La manzanilla, una planta medicinal para las mascotas

8 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Natalia Laguna
La manzanilla es una planta medicinal que podemos darle a la mascota para aliviarle ciertas dolencias puntuales, previa consulta con el veterinario.

Parece que en los últimos tiempos todos queremos una vida más sana, desechando procesados y acudiendo a remedios naturales cuando es posible. Ahora bien, ¿ cuáles son las alternativas medicinales naturales  más adecuadas para las mascotas? La manzanilla es una buena opción y a continuación veremos el por qué. 

No todas las plantas que funcionan en los humanos las podemos emplear en el cuidado de las mascotas. Por ejemplo, el té produce un aumento del ritmo cardíaco en animales, pudiendo causar serias complicaciones. Sin embargo, la manzanilla le sienta bien tanto a seres humanos como a mascotas.

La manzanilla (Matricaria recutita o Matricaria chamomilla) es una de las plantas medicinales más antiguas de las que se tiene conocimiento. Se cree que esta planta llamó la atención al humano por su intenso aroma, y una vez la empezó a utilizar, fue descubriendo las propiedades que la siguen haciendo tan popular.

Usos de la manzanilla

La manzanilla es una planta medicinal que tiene varios usos, tanto en seres humanos como en animales. Veamos más a continuación.

Sistema digestivo

Es muy saludable el uso de la manzanilla de forma oral en aquellas ocasiones que notamos una mala digestión, estómago inflamado, flatulencias o diarrea. Los veterinarios afirman que el empleo de esta planta es un buen método para desinflamar y y así aliviar dolores estomacales.

Esta capacidad para desinflamar se debe a la apigenina, molécula cada vez más estudiada debido a su presencia en una amplia variedad de plantas medicinales y con un amplio espectro de beneficios para la salud.

Nervios y ansiedad 

Si nuestra mascota es de las que se ponen nerviosas o se asustan con facilidad frente estímulos externos, como cohetes, coches u otros sonidos o situaciones, tomar manzanilla será un buen remedio. Este efecto viene por la apigenina, que tiene acción relajante.

Piel irritada

Cuando notamos irritada la piel de la mascota, ya sea por picadura de algún otro animal, alergia e incluso de aquel jabón que usamos aquella vez para el baño y no era el adecuado, podemos usar la manzanilla.

Para ello, podemos preparar la infusión y aplicarla con compresas, para así poder disminuir la inflamación, el dolor y la comezón en la mascota.

Ojos

En casos de conjuntivitis o irritación en los ojos la manzanilla será efectiva también aliviando el dolor y ayudando a eliminar aquello que le causa molestias en la zona ocular. Empaparemos un disco de algodón en la infusión de manzanilla, y suavemente aplicaremos en la zona ocular.

Gusanos

Para aquellos momentos en los que el animal tiene gusanos intestinales, la bebida de manzanilla ayudará a la expulsión de éstos. Siempre deberemos usarlo como tratamiento complementario, pues este tipo de infecciones requieren de atención veterinaria y medicación concreta.

Garrapatas

El aroma de la manzanilla ayuda a espantar a las garrapatas. Por lo tanto, podemos rociar a la mascota (durante el baño) con un poco de infusión de manzanilla tibia para despedirnos de los indeseables parásitos.

Dolores musculares

Después de hablar de tantos usos de la manzanilla y de su compuesto la apigenina, es de esperar que en estas situaciones también será un alivio el uso de esta planta, tanto de forma externa como oral, como es el caso de los dolores musculares.

  • Para la administración vía oral, prepararemos una taza de la infusión (100-125 ml)  y se la daremos a la mascota.
  • Para la administración externa nos ayudaremos de un algodón o compresa impregnada en la infusión de manzanilla.

¿Cómo preparar la manzanilla para la mascota?

La manzanilla se puede encontrar en bolsitas en cualquier supermercado. También se puede comprar en herboristerías y herbolarios en bolsitas o a granel. Ojo, si las compramos a granel, lo ideal sería que las flores estuviesen enteras y secas. De esta manera, podremos aprovechar mejor sus propiedades.

Para brindarle alivio a la mascota en cualquiera de las situaciones anteriormente detalladas, deberemos preparar una infusión con la planta. Para ello, es aconsejable seguir los siguientes pasos:

  • Pondremos agua a hervir.
  • Cuando el agua hierva, depositaremos las flores y cubriremos con una tapa, y apagamos el fuego rápidamente para no quemar las flores y su propiedad medicinal.
  • Dejamos reposar el líquido un rato.

Aunque los humanos solemos tomar las infusiones calientes, a las mascotas debemos dárselas frías o, como mucho, ligeramente tibias.

Cuando la administración sea vía oral, podremos añadirle a la infusión un poquito de miel, siempre en cantidades pequeñas. Antes de considerar otros añadidos, lo mejor será siempre consultar con el veterinario.

Cuando la aplicación de la infusión sea tópica, empaparemos compresas o discos de algodón en la infusión, y luego las aplicaremos por la zona del cuerpo afectadas.

Consideraciones importantes

Siempre deberemos consultar previamente con el veterinario la posibilidad de emplear plantas medicinales en la mascota. Aún cuando la manzanilla sea una opción aceptable, no está de más preguntar, para asegurarnos de emplearla correctamente.

Algunos animales pueden ser alérgicos, por lo que deberíamos realizar una prueba:

  • Vía tópica. Deberemos aplicar un poco de la infusión sobre un área concreta del cuerpo (nunca en áreas extensas, siempre en una zona puntual) y observar la reacción.
  • Vía oral. Le damos un pequeño sorbo de la infusión a la mascota y observamos durante un tiempo si se producen vómitos o alguna otra alteración.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, en hembras embarazadas hay que limitar la cantidad de manzanilla oral suministrada, ya que podría ser peligrosa.

La manzanilla puede ser tóxica cuando se administra en exceso, por ello hay que tener mucha precaución. En caso de que el perro la coma en exceso en el campo, podría experimentar luego vómitos o diarrea.

Sin embargo, cuando utilizamos la infusión con manzanilla como remedio en dosis controladas, de manera puntual y según las indicaciones del veterinario, podremos ver cómo alivia a la mascota.

Manzanilla, Wikipedia. Recogido a 23 de abril en https://es.wikipedia.org/wiki/Matricaria_recutita

Apigenina, The American Journal of Pathology. Recogido a 23 de abril en https://ajp.amjpathol.org/article/S0002-9440(10)62196-7/fulltext

Tóxica, Dialnet. Recogido a 23 de abril en https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3177054