Loading...
 

Los 7 principales ecosistemas del mundo

Lo cierto es que se pueden clasificar, principalmente, en terrestres o acuáticos y, si concretamos en los principales, estos lo son porque engloban al resto

Escrito por Yamila

Última actualización: 31 diciembre, 2021

En nuestro planeta podemos encontrar muchos biomas diferentes. Sin embargo, hay algunos que son más importantes debido a cuánto porcentaje ocupan. En el siguiente artículo te contaremos sobre los principales ecosistemas del mundo.

Ecosistemas del mundo: cuáles son los más grandes

Un ecosistema es un sistema formado por organismos vivos y un medio físico. Todos los organismos comparten el mismo hábitat y forman una ‘cadena’ de interdependencia o alimentación. Podemos dividir a los ecosistemas del mundo en terrestres o acuáticos y luego diferenciarlos según sus características inherentes. Los más importantes son:

1. Selva

Las principales zonas donde hay selva –foto que abre este artículo… son el Amazonas, el centro de África, el sudeste asiático, el este de Australia y el Caribe, y el este de Norteamérica. Existen a su vez diferentes tipos: subtropical, templada, lluviosa, seca, de montaña, de tierras bajas o de galería.

Como características propias de este ecosistema, podemos indicar que la temperatura ronda entre los 18 y los 29 °C, que las precipitaciones son desde 1 500 a 3 000 milímetros por año y que los suelos son poco profundos. Algunos animales que viven en la selva son: cocodrilo, serpiente, iguana, guacamayo, elefante, rinoceronte, orangután y pantera.

2. Desierto

Es otro de los principales ecosistemas del mundo y se puede encontrar al Oeste de Norteamérica, al suroeste de Sudamérica, al norte de África (el famoso Sahara y la península arábiga), el suroeste africano, el suroeste australiano y el centro, y suroeste de Asia.

Los biomas desérticos son áridos, con arena, piedras o tierra, y en ocasiones no llueve hace cientos de años. La flora es escasa, dispersa y baja. Los animales que viven en el desierto son el camello, la araña, el escorpión, el ratón, la serpiente y el buitre.

3. Bosque

Cuando nos referimos a un ‘bosque’ estamos hablando de una superficie con grandes cantidades de árboles –principalmente coníferas, robles, abetos, secoyas, hayas, etc.– que se puede encontrar en el norte de Norteamérica, Europa, centro de Asia y Patagonia en Sudamérica.

Los bosques se caracterizan por presentar grandes diferencias entre las estaciones, ya que por ejemplo en invierno nieva, en primavera llueve y en verano hace bastante calor. Entre los animales típicos de este ecosistema podemos encontrar a los osos, los ciervos, los zorros, los búhos, los osos hormigueros, los pumas, los lobos y los pájaros carpintero.

4. Bosque boreal (taiga)

Aunque las características de este ecosistema son muy parecidas a un bosque normal, se diferencia de estos por las condiciones y las regiones tan precisas en las que se encuentran. El bosque boreal se presenta como un cinturón o corona que rodea todo el mundo a la misma latitud. Dicha franja ocupa más de 1500 kilómetros de anchura y recorre Norteamérica, Europa y Asia.

La zona se reconoce por presentar temperaturas inferiores a los 0 grados Celsius. Los veranos son cortos con 50 o 100 días libre de heladas, pero con días de no más de 10 grados Celsius. Tiene lluvias poco frecuentes, aunque se mantiene la humedad gracias a que el calor no es tan abundante. Este ecosistema tiene una vegetación predominante de coníferas como abetos, píceas y alerces.

Todas las especies que lo habitan están adaptadas a condiciones invernales extremas, ya que le hielo es muy común durante todo el año. Por lo común, la estrategia más utilizada por los animales es la hibernación. Esto les permite resistir dentro de sus escondites mientras pasa la temporada más fría del bosque boreal.

5. Mar

El ecosistema marino incluye no solo los océanos, sino también los mares y las marismas, y es el más estable de todos en cuanto a las temperaturas y su salinidad. Solo penetra la luz solar hasta los 200 metros desde la superficie, pero esto no impide que la vida se desarrolle en las profundidades.

En el mar podemos encontrar millones de peces, crustáceos, arrecifes, cetáceos, artrópodos y plancton, así como también especies que pasan tiempo en el agua, pero también salen a la tierra: los pingüinos, las focas y los lobos marinos.

6. Tundra

La tundra se encuentra en las zonas más cercanas al polo de Alaska, Canadá, Groenlandia y Rusia. Este ecosistema está delimitado al sur por los bosques boreales, por lo que sus temperaturas son un poco más severas que estos últimos. El clima se mantiene con temperaturas menores a los 0 grados Celsius. Por esta razón se mantienen zonas de hielo casi permanentes que se derriten una vez al año.

El suelo de la tundra no permite que crezca vegetación arbórea, pues existe una capa de hielo profunda (permafrost) que evita el crecimiento de sus raíces. Ciertos musgos y hierbas árticas pueden crecer en este ecosistema tan extremo, aunque la mayor parte del año no están presentes. Solo cuando el hielo se derrite es posible que las plantas florezcan, lo cual ocurre una vez al año y por un corto periodo de tiempo.

7. Ríos y lagos

El último de los principales ecosistemas del mundo engloba a todos los cursos de agua dulce, entre ellos los ríos y los lagos, pero también los pantanos. Puede estar presente entre los bosques, las selvas o incluso en las cercanías de los desiertos. Algunos desembocan en los mares y están presentes en todo el planeta.

Los espejos de agua dulce son unos de los lugares con mayor biodiversidad del planeta y, además, es la fuente de vida para animales y plantas terrestres. En los ríos y lagos podemos encontrar muchos peces (desde pirañas hasta salmones), reptiles como el cocodrilo, anfibios como los sapos y mamíferos como el curioso delfín rosado del Amazonas.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
5 animales más voraces

Los animales más voraces se caracterizan por un apetito insaciable y por ingerir presas que superan ampliamente su tamaño.