Lobo tibetano: hábitat y características

El lobo tibetano es una de las 32 subespecies de lobo gris identificadas, además de que existen varias otras en discusión para ser aceptadas o reclasificadas.
Lobo tibetano: hábitat y características
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 02 abril, 2022

El lobo tibetano es una subespecie de los lobos grises, por lo que comparte muchas de sus características. Sin embargo, este sobresale gracias a la capacidad de adaptación que tiene y porque se cree que puede ser el ancestro más cercano a los perros. Este tipo de lobo es el ejemplo perfecto para observar la selección natural en curso.

En específico, en este artículo hablaremos de Canis Lupus Chanco, un mamífero restringido a algunas zonas de Asia, pero que tiene mucho que contar. Si quieres conocer más, sigue leyendo.

Hábitat del lobo tibetano

Aunque los lobos grises (Canis Lupus) tienen una gran distribución, la subespecie tibetana se restringe a una meseta en la cordillera transhimalaya. De hecho, comparte el hábitat con otro tipo de lobo muy cercano, el lobo del Himalaya, aunque aún está en discusión si es una nueva variante o no.

Se conoce que este tipo de cánido es capaz de alcanzar alturas más allá de los 4250 metros sobre el nivel del mar, pero no se ha establecido un rango específico. Además, los lugares que habita son principalmente bosques de coníferas, pero su distribución es bastante amplia, por lo que podría preferir moverse por otras zonas.

Características físicas

Este lobo tiene un pelaje abundante, de color blanco en el cuello, pecho y vientre, pero con tonos pardos-grises en su espalda, cabeza, piernas y cola. Este pelo se muda durante el año, por lo que va perdiendo su coloración, ocasionando que varíen las tonalidades por estaciones.

Su cuerpo mantiene varias características típicas de los lobos, un hocico alargado con orejas extendidas y un tamaño mediano. Debido a lo cual, puede alcanzar hasta los 1.3 metros de largo y 90 centímetros de alto, con pesos cercanos a los 45 kilogramos.

Evolución de la raza

En general, los lobos grises tienen una de las distribuciones más grandes entre los mamíferos, con presencia en Europa, India, Rusia, Asia y Norte América. Estos cánidos son capaces de vivir desde los secos desiertos, hasta las frías tundras, adaptándose fácilmente a las inclemencias de su medio. Esto ocasiona que los lobos de cada zona comiencen a presentar diferencias produciéndose la especiación.

El caso del lobo tibetano es particular, ya que se enfrenta a ambientes con poca oxigenación teniendo que adaptarse para sobrevivir. En otras palabras, el cuerpo del lobo tuvo cambios físicos, para lograr que su sangre llevara el oxígeno necesario a sus órganos. Debido a que este cambio es único en esta población, es suficiente para clasificarlos como una subespecie.

A simple vista, es imposible identificar estas modificaciones, por lo que en su mayoría, las subespecies están respaldadas por análisis moleculares. Esto se hace para identificar cuántas y cuáles son las diferencias entre las poblaciones, con lo que se decide si es suficiente para establecer una nueva subespecie.

Alimentación del lobo tibetano

Este lobo es un carnívoro oportunista por excelencia, por lo que puede cazar su comida, robarla o incluso ser carroñero. El principal componente de su dieta son los ungulados, dentro de los que encontramos a ciervos y ovejas. Sin embargo, estos animales comerán cualquier tipo de carne, incluyendo la de sus congéneres (canibalismo).

Método de caza

Este mamífero suele cazar en manada, con un grupo de entre 2 y 20 individuos. Para ser exitosos, acorralan a su presa hasta derribarla, momento en el que aprovechan atacando los flancos, hombros y caderas del animal. De esta forma, logran inmovilizarla y se alimentan con calma.

Aunque prefiere los grupos, también puede cazar solo o en pareja, capturando presas más pequeñas como conejos o algún roedor.

Comportamiento

Estos mamíferos son territoriales y viven en manadas que en su mayoría las conforman 8 individuos. Necesitan de otro ejemplar del sexo opuesto, para iniciar el reclutamiento de su manada, por lo que la pareja fundadora será alfa del nuevo grupo. Lo cual significa que serán líderes y los únicos que podrán reproducirse.

Para marcar su territorio, estos animales usan los marcajes por olor, por lo que usan su orina para definir su territorio y evitar que otros grupos se acerquen. Estos lobos suelen comunicarse por medio de movimientos, gruñidos y aullidos, lo que les permite interactuar, saber dónde están los otros miembros y comenzar las cazas.

Reproducción del lobo tibetano

Este lobo suele ser monógamo, pero únicamente el macho alfa de la manada puede reproducirse. El proceso de cortejo comienza entre enero y abril, donde la hembra escogerá a su pareja de toda la vida. Además, ella solo entrará en celo una vez cada año y durará máximo 14 días, por lo que la cópula deberá ocurrir dentro de ese período.

Una vez que queda embarazada, la nueva madre comenzará a buscar y a hacer su guarida, donde mantendrá a sus hijos cuando nazcan. En el momento que encuentra el lugar adecuado, cavará profundo, procurando dejar bordes que prevengan la inundación de su nuevo hogar.

La gestación dura entre 60 y 63 días, con camadas de 1 a 14 cachorros. Cada uno de ellos nace ciego y sordo, por lo cual deberán permanecer en su guarida, hasta que sean destetados por la madre a los 45 días de edad. Posterior a esto, todos los miembros de la manada alimentarán y cuidarán a los cachorros, dándoles comida regurgitada.

Entre el día 20 y el 77 después de nacer, las crías comienzan a dejar su guarida, para aprender a pelear jugando entre ellos. Mientras se desarrollan, pasarán al menos 10 meses para que puedan salir a cazar con la manada. En ese momento, comenzará a ser independiente y dejarán su grupo cuando cumplan entre 1 y 3 años.

Las hembras alcanzan la madurez a los 2 años, mientras que los machos lo harán a hasta los 3, pero podrán abandonar su grupo antes. Finalmente, podrán elegir ser solitarios, unirse a otra manada o formar una nueva, todo dependerá de cada individuo, de su madurez y de su habilidad para cazar.

¿El tipo de lobo más cercano a los perros?

Como sabrás, los perros y los lobos se encuentran muy relacionados entre sí, debido a que tienen un antepasado en común. Sin embargo, aún no se ha logrado encontrar a ese antepasado o eslabón, que conecta al mejor amigo del hombre con los lobos.

Es por ello por lo que algunos investigadores se dieron cuenta que el lobo tibetano tenía un cráneo con ciertas características propias de los perros. Debido a que eran los dos únicos grupos que tenían esta similitud, se creía que esta subespecie podría ser la más cercana a los perros domésticos.

Quizá esto no parezca relevante, pero para los investigadores a cargo era como encontrar una pista sobre el ancestro que faltaba. Sin embargo, estas solo eran unas primeras suposiciones que no representaban algo preciso.

En el 2016, se publica un estudio en la revista científica Zoomorphology, que trataba de confirmar si estas aseveraciones eran correctas. Para ello, deciden comparar varios cráneos de diferentes subespecies de lobos con algunos de perros domésticos, y se dan cuenta que estas “características únicas” se encuentran también en otros lobos. Por ello, desmienten que el lobo tibetano sea el más cercano a los perros.

No todo está perdido, hasta ahora solamente se negó que la forma del cráneo sea un buen criterio para asegurar esto. Con esto, aún existe la posibilidad de que en el futuro la evidencia apunte a todo lo contrario. No te preocupes, esto solo es un caso normal en la vida de los científicos, pero ten por seguro que algún día se sabrá la respuesta.

Estado de conservación

Debido a que es una subespecie del lobo gris y que aún existen dudas sobre su clasificación, no se le ha asignado un grado de importancia en cuanto a su protección. Sin embargo, aunque la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza no lo tenga enlistado, los gobiernos locales si han puesto la mira en este mamífero.

Por esta razón, el gobierno de India ha puesto como prioridad las investigaciones relacionadas con este lobo, lo que ha dado la oportunidad de crear zonas protegidas en su hábitat. Gracias a esto, se ha obtenido mucha información de la especie que puede ayudar en su protección, además de que han ayudado a resolver problemas evolutivos emocionantes.

Este lobo es una especie muy interesante, sobre todo por los misterios que tiene detrás de él. Quizá en algún futuro podamos develarlos, siempre y cuando los esfuerzos por evitar que la especie se extinga sean provechosos. Mientras tanto, aprovecha compartiendo esta información para que este lobo no llegue a pasar desapercibido.

Te podría interesar...
Lobos en peligro de extinción: los casos del lobo rojo y el lobo etíope
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Lobos en peligro de extinción: los casos del lobo rojo y el lobo etíope

Pocas especies de lobos están en peligro de extinción. Sin embargo, todas se ven en mayor o menor medida amenazadas por el ser humano.



  • Zhang, W., Fan, Z., Han, E., Hou, R., Zhang, L., Galaverni, M., ... & Zhang, Z. (2014). Hypoxia adaptations in the grey wolf (Canis lupus chanco) from Qinghai-Tibet Plateau. PLoS genetics10(7), e1004466.
  • Joshi, B., Lyngdoh, S., Singh, S. K., Sharma, R., Kumar, V., Tiwari, V. P., ... & Goyal, S. P. (2020). Revisiting the Woolly wolf (Canis lupus chanco) phylogeny in Himalaya: Addressing taxonomy, spatial extent and distribution of an ancient lineage in Asia. PloS one15(4), e0231621.
  • Choudhury, A. (2015). The Tibetan Wolf Canis lupus chanco Gray (Mammalia: Carnivora: Canidae) in northeastern India with a recent sighting from northern Sikkim, India. Journal of Threatened Taxa7(8), 7475-7476.
  • Subba, S. A., Shrestha, A. K., Thapa, K., Malla, S., Thapa, G. J., Shrestha, S., ... & Ottvall, R. (2017). Distribution of grey wolves Canis lupus lupus in the Nepalese Himalaya: implications for conservation management. Oryx51(3), 403-406.
  • Mech, L. D. (1974). Canis lupus. Mammalian species, (37), 1-6.
  • Chetri, M., Jhala, Y. V., Jnawali, S. R., Subedi, N., Dhakal, M., & Yumnam, B. (2016). Ancient himalayan wolf (Canis lupus chanco) lineage in Upper Mustang of the Annapurna Conservation Area, Nepal. ZooKeys, (582), 143.
  • Ahmad, K., Nigam, P., Raza, M., & Khan, A. A. (2021). Sighting of Black Form of Tibetan Wolf Canis lupus chanco in Changthang Wildlife Sanctuary, Ladakh, India. Journal of the Bombay Natural History Society (JBNHS)118, 75-77.
  • Srivastav, A., & Nigam, P. (2009). National Pedigree Book of Tibetan Wolf (Canis lupus chanco). New Delhi, India: Wildlife Institute of India, Dehadrun and Central Zoo Authority.
  •  Pocock, R.I. (1941) Fauna of British India: Mammals Volume 2. Taylor and Francis.
  • Lu, W., Ya-Ping, M., Qi-Jun, Z., Ya-Ping ZHANG, P., & Guo-Dong, W. (2016). The geographical distribution of grey wolves (Canis lupus) in China: a systematic review. Zoological Research37(6), 315.
  • Janssens, L., Miller, R., & Van Dongen, S. (2016). The morphology of the mandibular coronoid process does not indicate that Canis lupus chanco is the progenitor to dogs. Zoomorphology135(2), 269-277.