Los problemas de los dientes de conejo

Yamila · 28 abril, 2019
Los dientes de conejo tienen la particularidad de crecer sin parar toda la vida; por eso, necesitan roer para desgastarlos con ciertos alimentos porque, de lo contrario, causan diversos problemas en el animal

Es muy importante que mantengamos a nuestras mascotas en las mejores condiciones. Por lo tanto, informarnos sobre sus necesidades es vital. En este artículo te contaremos cuáles son los problemas típicos de los dientes de conejo y cómo solucionarlos.

Dientes de conejo: qué saber

Si quieres adoptar un conejo como mascota, o si hace poco tienes uno en casa, quizás te llame la atención el hecho de que pasen una gran cantidad de horas al día royendo, mayormente comida. Esto no se debe a que se trata de un animal glotón, sino a que sus dientes son de ‘raíz abierta’ y, por lo tanto, crecen durante toda la vida.

Cada semana, los dientes de conejo pueden crecer hasta tres milímetros. Quizás no te parezca mucho, pero si dejamos pasar el tiempo y no se desgastan adecuadamente, esto puede ocasionar problemas de salud graves, como la maloclusión.

La boca del conejo está formada por dos tipos de dientes: los incisivos y los dientes de carrillo (molares y premolares). Si los primeros no se desgastan como corresponde, el animal no puede cerrar bien la boca o incluso puede sufrir la perforación de los labios. En el caso de que el sobrecrecimiento se desarrolle en el segundo grupo, las consecuencias serán la descolocación de la mandíbula, las llagas y los abscesos.

Maloclusión en conejos

La maloclusión por problemas en los dientes de conejo

Se trata del problema dental más habitual en los lagomorfos debido a sus dientes ‘especiales’ de crecimiento continuo. Existen varios factores que pueden influir en la aparición de este problema:

Dietas deficientes de heno

El heno es la base de la alimentación del conejo. Pero no solo a nivel nutricional, sino también porque le permite roer y desgastar los dientes.

Traumatismos

Si el animal sufre una fractura o una luxación en la mandíbula, puede que no coma como corresponde y, por ende, sus dientes sigan creciendo.

Infecciones

Son más habituales de lo que uno cree y pueden estar causadas por falta de higiene en la jaula o la ingesta de algún alimento en mal estado.

Herencia

Por ejemplo, la malocusión es un problema común en los conejos enanos, e incluso se considera un defecto congénito.

Otras causas

Los tumores en la zona de la boca o cabeza pueden alterar el crecimiento de los dientes o bien cambiar los hábitos del animal. Además, en conejos con ceguera o enfermedades sistémicas hay más posibilidades de que padezcan malocusión debido a sus modificaciones al alimentarse.

Conejo en el veterinario

Cómo identificar problemas en los dientes de conejo

El síntoma más visible de problemas en los dientes de conejo es que las piezas dentales estén ‘desalineadas’ o sobresalgan de la boca, pero antes de ello hay otras señales que podemos identificar en nuestra mascota:

Pérdida de peso

Muchos dueños de mascotas llegan a la consulta con el profesional porque ven que el animal ha bajado de peso y no saben el motivo: creen que padece una enfermedad grave, pero, en realidad, en el caso de los conejos puede deberse a la maloclusión.

Falta de apetito

En relación a lo anterior, un conejo que no puede masticar bien, y que le duele cerrar la boca, tomará medidas ‘drásticas’ como dejar de comer (o solo alimentarse con comidas livianas). Esto trae como consecuencia la anorexia que preocupa a los dueños.

Llagas, presión ocular, heridas

Debes prestar mucha atención a la zona de la cara de tu conejo para encontrar pequeñas pistas que te ayuden a identificar un problema en sus dientes. Por ejemplo, algunos padecen lesiones en el nervio óptico –ojos salidos para afuera– y otros presentan lesiones y heridas en los alrededores de la boca.

¿Cómo prevenir los problemas en los dientes de conejo?

Nuestra mascota necesita una alimentación equilibrada para poder evitar este tipo de problemas. Por ello, se recomienda consultar con un veterinario para que informe sobre raciones diarias y tipos de alimento. El heno, la alfalfa y las hierbas del campo son fundamentales para que pueda roer.

De vez en cuando, te aconsejamos que eches un vistazo a la boca del conejo. Si notas que sus dientes están más crecidos de la cuenta, ve directo a la consulta con un profesional.

  • Hinton, M., & Jones, D. R. E. (1982). La anemia en el conejo. Vet. Rec.