Los animales en el Feng Shui

Estas especies pueden, según como sean colocadas en el hogar, proteger una vivienda o dedicarse a celebraciones, entre otros roles que les atribuye la cultura china

Este milenario sistema filosófico de origen chino se basa en la armonía de los espacios y en la influencia de ciertos elementos en las personas. En el siguiente artículo te contaremos sobre los animales en el Feng Shui y su rol como protectores de los hogares.

¿Cómo son considerados los animales en el Feng Shui?

Este ‘conocimiento misterioso’ trata sobre cosas imposibles de ver, pero sí de sentir o experimentar. La ubicación de los muebles, la disposición de algunos objetos o la utilización de ciertos colores pueden traer diversas consecuencias en nuestro hogar según sus preceptos. Los animales en el Feng Shui también son muy importantes, sobre todo los considerados ‘protectores’ de una casa:

1. Tortuga negra

Se asocia al agua y al norte y representa la solidez, la protección y la estabilidad en un hogar. A través de su fuerte caparazón, la tortuga negra –foto que abre este artículo– evita cualquier peligro o adversidad.

Además, este quelonio con su andar lento y pausado reduce el estrés y los problemas en la familia. Se dice que protege de los vientos, de los torrentes de agua y de diversas agresiones. La mejor ubicación para colocar un adorno de tortuga es de espaldas a la puerta, ventana o pasillo.

2. Serpiente amarilla

Está asociada al centro y a la tierra, por lo cual tiene un lugar de preferencia entre los animales en el Feng Shui. La serpiente es un reptil muy receptivo y sensible, que presta atención a todo lo que le rodea. Tiene la tarea de analizar la situación, cuidar de la vivienda y evitar cualquier complicación.

Serpiente amarilla de Feng Shui

Una figura de serpiente amarilla se puede colocar en casi cualquier sitio del hogar, pero sobre todo cerca de la puerta para prevenir el ingreso del peligro.

3. Tigre blanco

Se le asocia el metal como elemento y el oeste como dirección, y representa la fuerza, el arrojo y el ímpetu. Se lo suele colocar a la derecha de la serpiente amarilla, ya sea dentro de un armario, un edificio o un montículo de tierra del jardín.

Tigre blanco de Feng Shui

El tigre blanco invita a la reflexión y al pensamiento, por lo que se elige para habitaciones o salas donde se deben tomar decisiones importantes. Algunos expertos en Feng Shui lo colocan cerca del sofá para permitir el reposo y las buenas energías (Qi).

4. Ave fénix rojo

Los últimos dos animales en el Feng Shui son mitológicos. El primero de ellos es el ave fénix, asociado al fuego y al sur. Se coloca en el lado inverso a la tortuga verde, lo que quiere decir que debe verse en las fachadas y frentes de las casas y construcciones.

Ave fénix rojo de Feng Shui

Este ave no real recibe la energía del exterior e impide que traspase aquella que no es positiva. Se aconseja no colocarla en frente de un árbol, porque reduce su campo de visión. El fénix rojo puede decorar una mesa baja delante de un sofá en la sala.

5. Dragón verde

Por último, este animal surgido de los mitos –que en la actualidad se compara con la iguana– está asociado a la madera y al este. Es uno de los símbolos más famosos del arte y la cultura chinas, porque siempre aparece en las celebraciones.

Dragón verde de Feng Shui

Como animal protector puede haber tanto de montaña como de agua. Se lo debe colocar a la izquierda de la serpiente amarilla y a la derecha del tigre blanco: en un armario, la entrada de la casa o una mesa. Sirve para aumentar la intuición y nuestro lado no racional.

Existen otros animales en el Feng Shui que son aceptados: el murciélago, el gato, el perro Fu, el búho, el elefante y el rinoceronte.

Te puede gustar