Nombres para perros de caza

Eugenio Fernández · 2 mayo, 2018
Estos deben ser fácilmente pronunciables para poder decirlos en voz alta y, al mismo tiempo, no deben confundir a los canes en lo que a las órdenes se refiere; en este caso, se proponen nombres inspirados en la mitología griega

Nombres para perros de caza

Bautizar a una mascota siempre es complicado, y aún más si es tu compañero de trabajo y cacería, por lo que los nombres para perros de caza deben escogerse con cautela. En este nuevo artículo os vamos a proponer unos cuantos de interés para tu perro de caza.

Los nombres para perros de caza no deben ser excesivamente complicados de pronunciar, ya que deben permitir que los gritemos con facilidad y nuestro perro nos escuche, para que vuelva en caso de que deba traer una presa. Además, conviene que no se parezcan a órdenes o jerga que usemos en la cacería a fin de no confundir a nuestra mascota.

Para ello, vamos a repasar algunos nombres para perros de caza gracias a la mitología griega, que ha tenido a diversos perros como protagonistas, especialmente a aquellos destinados a la caza; hablamos de historias de fidelidad que te inspirarán a la hora de nombrar a tu perro.

Argos, el perro de Odiseo

Argos fue el perro de caza de Odiseo, rey de Ítaca que tras luchar en la Guerra de Troya volvió a casa, disfrazado para no ser reconocido. Nadie reconoció a Odiseo en su hogar salvo Argos, ya mayor tras 20 años esperando a su amo, el cual le ignoró para no poner en peligro sus intenciones.

Sin embargo, Odiseo no pudo soportar saludar a su viejo amigo, por lo que derramó lágrimas mientras seguía su camino. Por su parte, el pobre Argos, tras reencontrarse con su antiguo amigo, falleció a sus pies, pues había cumplido la misión de guardar el hogar de Odiseo durante sus 20 años fuera. ¿No es Argos un nombre para perros de caza ideal?

Nombres mitológicos para perros

Los perros de caza de héroes y dioses griegos

Para los griegos existe un nombre para perro de caza por excelencia: hablamos de Lélape, el perro de caza que siempre atrapaba su presa en plena cacería. Lélape fue un perro que el todopoderoso Zeus regaló a uno de sus amores, Europa, y fue pasando por diferentes dueños. Se le encomendó cazar a la zorra teumesia, que era inalcanzable, lo que creó una infinita persecución en forma de paradoja, por lo que Zeus convirtió a ambos animales en piedra.

Mera es otro nombre para perros de caza ideal, en este caso para hembras. Mera fue la perra de Erígone, hija de Icaro, y ayudó a esta a encontrar la tumba de su padre; su fidelidad era tal, que ambos se suicidaron al descubrir la tumba de Icaro.

Otro de los perros de la mitología griega es Ortos, un perro de dos cabezas que era hermano de Cerbero. Fue un perro que acompañó a titanes y gigantes, y que protegía los bueyes rojos del gigante Gerión, que Hércules debía llevarse en uno de sus famosos trabajos.

Sirio es otro de los perros más famosos de la mitología griega, y es que fue el perro de caza de Orión, por lo que una de las estrellas de esta constelación lleva su nombre; también puede ser otro de los nombres para perros de caza que puedes escoger.

Aunque Artemisa es la diosa de la caza, y no un perro, lo cierto es que era acompañada por toda una manada de perros en sus labores de caza, por lo que homenajear a esta diosa griega tal vez sea otra opción en cuanto a nombres de perros de caza se refiere.

Perro de caza con presa

Los perros como guardianes del infierno

Cerbero es otro de los grandes canes de la mitología griega, y en este caso es la mascota de Hades, dios del inframundo. En el caso de Cerbero, tenía tres cabezas y guardaba las puertas del hogar infernal de su amo, pues mostraba una gran fidelidad a Hades y a la custodia de las almas que llegaban a ese temido lugar; la fidelidad de Cerbero le convierten en otro candidato como nombre para perros de caza.

Curiosamente, la mitología nórdica posee un equivalente al Can Cerbero: Garm es el guardián del infierno nórdico custodiado por Hela, y lucha contra Tyr en el temido Ragnarök.

Esperamos que alguna de estas historias griegas te hayan inspirado a nombrar a tu perro y, si no es así, siempre puedes crear tu propio nombre. Recuerda que el nombre de tu mascota es muy importante, y bautizar tú mismo a tu perro creará aún más conexión entre vosotros.