¿Cuál es el mejor tratamiento para los gusanos en perros?

Yamila · 15 abril, 2019
Los gusanos en perros pueden ser intestinales mayormente, aunque también uno de ellos afecta el corazón y el sistema respiratorio: ¿existe un único tratamiento que los elimine?

Las lombrices o gusanos en perros son un problema más recurrente de lo que creemos. Y es necesario tratarlos a tiempo para evitar complicaciones. En este artículo te informamos sobre el mejor tratamiento para estos parásitos.

Tipos de gusanos en perros

Básicamente hay cinco tipo de gusanos que pueden afectar a tu mascota. Los primeros cuatro son intestinales y el quinto afecta al corazón del animal:

1. Nematodos

Estos son los gusanos en perros más comunes y que pueden ser transmitidos a los humanos. Muchos cachorros ya nacen con estos microorganismos en su interior, por lo que uno de los tratamientos iniciales incluye el desparasitarlo. De esta manera, puede expulsar los nematodos.

2. Tricocéfalos

Pueden verse en las heces como pequeños hilos amarillos. Viven en el intestino grueso y el colon, y suelen ser difíciles de diagnosticar porque el perro no los expulsa en cantidad necesaria para que se detecten en alguna prueba veterinaria.

3. Anquilostomas

Se trata de lombrices pequeñas y delgadas que se adhieren al intestino delgado del can y le chupan la sangre. La principal vía de contagio de anquilostomas es el útero de la madre, aunque también se pueden traspasar por la leche materna. Si el cachorro no es tratado a tiempo puede morir tras sufrir una anemia muy grave.

4. Tenias

Estos son unos gusanos en perros bastante grandes –entre 10 y 15 centímetros de largo– que se transmiten a través de las pulgas. Se alojan en el intestino y se eliminan por ‘segmentos’, sin que el parásito realmente muera. Son difíciles de tratar con simples medicamentos.

Tenias en perros

5. Gusanos del corazón

Sin duda son los más preocupantes. Los encargados de transmitirlos son los mosquitos infectados, por lo que es muy importante aplicarle algún tipo de antiparasitario que evite la picadura de dichos insectos. El tratamiento del gusano del corazón es largo y costoso y requiere el confinamiento del animal.

Causas y síntomas de gusanos en perros

Los gusanos pueden estar en cualquier sitio y pueden no verse debido a que son minúsculos o incluso microscópicos. El perro puede comer heces infectadas de otros animales, carne cruda, basura, carroña o tierra donde se encuentren estos organismos o sus huevos.

A partir de que ingresan en el organismo se alojan en la mucosa del intestino y se alimentan de los nutrientes procedentes de su comida. Por ello, los principales síntomas de gusanos en perros son:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Hinchazón abdominal
  • Heces con sangre
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Letargo
  • Pelaje sin brillo y seco
  • Picor en la zona anal

En el caso del gusano del corazón, el más grave de todos, provoca problemas respiratorios, pulso débil, encías pálidas, intolerancia al esfuerzo e incluso la muerte.

Tratamiento para los gusanos en perros

¿Existe un único tratamiento para gusanos en perros?

En realidad, todo depende del tipo de gusano que tenga el animal, su edad, su estado de salud general y en qué momento ha sido detectado el parásito. Cada tipo de gusano requiere de un tratamiento específico, por lo que lo primero que se debe hacer es identificarlo.

Los cachorros necesitan ser tratados de manera diferente que los adultos. Hay que tener en cuenta que son más vulnerables o que los efectos pueden ser más graves, ya que aún no han desarrollado por completo su sistema de defensas.

Los gusanos en perros pueden ser bastante difíciles de erradicar; por ello, los veterinarios recomiendan tratamientos preventivos. Algunos profesionales indican pastillas que deben ser suministradas una vez al mes, mientras otros optan por un tratamiento específico para que pueda expulsarlos a través de las heces.

Además, te aconsejamos que evites que tu mascota olfatee o coma heces en el parque. Presta mucha atención a su comportamiento en áreas visitadas por otros animales. Y ante los primeros síntomas de diarrea, vómitos o debilidad no dudes en consultar con el veterinario. Un tratamiento a tiempo aumenta las posibilidades de cura.

  • Junquera, P. (2015). TRICHINELLA spp. gusanos nematodos parásitos del GANADO PORCINO, PERROS y GATOS: biología, prevención y control.