Los macacos machos que cuidan a sus crías

31 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
Existen diversas teorías en cuanto a los macacos machos que cuidan de sus crías, algo que es poco habitual en los mamíferos

A diferencia de otros primates africanos y asiáticos, los macacos machos cuidan a sus crías en el caso de los monos gibraltareños. De hecho, debemos admitir que en más del 90% de los mamíferos son las hembras quienes se encargan del cuidado de las crías de forma exclusiva, por lo que el macaco de Berbería es un caso interesante.

El macaco de Berbería, una especie única

El macaco de Gibraltar es la única especie de macaco que vive en África, además de carecer de cola y poseer un espeso pelaje que le permite resistir en ambientes que otros monos no pueden. De hecho, en esta especie se ha visto como los monos con más amigos pasan mejor el invierno.

El macaco de Berbería está fuertemente amenazado por el tráfico ilegal de crías para ser vendidas en Europa como mascotas o usadas para selfies con macacos, hasta el punto de que la especie se considera en peligro de extinción.

Los macacos machos que cuidan a sus crías

Así, los macacos machos que cuidan de sus crías son una excepción en el reino animal, y es que los macacos de Gibraltar se consideran los únicos monos del Viejo Mundo que presentan un cuidado parental acusado. Los investigadores se han preguntado durante años si este comportamiento es verdaderamente una inversión en la paternidad o esconde algo más.

Macaco de Berbería

Una de las primeras teorías es que los macacos machos que cuidan a sus crías lo hacen precisamente para asegurar el futuro de su descendencia. Sin embargo, son varios los estudios que a finales del siglo XX han demostrado que los machos no se relacionan necesariamente con su descendencia y que tampoco tiene por qué mejorar su supervivencia.

Existen otras dos hipótesis en cuanto a los macacos machos que cuidan a sus crías: la primera sería que esto les permitiría ganarse el favor de las hembras, por lo que cuidar a una cría daría posibilidades al macho de procrear con su madre.

Sin embargo, estudios científicos nos han demostrado que los macacos machos que cuidan a sus crías –o a las de otras hembras– no tienen más posibilidades de emparejarse con ellas: no parece existir relación entre las relaciones de un macho con una cría y las relaciones de este mismo macho con la madre.

Macaco: cuidados

Las crías traen la paz a los macacos

La otra opción es que los machos usen a las crías para estabilizar sus relaciones sociales. La razón tras esta última hipótesis es el hecho de que se ha observado a muchos macacos de Gibraltar coger a crías y ofrecérselas a otros machos. De forma casi ritualizada, ambos monos se acicalan entre ellos y a la cría, lo que parece relajar las tensiones en el grupo.

La tercera opción parece la más plausible, y es que este comportamiento ha sido habitualmente observado entre los macacos de Berbería. Esta conducta se suele dar entre machos con rangos jerárquicos similares, lo cual podría indicar que, al igual que en otras especies como los babuinos, los macacos machos que cuidan a sus crías junto a otros ejemplares masculinos establecen lazos que les beneficiarían.

De nuevo, otra especie animal parece desafiar los roles que tradicionalmente adjudicamos a los animales. El macaco de Gibraltar es una especie en la que tanto machos como hembras establecen lazos con las crías, por lo que arrebatarlas de su hábitat para que sean mascotas en Europa afecta a todo el grupo. Así, la protección de la especie tiene aún mayor importancia.

Paul, A., Kuester, J., & Arnemann, J. (1996). The sociobiology of male–infant interactions in Barbary macaques, Macaca sylvanus. Animal Behaviour51(1), 155-170.