Las 5 aves más pequeñas

Yamila · 23 marzo, 2018
Si por algo destacan estos diminutos ejemplares, aparte de por su tamaño, es por lo exóticos que son; suelen presentar variopintos y llamativos coloridos

La gran familia de animales con plumas, alas y picos de diferentes colores y tamaños está compuesta por ejemplares ‘para todos los gustos’ desde los gigantes avestruces hasta los diminutos colibríes. En este artículo te contaremos cuáles son las aves más pequeñas del mundo.

¿Cuáles son las aves más pequeñas que existen?

Miden muy pocos centímetros y podemos identificarlos por sus llamativos colores, sus cantos o sus rápidos vuelos. Estas son las aves más pequeñas que existen en el mundo:

1. Colibrí abeja

También llamado ‘pájaro mosca’, es la especie de ave más pequeña de la que se tiene conocimiento. Habita en dos sitios de Centroamérica: Cuba y la Isla de la Juventud. Su nombre científico es Mellisuga Helenae, el cual deriva por un lado de la costumbre de succionar néctar y miel y por el otro debido al nombre –Helena– de la esposa del naturalista Carlos Booth.

El macho es más pequeño que la hembra, y su plumaje es azul metálico en las alas, blanco en el abdomen y rojo en el cuello. Las féminas presentan tonos verdes azulados, pecho blanco y manchas blancas en la cola. Dependiendo del ejemplar, estos tonos pueden variar.

La longitud un ejemplar de colibrí abeja –foto que abre este artículo– desde el pico hasta la cola… ¡Solo mide cinco centímetros! Pesa menos de dos gramos, su nido es de tres centímetros de diámetro y sus huevos son casi invisibles para los seres humanos.

2. Gerigón piquicorto

Es un ave endémica de Australia y de muy pequeño tamaño, aunque casi el doble que el colibrí abeja: unos nueve centímetros. El gerigón tiene alas marrones, patas grises y ojos amarillos. La cola es de color marrón con manchas negras y blancas; no hay diferencias entre los sexos.

Gerigón piquicorto

Este pequeño ave es un excelente cantante que habita los bosques y las selvas de todo el continente y se alimenta de larvas e insectos. Los huevos de gerigón piquicorto son de color marrón con manchas claras, y cada temporada la hembra pone dos o tres.

3. Pardalote tasmano

Se trata de un ave originaria de Oceanía, de las más raras del mundo ya que solo vive en algunas islas pequeñas de Tasmania. Es sedentaria y se encuentra en peligro de extinción. La mayor población del pardalote se localiza en la reserva de la Isla María.

Paradolote tasmano

Mide como máximo 10 centímetros y se reconoce por su cuerpo blanco con motas grises y su cabeza con tonos amarillos. Las plumas de las alas son negras y no las cambia según la temporada.

4. Reyezuelo sencillo

No solo llama la atención por ser una de las aves más pequeñas del mundo, sino por su especie de ‘cresta’ amarilla y negra encima de la cabeza, que resalta sobre su cuerpo grisáceo.

Reyezuelo sencillo

El reyezuelo es el ave de menor tamaño de Europa: alcanza los nueve centímetros de longitud y cuando abre las alas no supera los 14 centímetros. Vive en las ramas bajas de los árboles, forma nidos con musgo y líquenes, y cada año pone entre siete y ocho huevos por nidada (dos al año, entre abril y julio).

Este pequeño ave se alimenta de arañas e insectos, tiene un canto agudo, modulado y rápido, insistente y como un silbido.

5. Jilguero americano

Recibe varios nombres en el continente: jilguero canario o amarillo, pardillo o canario salvaje. Vive en América del Norte y en algunas islas del Caribe, entre ellas las Bahamas. Se caracteriza por mudar de plumaje y por las diferencias que hay entre sexos (dimorfismo sexual).

Jilguero americano o Carduelis tristis

Los machos presentan plumas verdes o castañas, que cambian a amarillas en la época de apareamiento. Las hembras son pardas o grisáceas, aunque sus plumas también se vuelven mas llamativas en verano.

El jilguero americano es monógamo, se alimenta de semillas pequeñas (tiene un pico muy corto), habita prados y áreas cercanas a las ciudades y pueblos, y puede medir unos 13 centímetros. Pesa como máximo 20 gramos.