5 métodos incorrectos para eliminar las garrapatas

26 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Las garrapatas son ectoparásitos hematófagos que pueden transmitir un gran número de enfermedades. Por ello, es conveniente saber cómo eliminarlas correctamente.

Las garrapatas pertenecen a la superfamilia de ácaros, ixodoideos. Estos parásitos externos o ectoparásitos son hematófagos, es decir, se alimentan de la sangre de sus huéspedes. Son vectores de numerosas enfermedades infecciosas, encontrándose entre una de las más conocidas la enfermedad de Lyme. Por lo tanto, si se localiza una garrapata adherida a la piel (orejas, cuello o pliegues), es importante saber cuáles son los métodos correctos e incorrectos para eliminar las garrapatas.

Cómo no eliminar a las garrapatas

A continuación, van a mostrarse algunos métodos que no hay que seguir en ningún caso para eliminar a las garrapatas:

Dejar que se desprendan solas

Las garrapatas poseen una potente mandíbula que les permite anclarse fuertemente. Por lo tanto,nunca han de seguirse remedios caseros como la aplicación de esmalte de uñas o de vaselina.

Ni un método ni el otro son el adecuado para eliminar las garrapatas. Hay que recordar que el principal objetivo es extraer a la garrapata lo antes posible.

Aplicar calor para que se despeguen

Al igual que el método anterior, este es un remedio casero poco eficaz. El objetivo es conseguir que se desprendan lo antes posible del huésped para poder evitar la transmisión de enfermedades.

Si simplemente se aplica calor a la zona en la que se encuentra la garrapata, difícilmente va a conseguirse su desprendimiento de manera rápida. Por lo tanto, es recomendable no utilizar este tipo de remedios caseros.

Tirar bruscamente y girar

Si se ha conseguido agarrar adecuadamente a la garrapata con una pinza de punta fina, hay que tener cuidado durante la extracción.El objetivo principal es que no se separe la boca del cuerpo.

En el caso de que se tire bruscamente o se gire, la boca quedará dentro de la piel del huésped, lo cual puede producir complicaciones. Ante esta situación, se aconseja limpiar la pinza e intentar extraer la boca.

Si no es viable sacar la boca fácilmente con la pinza, es mejor acudir a un profesional. Si no se extrae, puede formar un nódulo que puede provocar problemas. 

Aplicar directamente repelentes u otras sustancias

Nunca han de aplicarse productos químicos directamente en la piel del perro cuando tiene ya una o más garrapatas adheridas. Puede resultar peligroso, porque la garrapata afianzaría el agarre.

Por ello, tampoco se aconseja aplicar remedios naturales como aceites, alcohol o éter encima del parásito. Esto puede provocar una reacción en respuesta y que la garrapata libere sustancias nocivas para el animal parasitado. También aumenta el riesgo de transmitir infecciones.

Remedios naturales para perros

No protegerse adecuadamente

No solo hay que centrarse en el animal parasitado cuando se va a eliminar un parásito. También hay que tener en cuenta una serie de precauciones para evitar problemas.

Cuando va a extraerse una garrapata, se aconseja protegerse, por ejemplo, utilizando guantes. De esta manera, se evitará el contacto directo con el parásito.

No eliminar correctamente al parásito

Una vez extraído, hay que seguir unas indicaciones concretas para asegurarse de eliminar correctamente a este parásito. La reacción normal sería tirarlo a la basura o al inodoro. Ninguna de estas dos acciones anteriores son adecuadas.

Para eliminarlos correctamente, hay que introducirlos en un recipiente cerrado con una alta concentración de acaricída o quemarlos.

Mujer con perro en el campo

Recomendaciones

Una vez determinados cuáles son los métodos que no hay que seguir bajo ningún concepto, puede surgir la curiosidad de cómo eliminar correctamente a las garrapatas. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha incluido un breve artículo de cómo eliminarlas.

En resumidas cuentas, lo importante es utilizar una pinza de punta fina y actuar con cuidado y decisión. Hay que acercar la pinza lo máximo posible a la piel del huésped. Después se procede a jalar de ella hacia arriba, para lo que hay que aplicar una presión constante.

El principal objetivo es extraer todo el cuerpo, evitando la separación de la boca del resto del cuerpo. Por ello, hay que realizar la presión suavemente.

Es importante saber cómo quitar garrapatas adecuadamente si han infectado a nuestras mascotas. Antes que actuar incorrectamente, es mejor acudir a un profesional y aprender cómo actuar. 

Métodos de prevención

Antes que enfrentarse a la situación expuesta arriba, en el que un animal ya ha sido parasitado por una garrapata, se aconseja prevenir. Así, se van a explicar diferentes métodos para prevenir a este tipo de ácaros.

Entre los principales métodos de prevención, se recomienda el control químico, que consiste en la aplicación de productos repelentes específicos para garrapatas. Pueden encontrarse en diferentes formatos: collares, sprays, líquidos o bien inyecciones antiparasitarias.

Como se están generando resistencias al uso de acaricidas, se aconseja la vacunación de bovinos. Existen dos vacunas, que ofrecen una protección parcial frente a estos ácaros.

En definitiva, si no se tiene la confianza y los conocimientos suficientes para eliminar a las garrapatas, es conveniente acudir a un veterinario.Este decidirá cómo actuar y, además, podrá realizar un chequeo al animal parasitado, para comprobar si ha sido infectado.