra idea muy empleada es asociar señales a la entrega de premios para hacerlas volver. Por ejemplo, agitar una bandera para incitarlas a regresar y recompensarlas cuando lo hagan.

Procura mantener a los depredadores de las palomas alejados de la zona, pues si perciben peligros no querrán volver.

¿Qué frecuencia de entrenamiento necesita una paloma mensajera?

Lograr que una de estas aves recorra grandes distancias y vuelva a su casa no es tarea de un día: se requiere consistencia y paciencia. Se suele recomendar entrenarlas 2 o 3 veces a la semana, unos 30 minutos cada sesión.

Es importante que estas sesiones estén dentro de una rutina, es decir, que el entrenamiento ocurra los mismos días de la semana, se premie de la misma forma y se haga a la misma hora del día.

¿Debo hacerlo cuando son pichones?

Cualquier animal en su etapa juvenil tiene mayor plasticidad cerebral que un adulto. En consecuencia, su capacidad de aprendizaje será mayor y será más fácil establecer un vínculo social con ellas.

Por supuesto, el ave debe ser capaz de volar por sí misma cuando comience a entrenarse. A las 6-8 semanas de vida, los pichones pueden comenzar a realizar vuelos cortos cerca de su palomar, bajo supervisión.

Es crucial proporcionar un entorno seguro y positivo durante este proceso, para que asocien el entrenamiento con una experiencia gratificante.


Entrenamiento con refuerzo positivo

Hoy en día no es necesario explotar animales para mandar mensajes. Por lo tanto, el entrenamiento de las palomas será útil si les permite mantenerse en forma, cuidar su vuelo y llevar a cabo una actividad gratificante para ellas y para nosotros. Nunca olvides que el cuidado de su bienestar físico y emocional es la prioridad número uno.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Cook, R., & Fowler, C. (2014). “Insight” in pigeons: absence of means–end processing in displacement tests. Animal Cognition17, 207-220.
  • Gagliardo, A., Pollonara, E., & Wikelski, M. (2020). Pigeons remember visual landmarks after one release and rely upon them more if they are anosmic. Animal Behaviour166, 85-94. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0003347220301378
  • Pettit, B., Flack, A., Freeman, R., Guilford, T., & Biro, D. (2013). Not just passengers: pigeons, Columba livia, can learn homing routes while flying with a more experienced conspecific. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences280(1750), 20122160. https://royalsocietypublishing.org/doi/10.1098/rspb.2012.2160
  • Roof, J. (s.f). Columba livia. Common pigeon. Animal Diversity Web. University of Michigan. Consultado el 7 de julio del 2023 https://animaldiversity.org/accounts/Columba_livia/
  • Williams, C., & Biewener, A. (2015). Pigeons trade efficiency for stability in response to level of challenge during confined flight. Proceedings of the National Academy of Sciences112(11), 3392-3396. https://www.pnas.org/doi/10.1073/pnas.1407298112

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.