Las rémoras: hábitat, reproducción y curiosidades

No todos los peces son buenos nadadores, por ejemplo las rémoras son pésimas para nadar y necesitan adherirse a otras especies para su supervivencia. Acá te contaremos más sobre estos alargados animales marinos.
Las rémoras: hábitat, reproducción y curiosidades

Última actualización: 09 abril, 2022

El océano es todo un mundo de curiosidades y diversidad. En este lugar habitan miles de especies y entre estas se encuentran las rémoras, unos peces cuya morfología presenta una característica especial que podrás descubrir en este artículo. Así que si te apasiona la vida marina y quieres saber más sobre estos animales, quédate hasta el final.

Las rémoras son criaturas sorprendentes y cosmopolitas. Dicho de otro modo, cuentan con una distribución muy amplia, dado que se trata de una especie que se adhiere a otros animales como tiburones, ballenas y hasta tortugas marinas, de esta manera pueden desplazarse fácilmente. A continuación descubre el hábitat, la reproducción y otras curiosidades sobre estos peces.

¿Qué son las rémoras?

Cabe resaltar que las rémoras pertenecen a la familia Echeneidae y son peces delgados que pueden medir entre 30 y 100 centímetros, y pesar alrededor de 2,3 kilogramos. Esta especie se caracteriza por contar un disco adhesivo compuesto de placas transversales arriba de la cabeza. En otras palabras, tiene una aleta dorsal modificada y adaptada para adherirse a otros animales.

Dicha aleta dorsal modificada tiene un disco de succión formado con 16 a 28 láminas, que se ubican desde su parte superior del cuerpo a la parte inferior de la especie a la que se adhiere. Y sus aletas pectorales, en coincidencia, se encuentran a los dos lados con el disco de succión.

En su corte transversal su cuerpo es un poco redondeado. Sumado a esto, tiene una mandíbula inferior proyectante y superior no proyectante. Además cuenta con dientes simples en las mandíbulas, el centro del techo de la boca, la lengua y a veces en los lados del paladar.

Su hábitat

Estos animales abundan en todos los océanos del mundo y viven en una profundidad que varía entre los 20 y los 50 metros. Las rémoras habitan desde el océano Pacífico, Índico y Atlántico, hasta el Mediterráneo. Así mismo son “pasajeros” que se encuentran cerca de la costa, pero también en alta mar, en aguas tropicales o templadas. Incluso suelen encontrarse cerca de los arrecifes de coral.

¿Cómo se reproducen las rémoras?

En cuanto a la reproducción, los huevos de estos peces se fecundan externamente, están formados por un saco vitelino que les permite alimentarse y también tienen una cáscara dura para protegerse. De igual forma cabe destacar que las rémoras se reproducen en gran parte de los océanos durante primavera y verano. Mientras que en el Mediterráneo esto sucede en la época de otoño.

Cuando el huevo se rompe la especie sale midiendo entre 0,47 y 0,75 centímetros de largo, pero sin tener sus ojos y su cuerpo completamente formados. Luego, durante su período de desarrollo, que dura alrededor de un año, se forma su disco y los dientes. De este modo, cuando el pez alcanza una longitud de 3 centímetros ya puede adherirse a algunas especies.

Curiosidades

Por otra parte, en esta curiosa especie es muy difícil distinguir entre machos y hembras. Y por la formación de su disco de succión, los juveniles se parecen a los adultos. Además, la supervivencia de estos peces depende de los animales a los que se pegan, pues son malos nadadores y carecen de la vejiga natatoria, así que también pasan mucho tiempo en aguas poco profundas.

Alimentación

Sumado a lo anterior, las rémoras son un ejemplo de comensalismo, pues se alimentan de las sobras de las especies a las que se adhieren. Es decir, como huéspedes comen lo mismo que sus hospedadores sin causarles ninguna consecuencia positiva o negativa. Pero en ocasiones también se alimentan de invertebrados marinos, por ejemplo de cangrejos y calamares.

Conservación e impacto humano

Esta especie es utilizada por los nativos para capturar a otros peces, pero por sí sola no tiene mucha importancia comercial. Específicamente las personas usan un hilo de pesca en la aleta caudal de la rémora y luego la lanzan al mar. Posteriormente esta se adhiere a otra especie y ahí se comienza a tirar del hilo hasta lograr subirla al barco.

Además las rémoras a veces son capturadas por acuarios alrededor del mundo únicamente para mostrarlas en sus vitrinas. No obstante, debido a su amplia distribución esta no es una especie amenazada o en vía de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Por otro lado, se trata de una especie inofensiva para los seres humanos. Aunque en ocasiones han logrado pegarse a las piernas de los buceadores, provocándoles mucho dolor por las crestas afiladas de su disco, pero sin convertirse en casos graves. Por lo tanto, si prácticas buceo asegúrate de tener cuidado con estos pasajeros.

En conclusión, estos peculiares peces llegan a muchos océanos del mundo gracias a su habilidad para pegarse a otras especies. Además de esta manera no solo logran trasladarse, sino también alimentarse, protegerse y sobrevivir. Las rémoras son huéspedes por excelencia, nacieron para adherirse.

Te podría interesar...
Rarezas y curiosidades del mundo marino
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Rarezas y curiosidades del mundo marino

Las curiosidades del mundo marino son muy abundantes entre los peces dada su diversidad de tamaños, formas y colores, hábitats y alimentación.