Mono cara de búho: características y hábitat

Alba Muñiz · 19 noviembre, 2018
¿Te imaginas un mono que se parezca a un búho? ¡Lo hemos encontrado!

Especies de simios hay muchas y variadas, ¿pero te imaginas una cuyos rasgos se asemejen a un ave? Es el caso del mono cara de búho que, como su nombre lo indica, posee un rostro que nos recuerda a esa criatura emplumada nocturna y rapaz.

Conoce al mono cara de búho

El Cercopithecus hamlyni, también conocido como mono cara de lechuza, pertenece a la familia de los cercopitecos. Habita en África oriental en zonas de selva tropical. La población de estos animales se distribuye en:

  • La República Democrática del Congo
  • El noroeste de Ruanda
  • El suroeste de Uganda

Se puede encontrar entre los 900 y los 4600 metros de elevación, principalmente en bosques de bambú. Esta planta constituye su principal fuente de alimentación.

De todas formas, fue introducido por el hombre en otros continentes. De hecho, otra de sus denominaciones, mono de Hamlyn, se debe a un comerciante que en 1907 lo llevó a un zoológico londinense.

Te presentamos al mono cara de búho, un simio con una característica marca en su rostro que nos hace recordar a esas aves rapaces y nocturnas.

Mono cara de búho.

Características del Cercopithecus hamlyni

¿Pero qué es lo que hace que este simio nos recuerde al búho? La respuesta está en que presenta dos franjas en su cara, una vertical y otra horizontal, como formando una T. Estas particulares marcas son de color blanco o amarillento y destacan en su pelaje oscuro. Otras características físicas de este primate son:

  • Pesan entre 7 y 10 kilogramos los machos, y entre 4,5 y 6 kilogramos las hembras.
  • Presentan una longitud corporal de entre 50 y 65 centímetros los machos, y de entre 40 y 55 centímetros las hembras.
  • El pelo, de color gris y negro, es largo, denso y fino.

Detalles del comportamiento de este simio

El mono cara de búho puede describirse como terrestre y arbóreo. Pero si bien escala árboles prefiere la tierra firme tanto para desplazarse como para procurarse alimentos.

Su principal fuente de alimentación son los brotes de bambú. Pero también ingieren hojas de otros árboles y hierbas, frutas y semillas.

Vive en grupos pequeños, de no más de 10 individuos, donde destaca un macho dominante y se comunica tanto de forma olfativa como vocal. Es así que marca territorio a través de una glándula presente en el tórax y utiliza distintas voces para orientarse o como llamadas a la hora de aparearse.

La temporada de nacimientos de este primate se da entre mayo y octubre. Después de cinco o seis meses de gestación nace una cría, excepcionalmente dos. Por lo general, suele haber un intervalo de dos años hasta que la hembra vuelve a quedarse preñada.

Mono cara de lechuza.

Un animal que se reproduce en zoológicos

En cautiverio, el mono cara de búho puede alcanzar los 27 años. En su hábitat natural tiene como depredadores a los leopardos, los gatos dorados y al ser humano.

Pero aunque su oscuro pelaje lo ayuda a pasar desapercibido, la deforestación, la caza por parte del hombre y su escasa tasa de natalidad lo han vuelto una especie vulnerable según la calificación de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Como contrapartida, es un animal que logra reproducirse en cautiverio y se lo encuentra en numerosos zoológicos de Europa y Norteamérica.