Las 5 mascotas más cariñosas

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
8 mayo, 2019
Tener una mascota aporta muchos beneficios en nuestra vida. Estas son las cinco mascotas más cariñosas que puedes encontrar

No todos los animales son aptos para ser mascotas. Cada mascota tiene un carácter y personalidad que los hace únicos. Si los tratamos y cuidamos bien, los animales nos corresponden con confianza y cariño, pero no todos lo expresan de manera evidente. Entendiendo el comportamiento natural de los animales podemos llegar a comprenderlos y transmitirles la seguridad que necesitan. Estas son algunas de las mascotas más cariñosas con las personas.

Las 5 mascotas más cariñosas

1. Perros

Por supuesto, el mejor amigo del hombre encabeza la lista. Los miles de años de domesticación lo han convertido en nuestro más fiel aliado. La Fédération Cynologique Internationale (FCI) clasifica al perro según su constitución y comportamiento en 349 razas.

Así, hay perros cazadores, guardianes, pastores, boyeros… y de compañía. Estos últimos, por su docilidad y temperamento, suelen ser los más cariñosos con los propietarios, niños y desconocidos. Sin embargo, esto es una generalidad, como hemos dicho, porque cada invididuo es un mundo y cualquier perro puede ser una mascota más o menos ‘simpática’. Aunque, sin duda, los perros son unas de las mascotas más cariñosas.

2. Gatos

Este es otro animal que evidentemente está en los primeros puestos. Los gatos son diferentes a los perros, pero saben correspondernos. Si tienes un gato, sabrás que tienes que respetar su espacio todo el tiempo. El vínculo con los felinos se consigue a través del respeto y el espacio personal. No se les puede forzar a hacer algo que no quieran, ni te servirá castigarlos si han hecho algo mal. Ellos acudirán a ti cuando necesiten atención y cariño.

Mascotas más cariñosas: gato

3. Conejos

Los conejos son animales sociales que se adaptan bien a nuestra compañía, sobre todo si los acostumbramos desde pequeños. Estos animales en la naturaleza suelen ser presas, por lo que son algo asustadizos. Así que es necesario emplear tiempo y paciencia en la relación, pero, una vez creemos vínculos con ellos, buscarán nuestra compañía.

Mascotas más cariñosas: conejo

Para tener un conejo como mascota es necesaria una jaula grande y adaptada a sus necesidades, con agua, comida, heno, un sustrato para el suelo, mantenerlo en una determinada temperatura para que no pase frío, etc.

Podemos dejarlos libres por la casa o el jardín para que exploren e interaccionen entre ellos. Como cualquier otra mascota, necesita revisiones veterinarias y vacunas. Al cogerlos, debemos tener cuidado con su columna, pues puede dañarse si dan una patada al aire.

4. Pequeñas aves

Algunos grupos de psitácidas son muy populares como mascotas. Tanto es así, que muchas de ellas han llegado a convertirse en especies invasoras tras escaparse de casa y criar en un clima propicio. Muchos grupos de aves llevan años conviviendo en nuestras casas. Los periquitos, canarios, agarpornis, cotorras… son algunos de ellos.

Mascotas más cariñosas: agaporni

Aunque en las redes sociales podamos encontrar muchos vídeos y fotos de personas con sus aves posadas en el hombro, no significa que en el momento que adquiramos una vaya a ocurrir esto. Las aves pueden llegar a ser las mascotas más cariñosas, pero primero necesitamos establecer una relación de confianza.

Las aves necesitan estimulación, su jaula tiene que ser grande y contar con posaderos, columpios, juguetes… También necesitan realizar ejercicio, así que es conveniente que puedan volar por la casa cada día. Asegúrate primero de cerrar ventanas para evitar que escape.

Poco a poco se acostumbrará a tu presencia. Puedes empezar permaneciendo cerca y ofreciéndoles comida con la mano. Cada día que pase se acercará un poco más, llegará a picar de tu mano e incluso posarse. Una vez consigas que se pose, puedes hacer movimientos progresivos hasta que se sienta seguro estando posado sobre ti. De esta forma, puedes establecer una relación con tu alado amigo.

5. Roedores: rata, cobaya, chinchilla, hámster, gerbo, degú…

Los roedores se han convertido en mascotas muy habituales, sobre todo para niños. Son animales sociales, y es que, de hecho, viven en grandes grupos, por lo que es muy recomendable tener más de un individuo. Todos los roedores son huidizos, pero si se acostumbran desde pequeños a un trato suave y no invasivo, son muy buenas mascotas.

Mascotas más cariñosas: hámster