Las diferencias entre invertebrados y vertebrados

Yamila · 22 noviembre, 2017
Aunque comparten similitudes, estas dos clasificaciones presentan divergencias fundamentales que tienen que ver con la reproducción y el desarrollo a lo largo de la vida: por ejemplo, los mamíferos necesitan contacto físico para reproducirse, mientras que los insectos realizan la metamorfosis

Haciendo una gran clasificación de los animales podemos dividirlos en dos grupos diferentes, que si bien tienen sus similitudes, también cuentan con características que no coinciden para nada entre sí. En este artículo te contaremos cuáles son las diferencias entre invertebrados y vertebrados. ¡Es realmente interesante!

¿Cuáles son las diferencias entre invertebrados y vertebrados?

La principal diferenciación que podemos hacer entre ambos grupos animales es que los invertebrados no tienen vértebras como los vertebrados, que sí poseen columna vertebral. Los primeros cuentan, por su parte, con un esqueleto externo, una caparazón o una concha para proteger sus órganos internos.

Además, cabe reseñar que en el reino animal la mayoría de las especies son invertebradas, las cuales en su totalidad pertenecen a las familias de los artrópodos, los moluscos y los equinodermos. En cambio, los vertebrados son principalmente mamíferos, aves y reptiles.

La cantidad de especies de ambos grupos también es otra de las diferencias entre invertebrados y vertebrados: aquellos que no poseen vértebras llegan a los 990 000, mientras que los que sí cuentan con columna rondan en torno a los 62 000.

Por otra parte, debemos indicar que los invertebrados se caracterizan por ser de pequeño tamaño –por ejemplo, hormigas, abejas o arañas– en comparación con los vertebrados: elefantes, ballenas, humanos, etc.

Diferencias entre vertebrados e invertebrados: elefante

En cuánto a la reproducción, algunos invertebrados lo hacen de forma asexual: lanzan los gametos, óvulos y espermatozoides, al mar y allí se produce la fecundación.

Además, realizan lo que se conoce como metamorfosis; es decir, que van cambiando de forma a lo largo de su vida. El caso más conocido es el de la mariposa, que primero es una larva y luego desarrolla alas coloridas y sale de la crisálida.

En relación al apareamiento entre los vertebrados, la reproducción requiere contacto entre dos individuos, macho y hembra. Si bien crecen de tamaño desde que nacen hasta que llegan a la adultez, los cambios no son tan notorios o radicales como el otro gran grupo.

Ejemplos de invertebrados

Para poder conocer un poco más sobre los invertebrados, y sus diferencias con los vertebrados, te informamos acerca de algunas especies de este grupo:

1. Avispa

Es un himenóptero del cual descienden la abeja y la hormiga, con cuerpo de color amarillo y rayas negras, y un poderoso aguijón que lo usa para defenderse al inyectar veneno. Las avispas son polinizadoras y construyen sus nidos bajo tierra o madera.

Diferencias entre vertebrados e invertebrados: avispa

2. Estrella de mar

Deben su nombre a que cuentan con cinco brazos, en cuyos extremos se localiza un pequeño ojo, y cuerpo achatado. Una de las principales características de las estrellas de mar es que tienen un sistema hidráulico para la locomoción y alimentación y, por supuesto, que no cuentan con un esqueleto formado.

3. Ciempiés

Se trata de un ‘bicho’ muy común en los jardines y que se caracteriza por tener un cuerpo alargado y 21 segmentos con un par de patas en cada uno… Pero que se mueven tan rápido que parecen muchas más.

Diferencias entre vertebrados e invertebrados: ciempiés

Cabe señalar que unos pueden medir unos pocos milímetros y otros alcanzan hasta los 30 centímetros. Asimismo, es uno de los animales que lleva más tiempo viviendo en la Tierra.

Ejemplos de vertebrados

Aunque son un poco ‘más conocidos’ para nosotros, porque incluso pertenecemos a esta clasificación, siempre es bueno saber algo más sobre los vertebrados:

1. Tortuga

Los quelonios pueden vivir en tierra o en agua, y todos presentan un caparazón con seis ‘agujeros’, por los cuales salen la cabeza, las cuatro patas y la cola. El esqueleto de las tortugas está soldado a la parte interior de esa caparazón y, por ese motivo, su respiración se lleva a cabo por la contracción de los músculos abdominales.

2. Oso polar

Uno de los mamíferos más grandes del mundo también pertenece a los vertebrados, al igual que las demás especies de osos. Su esqueleto le permite andar tanto sobre sus dos patas traseras, de pie, como sobre sus cuatro patas. En cualquier caso, apoyan completamente los dedos y palmas, pues son plantígrados.

Diferencias entre vertebrados e invertebrados: oso polar

3. Cigueña

Así como sucede con las demás aves, esta también tiene un esqueleto preparado para volar. Esto quiere decir que tanto sus huesos como sus músculos son muy livianos, pero al mismo tiempo fuertes para poder soportar el estrés al despegar, volar y aterrizar. Las cigueñas no son la excepción a la regla: tienen menos cantidad de huesos que otros vertebrados.