Los animales más peligrosos de Latinoamérica

Latinoamérica es la región número uno en biodiversidad del mundo, caracterizada por su variedad de especies de fauna y flora. En sus territorios podemos encontrar los animales salvajes más letales y peligrosos para el ser humano.
Los animales más peligrosos de Latinoamérica
Sebastian Ramirez Ocampo

Escrito y verificado por Médico veterinario y zootecnista Sebastian Ramirez Ocampo.

Última actualización: 20 abril, 2022

América Latina alberga aproximadamente un 60 % de los animales terrestres y acuáticos del mundo. Países como Brasil y Colombia, cuentan con el 15 % y el 10 % de la biodiversidad mundial, respectivamente. Aunque en ciertas zonas existen aún especies sin identificar, como es el caso de la Amazonia, se conoce de ciertos animales que pueden representar una verdadera amenaza para la vida de una persona.

En el siguiente artículo te mostraremos los animales más peligrosos de Latinoamérica, catalogados así por la cantidad de muertes humanas que provocan en un año.

1. Araña errante brasilera

Este género de arácnidos, conformado por 8 especies distintas, son consideradas las arañas más venenosas del mundo. De acuerdo a varias investigaciones, se ha determinado que algunas especies pueden llegar a matar un pequeño mamífero con tan solo 0.006 mg de su neurotoxina. De igual manera, son artrópodos de gran tamaño, alcanzando longitudes de hasta 17 cm. Se caracterizan por su fuerte temperamento, ya que suelen ser bastante agresivas y hostiles frente a cualquier amenaza.

Su alimentación es a base de reptiles, anfibios e insectos, aunque puede llegar a cazar algunos mamíferos como ratones. Se encuentran distribuidas en zonas selváticas de América del Sur, en países como Brasil, Colombia, Perú y Venezuela.

2. Anaconda

Catalogada como la serpiente más grande del mundo, este magnífico animal puede llegar a medir más de 10 metros de longitud y alcanzar pesos que sobrepasan las 2 toneladas. Aunque no posee veneno, esta serpiente caza sus presas mediante el método de constricción. Este consiste en realizar un sofocamiento y presión sobre la caja torácica de su presa hasta asfixiarla. Es de alimentación netamente carnívora, incluyendo en su dieta grandes y pequeños mamíferos, aves y otros reptiles.

Con gran capacidad de natación, prefiere cazar sus presas en el agua, ya que en la tierra se vuelve un poco lenta. Si bien no es instintivo su ataque hacia los humanos, son animales peligrosos, pues se han reportado casos en los que han devorado una persona por completo. Habita generalmente selvas tropicales, pantanos y sabanas de países como Venezuela, Brasil y Colombia.

3. Tiburón sarda

El tiburón sarda, también conocido como tiburón toro, se encuentra distribuido en todas las aguas tropicales del planeta. En América Latina podemos encontrarlo en el Amazonas, en el Lago Cocibolca, en Costa Rica y en el Atlántico, desde las Antillas, Colombia y Venezuela hasta Brasil.

Este tiburón puede ser de color gris claro u oscuro, aclarando hacia un color blanco en su vientre. Existen reportes de encuentros con tiburones sardas con una longitud de cuatro metros y pesos por encima de los 300 kilogramos.

Su comportamiento es agresivo, además de ser un cazador activo. Se alimenta de peces u otros animales como los delfines, las tortugas y las aves. El tiburón toro tiene una particularidad que lo hace único dentro de su especie y es su capacidad de ingresar y permanecer por largos períodos de tiempo en agua dulce. Esto lo logra gracias a la retención y regulación salina que hace a través de glándulas especializadas, sus riñones e hígado. Son considerados animales altamente peligrosos para el ser humano.

4. Abeja asesina

La aparición de la abeja asesina en América se remonta hacia los años 50 del siglo XX, cuando varios productores apícolas trajeron abejas reinas desde el continente africano hacia Brasil. Esto con el objetivo de mejorar los índices de producción.

El cruce entre las abejas reinas y abejas domésticas de esa época, dieron como resultado un híbrido con información genética de abejas productoras de miel europeas y abejas africanas. Este cruce dio como resultado insectos más fuertes, resistentes y agresivos. Desafortunadamente, estos híbridos escaparon y se distribuyen rápidamente alrededor del continente americano.

Estas abejas suelen atacar rápidamente cuando son molestadas, siguiendo a su víctima hasta cuatrocientos metros de distancia desde su colmena. Pueden ser animales peligrosos, ya que su picadura puede ser letal para una persona hipersensible. Por otro lado, si un ser humano normal recibe una cantidad suficiente de picaduras, puede desarrollar un cuadro anafiláctico y morir.

5. Yarará

La Yarará es una serpiente de tamaño mediano, con un cuerpo robusto que puede alcanzar los 1.5 metros de longitud. Su coloración es marrón oscuro con diferentes manchas alrededor de su cuerpo. Es de hábitos nocturnos, donde suele cazar pequeños roedores como ratones. Habita generalmente zonas rocosas y húmedas, aunque también puede encontrársela en pastizales y plantaciones.

Es altamente venenosa y conocida por causar gran cantidad de accidentes ofídicos en países de América Latina como Brasil. Se encuentra distribuida en el sur de Brasil principalmente, así como en el norte de Paraguay y Argentina.

6. Cocodrilo americano

El cocodrilo americano es uno de los reptiles más grandes del reino animal, alcanzando longitudes de hasta 6 metros y pesos de 500 kilogramos. Su cabeza es estrecha y larga, con un cuerpo provisto de escamas duras de color claro. La dieta se compone principalmente de mamíferos, aves y peces.

Se distribuye en Latinoamérica, principalmente en Venezuela y Perú. En otros países de la región sus números se han reducido debido a la caza indiscriminada. Esta situación ha generado que se declare al cocodrilo americano como especie en peligro de extinción.

Aunque son pocos los casos reportados de ataques hacia seres humanos, los encuentros con este animal pueden ser peligrosos y resultar fatales.

7. Murciélago vampiro

Reconocido por ser el único mamífero volador que se alimentan exclusivamente de sangre, el murciélago vampiro es un animal pequeño, de pelaje corto y áspero. Presenta adaptaciones morfológicas específicas para su alimentación, como es su hocico aplastado y sus dientes especializados.

De hábitos nocturnos, durante el día suele refugiarse en troncos vacíos o cuevas, formando colonias que pueden ir desde 100 a un millón de individuos. En la noche sale a alimentarse de sangre de animales vertebrados. Tiene predilección por la sangre del ganado vacuno, aunque se ha reportado alimentándose en algunos lugares de gallinas.

Su alimentación debe ser constante, ya que puede llegar a morir por inanición en un período de 48 horas. Este animal es realmente peligroso para el ser humano, puesto que su mordida puede generar la transmisión de enfermedades fatales como la rabia. Se distribuye en varias zonas de México, Chile, Argentina y Uruguay.

8. Chinche asesina

Las chinches asesinas son insectos pertenecientes a la familia de los redúvidos, la cual incluye un total de 7000 especies de heterópteros. Cuentan con una cabeza alargada, cuello angosto, patas largas y un pico prominente. Miden generalmente entre 4-40 mm de largo.

Se alimentan generalmente de otros insectos, inyectándoles mediante el pico una saliva letal que licúa a su presa por dentro para luego ser absorbida. Estos animales se encuentran distribuidos en la mayoría de países de Latinoamérica, entre pastizales y cultivos.

Estos pequeños insectos pueden ser verdaderamente peligrosos para el ser humano, ya que su picadura es muy dolorosa y genera serias reacciones alérgicas. No obstante, el verdadero riesgo radica en la transmisión de un parásito conocido como Trypanosoma cruzi, causante de la mortal enfermedad de Chagas en los seres humanos.

9. Rana dardo venenosa

Las ranas dardo venenosas son una familia de anfibios que comprenden unas 203 especies actualmente reconocidas. Son de un tamaño reducido, con un promedio de 50 mm en etapas adultas. La mayoría suelen exhibir colores vivos y fuertes, como método de amenaza hacia cualquier depredador, técnica conocida como coloración aposemática.

Se alimentan principalmente de insectos como grillos, hormigas o escarabajos. Son endémicas de Centroamérica y América del Sur, con mayor presencia en países como Colombia y Brasil.

Es propiamente en Colombia donde se encuentra una de las ranas dardos venenosas más importantes en esta familia, la rana dardo dorada. Endémica de este país, solo habita una pequeña área de selva tropical de la región y es catalogado como el animal más venenoso en la tierra, ya que puede llegar a generar veneno suficiente como para matar a diez hombres adultos.

10. Serpiente terciopelo

Las serpientes terciopelo poseen una cabeza triangular bien diferenciada. Son de color gris oscuro, verde o café. Presentan un patrón de manchas muy característico de la especie, las cuales son triángulos que se distribuyen en ambos lados del cuerpo.

Las hembras suelen ser de mayor tamaño que los machos, superándolos hasta por 60 centímetros de longitud en la edad adulta. Se encuentran distribuidas principalmente en países de América Central y Sudamérica, habitando bosques húmedos tropicales, espinosos y tropicales caducifolios.

La serpiente terciopelo es considera una de las más venenosas dentro de su especie, ya que por su comportamiento agresivo y nervioso ha causado una gran cantidad de casos de mordeduras. Este es el caso de países como México o Costa rica, donde la terciopelo causa más del 50 % de los accidentes ofídicos reportados.

11. Mosquito

Un mosquito con el abdomen lleno de sangre.

Con más 3500 especies reconocidas, los mosquitos o culícidos son una de las familias de insectos con mayor presencia en el planeta, además de distribuirse alrededor de 4 continentes. Estos pequeños voladores poseen un cuerpo delgado y patas alargadas, llegando a medir no más de 15 mm en su etapa adulta.

Por sus hábitos alimenticios, estos hematófagos son considerados como el mayor peligro para la vida del ser humano, ya que este animal es responsable de la muerte de más de 725 000 personas al año, frente a las 50 000 muertes causadas por las serpientes. Su letalidad radica en la transmisión de enfermedades a través de su picadura. Un mosquito puede llegar a transmitir diferentes patologías como malaria, fiebre amarilla, dengue, zika, chikungunya, entre otras enfermedades mortales.

 



  • Cohnstaedt LW, Alfonso-Parra C. 2018 Highlights of Mosquito and Vector Biology and Control in Latin America. Journal of the American Mosquito Control Association. 2019;35(1):40-6.
  • Corrêa Scheffer K, Iamamoto K, Miyuki Asano K, Mori E, Estevez Garcia AI, Achkar SM, et al. Murciélagos hematófagos como reservorios de la rabia. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública. 2014;31(2).
  • Drumheller SK, Nestler JH, Hackett Farris CE, Farris SC, Mazzotti FJ. Crocodylus acutus (American crocodile) bite marks on a nest data logger. PeerJ. 2020;8:e8577.
  • Gardiner JM, Wiley TR. Escaped bait: Bull shark Carcharhinus leucas with an intentionally attached harness rig. Journal of fish biology. 2021;98(3):891-4.
  • Grant T, Bolivar-Garcia W. A new species of Leucostethus (Anura, Dendrobatidae) from Gorgona Island, Colombia. ZooKeys. 2021;1057:185-208.
  • Gutierrez JM. Bothrops asper: beauty and peril in the neotropics. Toxicon : official journal of the International Society on Toxinology. 2009;54(7):901-3.
  • Gutierrez JM. Preclinical assessment of the neutralizing efficacy of snake antivenoms in Latin America and the Caribbean: A review. Toxicon : official journal of the International Society on Toxinology. 2018;146:138-50.
  • Pernal S. Introduction to Apiculture (Apis mellifera). Veterinary Clinics of North America: Food Animal Practice. 2021;37:381-6.
  • Rahmani F, Banan Khojasteh SM, Ebrahimi Bakhtavar H, Rahmani F, Shahsavari Nia K, Faridaalaee G. Poisonous Spiders: Bites, Symptoms, and Treatment; an Educational Review. Emerg (Tehran). 2014;2(2):54-8.
  • Vivas RJ, Garcia JE, Guhl F, Hernandez C, Velasquez N, Ramirez JD, et al. Systematic review on the biology, ecology, genetic diversity and parasite transmission potential of Panstrongylus geniculatus (Latreille 1811) in Latin America. Memorias do Instituto Oswaldo Cruz. 2021;116:e200528.
  • Wang T, Rindom E. The physiological response to digestion in snakes: A feast for the integrative physiologist. Comparative biochemistry and physiology Part A, Molecular & integrative physiology. 2021;254:110891.