¿Cómo es la reproducción en peces?

La reproducción en los peces es un acontecimiento que no sigue un mismo patrón en todos los casos. Por lo que pensar que solo hay especies ovíparas es un error común, ya que no es la única forma de multiplicación existente.
¿Cómo es la reproducción en peces?
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 17 febrero, 2022

Los peces presentan gran diversidad, que se refleja en su apariencia, su tamaño y su ecología. Además de variedad en sus maneras de propagarse. En ellos, se resume todo el abanico de tipos de multiplicación presente en los vertebrados, ¿conoces cómo es la reproducción en peces?

Por lo general, en estos animales existe una alta mortalidad en las primeras etapas de desarrollo. De cientos, miles o incluso millones de individuos, solo unos pocos logran llegar a la adultez. Así, establecer estrategias adecuadas es indispensable para la supervivencia. Aquí te presentamos los aspectos, tipos y comportamientos reproductivos de estos seres. No te pierdas nada, algunos son de verdad interesantes.

Características de la reproducción en peces

La variedad de formas reproductivas en los peces es asombrosa. Estos animales acuáticos se han adaptado para sacarle el máximo provecho a cada situación. Veamos en resumen algunos aspectos relacionados con su multiplicación:

  • La reproducción es de tipo sexual, con diversidad de estrategias y comportamientos.
  • La mayoría de las especies son ovíparas, es decir, que ponen huevos. Estos pueden ser de diferentes tamaños y colores. Además, la puesta ocurre en variedad de sustratos (en el fondo, entre plantas, rocas o se mantienen suspendidos en las aguas). Algunos poseen sustancias adhesivas que los ayudan a mantenerse fijos.
  • La fertilización es igual variable. Puede ocurrir interna o externa al cuerpo de la madre.
  • Para la reproducción son importantes las condiciones ambientales, como la luz y la temperatura. De esta manera, algunas especies poseen temporadas bien definidas para su ciclo. Por su parte, otras tienen la capacidad de reproducirse durante todo el año.
  • El desarrollo puede ser directo o indirecto (cuando atraviesan estados larvarios).
  • Existen ejemplares que para contrarrestar la baja supervivencia en las etapas inmaduras producen gran cantidad de gametos. Otros, por su parte, mejoran la estrategia reproductora con una puesta de pocos huevos, pero incorporando mayores cuidados. Así, intentan alcanzar el éxito.

Órgano reproductor masculino

El órgano reproductor de los machos está formado por un par de gónadas pares, con conductos que terminan en la cloaca o la abertura urogenital. Los peces producen una sustancia blanquecina, que es el esperma o lecha. Algunas especies presentan las aletas pelvianas modificadas como estructuras de cópula, es el caso de ciertos tiburones.

Órgano reproductor femenino

El órgano reproductor de las hembras es variable, en función de la anatomía y la gestación o dependencia del embrión a la madre. Por lo general, lo constituyen las gónadas femeninas u ovarios (1 o 2), los conductos y el orificio urogenital.

Un grupo de peces payaso sobre una anémona.

Tipos y formas de reproducción en peces

Como se ha afirmado, la multiplicación en estos lindos animales acuáticos es sexual, ya que se produce por medio de los gametos (masculinos y femeninos). Los 3 tipos de reproducción que existen en los peces son los siguientes:

Gonocorismo o bisexualidad

El gonocorismo, también llamado bisexualidad, es el tipo de reproducción sexual más popular, no solo en los peces, sino en el resto de los vertebrados. Se genera cuando existen dos sexos separados (dioicos), es decir, individuos que producen esperma (machos) y los que generan óvulos (hembras). Ejemplos de esta clase de reproducción lo tenemos en las lubinas (Dicentrarchus labrax) y los salmones del Atlántico (Salmo salar).

Hermafroditismo

Las especies hermafroditas se caracterizan por presentar ambos sexos en el mismo individuo. Puede ocurrir que los dos sexos se desarrollen al mismo tiempo en el organismo, lo que se conoce como hermafroditismo simultáneo o sincrónico. En ellos, la autofecundación es poco común. En ejemplo tenemos al besugo (Pagellus bogaraveo).

Otros ejemplares cambian de sexo durante su vida, a esto se le llama hermafroditismo secuencial o consecutivo. Así, puede que primero maduren como machos (protándricas) o como hembras (protogíneas). Aquí podemos citar a la dorada (Sparus aurata), la cual es macho durante los dos primeros años de vida y después de los 3 se transforma en femenina.

Partenogénesis

La reproducción por partenogénesis en peces consiste en que las hembras ponen huevos producto de óvulos sin fecundar. Sin embargo, ciertas especies necesitan aparearse con un macho de una especie relacionada para que se pueda iniciar el desarrollo embrionario. Por ello, la descendencia es idéntica a la madre. Ejemplo de este caso lo tenemos en el topote amazona (Poecilia formosa).

De igual manera, los peces han desarrollado 3 formas de lograr el éxito reproductivo:

  • Oviparidad: se refiere a la puesta de huevos, práctica que llevan a cabo la mayoría de los peces. Para ello, la fertilización es externa, es decir, fuera del cuerpo de la madre, una vez realizado el desove. Aunque existen pocos ovíparos con fecundación interna. Es la más habitual, ocurre en trucha (Salmoninae) y tilapia (Oreochromis), como ejemplos de peces comerciales.
  • Ovoviviparidad: en este caso los huevos se retienen dentro de la hembra hasta que llega el momento de la eclosión. La nutrición del embrión depende de las sustancias vitelinas de los huevos. La fecundación es interna. Ejemplos típicos son los guppies.
  • Viviparidad: en esta condición el desarrollo y la fecundación ocurren igual dentro de la madre. No obstante, el embrión recibe nutrientes directos de la madre. Entre los vivíparos podemos mencionar a algunos tiburones.

Comportamientos reproductivos en peces

La diversidad reproductiva de los peces también incluye comportamientos impresionantes, como algunos cortejos, formación de nidos, incubación de huevos y migraciones. Veamos cada uno de ellos.

Cortejo

Algunos peces han desarrollado estrategias de cortejo interesantes para garantizar su reproducción. Este puede ser ejecutado por cualquiera de los sexos o incluso ambos. Por ejemplo, la hembra del salmón del Pacífico (Oncorhynchus kisutch) realiza una danza con su pareja antes de la puesta. Luego se dirige al sitio adecuado, excava con su cola, deposita los huevos y el macho los fecunda para que ella los cubra con grava.

Nidos e incubación de huevos

Ciertos peces preparan asombrosos nidos, bien en el fondo, excavando en la arena, con vegetales y algas o sustancias pegajosas (que excretan), entre otros comportamientos. El cuidado parental de los huevos o de las crías también puede estar presente en algunos organismos. En la tilapia roja (Oreochromis mossambicus) existe incubación en la boca, como un método impresionante para no desamparar a su descendencia.

Migraciones

Estos nadadores también pueden recorrer grandes distancias con el fin de reproducirse. De esta manera, hay dos tipos:

  • Anádromos: migran desde el océano y ríos de gran tamaño a espacios de grava en los que nacieron, para reproducirse. Aquí podemos citar a los salmones.
  • Catádromos: los recorridos son desde ambientes de agua dulce (en los que viven) hasta el mar para poner sus huevos. Las anguilas de agua dulce realizan este tipo de migraciones.

El caballito de mar, un ejemplo de la reproducción en peces

Hipocampo o caballito de mar: reproducción

Si eres de los que piensan que la gestación es solo cosa de hembras, en los peces la diversidad de mecanismos son tan impresionantes que no siempre es así. Un ejemplo es el caballito de mar común (Hippocampus hippocampus).

Esta especie inicia su reproducción con un cortejo, la pareja entrelaza su cola y baila por varios minutos. La hembra se encarga de pasar los huevos desde su cloaca a la bolsa del vientre de los machos, gracias a una papila de 3 milímetros de longitud. Por su parte, él se encarga de cuidar de los huevos por un lapso de casi dos meses.

Tras este tiempo eclosionan y salen como caballitos en miniatura, que siguen estando bajo el amparo protector del padre. El número de crías es numeroso (hasta más de 400), por lo que el macho tiene un arduo y agotador trabajo.

El caballito de mar es un ejemplo típico de que la reproducción en los seres vivos y en particular de los peces, puede implicar caminos inusuales. Los animales establecerán cualquier estrategia con tal de garantizar su éxito y su supervivencia.

Como ves, la reproducción en peces va más allá de poner huevos. En estos animales se presenta uno de los comportamientos más asombrosos. Conocer estos aspectos es de gran interés, no solo por curiosidad, sino que cobra relevancia en acuicultura.

Te podría interesar...
¿Cómo se reproduce el pez guppy?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo se reproduce el pez guppy?

La reproducción del pez guppy no es muy complicada, aunque hay que conocer ciertos aspectos de su fisiología para poder llevarla a cabo.



  • Aly, S., Sharaf, S., Griesh, A. (2019). Seasonal Reproductive Biology of Gilthead Seabream (Sparus aurata). Suez Canal Veterinary Medical Journal. SCVMJ, 24(1), 67-76.
  • Carrillo, M. (2009). La reproducción de los peces: aspectos básicos y sus aplicaciones en acuicultura. Fundación Observatorio español de Acuicultura. https://www.observatorio-acuicultura.es/recursos/publicaciones/la-reproduccion-de-los-peces-aspectos-basicos-y-sus-aplicaciones-en
  • Curtis, J., Santos, S., Nadeau, J., Gunn, B., Bigney, K., Balasubramanian, H.; Overington, S., Lesage, C., D´entremont, J., Wieckowski, K. (2017). Life history and ecology of the elusive European short-snouted seahorse Hippocampus hippocampus. Journal of Fish Biology, 91(6):1603-1622.