Cómo eliminar garrapatas con manzanilla

Irene Peláez · 1 febrero, 2015

Los dueños de mascotas se ven a menudo infestados con un inconveniente muy grande: los parásitos. Un parásito es un ser vivo (normalmente de la familia de los insectos) que vive a costa de otro animal, normalmente alimentándose de su sangre.

Una infestación parasitaria es incómoda puesto que produce picores, costras y además hay un bicho viviendo en tu mascota. Lo peor es que los parásitos no solo pueden molestar a las mascotas, sino también a los humanos. Los parásitos más comunes en mascotas son las garrapatas y las pulgas. Aquí te explicamos cómo eliminar garrapatas con manzanilla.

¿Qué es una garrapata?

garrapatas perro

Una garrapata es un insecto pequeño con muchas patas que se engancha en la piel de las mascotas (o de los humanos) y se alimenta de su sangre. Suelen ubicarse detrás de las orejas, alrededor del ano o en la nuca, donde la mascota no llegue a rascarse.

Estos parásitos pueden además ser portadores de enfermedades como la enfermedad de Lyme, que puede provocar en los perros la inflamación de articulaciones, cambios en su piel, aparición de fiebre y malestar o dolores musculares.

Cada vez que el perro vuelva de paseo o de corretear fuera de casa, se le debe revisar para asegurarse de que no se le ha adherido ninguna garrapata a la piel. De todas formas, si la mascota se rasca continuamente o intenta hacerlo en las zonas antes mencionadas, es conveniente revisar concienzudamente por si tuviera garrapatas.

Lo ideal es encontrar las garrapatas cuando son pequeñas, porque se eliminan más fácilmente con remedios caseros. Si se encuentran cuando ya son grandes, lo mejor es retirarlas con pinzas, usando guantes para evitar que se adhieran a la piel del dueño y yodo para desinfectar la herida después.

Los remedios caseros también pueden usarse para prevenir la aparición de garrapatas, aunque es más eficaz ponerle al perro un collar repelente y llevarle regularmente al veterinario para que le administre la pipeta.

Eliminar garrapatas con manzanilla

manzanilla

Para eliminar garrapatas con manzanilla se necesita agua, algodón y flores de manzanilla, de venta en cualquier tienda de té y en herboristerías. También se pueden utilizar bolsitas de infusión de manzanilla, pero siempre es mejor que el producto sea lo más natural posible. Una vez reunidos los ingredientes, se debe preparar una infusión. Para ello pon agua a calentar y cuando hierva (NUNCA antes) añade las flores o la bolsita de manzanilla.

Déjala reposar durante 15 minutos para que el agua extraiga todas las propiedades de la manzanilla y retira la bolsita o las flores. Cuando la infusión esté tibia, empapa un trozo de algodón en el líquido, escurriéndolo para eliminar el exceso de líquido, y aplícalo sobre la piel de tu mascota, recorriendo todos los rincones de su cuerpo, especialmente la zona de las orejas, el cuello, la cabeza y las patas, que son las zonas de preferencia de las garrapatas.

El aroma de la manzanilla espantará a las garrapatas que huirán despavoridas ante el olor, ya que a ellas les resulta desagradable. Este truco casero debe realizarse una vez cada 15 días hasta que desaparezca la infestación y luego se puede seguir realizando para prevenir. Se puede aplicar este remedio tras el baño de la mascota como último enjuague.

Tras desinfectar a la mascota, se debe limpiar bien la casa también, para prevenir una nueva infestación y eliminar las garrapatas que puedan quedar por ahí. Para ello, además de meter en la lavadora todo, se puede rociar la casa con un preparado de cítricos y agua (hierve medio litro de agua con dos cítricos en rodajas. Déjalo hervir durante un minuto y luego tenlo una hora con el fuego al mínimo, con cuidado de que no se evapore el agua. Cuando se enfríe, mételo en un pulverizador), o con un pesticida comercial.

Si las garrapatas han dejado heridas en la piel de la mascota, se pueden aplicar en ellas cremas de caléndula (que es cicatrizante), geles o cremas con aloe vera (que hidrata y humedece la piel) y aceite de lavanda (que protege la herida frente a infecciones).