Los chimpancés curiosos del Triángulo Goualougo

Eugenio Fernández · 10 agosto, 2018
Si bien estos primates suelen ser tímidos ante la presencia del hombre, estos ejemplares que habitan en esta apartada región de la República Democrática del Congo no habían visto influenciado su comportamiento por los humanos, de ahí que estos despertaran su curiosidad

Existen muchas culturas y poblaciones distintas de chimpancés, cada una con sus características particulares. Los chimpancés curiosos de Goualougo son unos de los más desconocidos y llamativos que existen.

¿Por qué los chimpancés son tan tímidos?

Los chimpancés son popularmente conocidos como la especie más parecida al hombre. Estos primates han sido estudiados desde hace más de 60 años por biólogos y antropólogos, aunque aún tienen secretos que mostrarnos.

Normalmente, los chimpancés son animales tímidos en relación al ser humano. La caza para obtener su carne o para tenerlos en cautividad hace que los chimpancés tengan una buena razón para recelar del hombre y huir en la otra dirección cuando ven a uno.

Por qué los chimpancés son tímidos

Esta es la razón por la que estudios como los de Jane Goodall requirieron de años de seguimiento para habituar a estos primates a la presencia humana. Sin embargo, lo que Dave Morgan y Crickette Sanz vieron en el Triángulo Goualougo, en Congo, les dejó perplejos.

El descubrimiento de los chimpancés curiosos

Hace apenas unos años, estos dos primatólogos iniciaron un campamento en uno de los bosques más espesos del Congo: el Triángulo Goualougo, una región de apenas 260 kilómetros cuadrados que habitan chimpancés, gorilas y elefantes de bosque. El triángulo Goualougo se encuentra en el Parque Nacional de Nouabalé-Ndoki, un lugar prácticamente deshabitado en el que no hay furtivismo ni explotación maderera.

En su primera noche de campamento, Dave y Crickette escucharon un ruido estridente: un grupo de chimpancés parecía estar dirigiéndose a su campamento, algo muy inusual en esta especie.

Lo más probable es que no se hubieran percatado de su presencia, pero lo que pasó ese día permitió preservar este bosque virgen: los chimpancés curiosos venían a ver a los extraños, ya que probablemente era la primera vez que viesen personas.

Algo que ha ocurrido con pueblos aborígenes recientemente estaba ocurriendo con estos chimpancés curiosos: el pueblo más cercano, Bomassa, estaba a 55 kilómetros de distancia, por lo que esta era una región apenas explorada por el hombre.

Chimpancés en Triángulo Goualougo

¿Qué ocurrió con los chimpancés curiosos?

Lo que sucedió es que unos chimpancés comenzaban a llamar a otros, y acabó congregándose todo el grupo sobre los investigadores, como si estos chimpancés curiosos hubieran hecho un descubrimiento de aún mayor envergadura que el de Dave y Crickette.

El grupo de chimpancés curiosos se quedó toda la noche en las ramas observando cómo los investigadores montaban la tienda o encendían un fuego. Por desgracia, también les orinaron encima o les lanzaron palos, probablemente para ver como reaccionaban.

Desde entonces Dave y Crickette continúan investigando y protegiendo a estos chimpancés, y en la última década han descubierto decenas de cosas gracias a su comportamiento único e inalterado por el ser humano.

Los chimpancés de Goualougo no solo son chimpancés curiosos por sus nulas experiencias con seres humanos, también por otros comportamientos: por ejemplo, se encuentran habitualmente con gorilas de llanura y comparten con ellos zonas de alimento. Pero, además, se ha visto a los chimpancés imitar a los gorilas: estos ahuecan sus manos y las usan para hacer percusión sobre su pecho.

Los chimpancés curiosos de Goualougo también practican un uso de herramientas muy experimentado. De hecho, se ha podido grabar cómo una madre enseña a una cría a fabricar herramientas para consumir termitas.

Aunque los chimpancés están amenazados, aún sobreviven muchas poblaciones. Sin embargo, hay que recordar que la cultura en los animales es una realidad. ¿Si nos aterraría pensar en la desaparición de una cultura humana, por qué no ocurre lo mismo con la cultura de los chimpancés?