Las 4 especies de hienas actuales

Yamila 24 mayo, 2018
Estos mamíferos, similares a los felinos en apariencia, pero parecidos a los cánidos en lo relativo al comportamiento, existen desde hace 22 millones de años

La familia de los hiénidos es la menos numerosa de todos los mamíferos, aunque son un componente imprescindible en los ecosistemas africanos y en algunas partes de Asia. En la actualidad existen cuatro especies de hienas, de las que te hablamos en este artículo.

Especies de hienas que viven actualmente

Estos animales cercanos a los félidos, en realidad tienen muchos comportamientos similares a los cánidos, y es que no pueden trepar a los árboles, pero atrapan a las presas con los dientes, se alimentan rápidamente, no poseen uñas retráctiles y pueden almacenar comida.

Las primeras aparecieron hace nada menos que 22 millones de años. Sin embargo, en la actualidad solo quedan cuatro especies de hienas, que analizaremos a continuación:

1. Hiena rayada

Su nombre científico es Hyaena Hyaena y es la más extendida de la familia: se la puede hallar en todo el norte y este de África, en la península arábiga y en el suroeste de Asia hasta la India. Prefiere los bosques y las sabanas abiertas, aunque en ocasiones se la ve en el desierto, siempre en solitario.

La hiena rayada –foto que abre este artículo– tiene pelaje marrón grisáceo con franjas negras diagonales –en las patas– o verticales: en los laterales del torso. Pesa alrededor de 40 kilos y mide un metro, y las orejas son grandes y están orientadas hacia atrás.

Se alimenta de roedores, comadrejas, pájaros, carroña, monos, huevos, crías de rumiantes, primates y hasta cebras o ñus. Sus grandes quijadas le permite desgarrar pellejos de los cadáveres y romper huesos.

2. Hiena parda

Esta especie de hiena habita únicamente en el sur de África, concretamente en los desiertos de Namibia y Kalahari. Mide unos 80 centímetros y pesa alrededor de 50 kilos y, si bien los machos son un poco más grandes que las hembras, no se distinguen muchas diferencias entre sexos.

Hiena parda

El pelaje es marrón oscuro enmarañado en la cola y el dorso; la cabeza puede tener tonos grises y las patas presentan rayas. Su mandíbula es fuerte para triturar huesos, ya que es un carroñero por excelencia. Por las condiciones del hábitat, complementa su dieta con insectos, roedores o fruta.

La hiena parda se agrupa en manadas de hasta seis miembros, compuestas por una pareja reproductora y ejemplares jóvenes asociados. Las hembras paren en madrigueras tras poco más de tres meses de gestación y el macho alfa ayuda en el cuidado de las crías.

3. Hiena moteada

Se trata de otra de las especies de hiena que se puede encontrar únicamente en África. Sin embargo, su hábitat es un poco más extendido que el de la anterior: vive en áreas subsaharianas con excepción de Sudáfrica, Madagascar y los Congos. Prefiere las praderas y los terrenos abiertos y llanos.

Hiena moteada: reproducción

Mide unos 170 centímetros, pesa 85 kilos y las hembras son de mayor tamaño que los machos. Su pelaje es marrón con manchas negras, menos en el tórax, la garganta y la cabeza. Presenta una crin erizada, cola negra y orejas puntiagudas.

Las hienas manchadas son de hábitos nocturnos o crepusculares, pueden trotar grandes distancias sin cansarse debido al tamaño de su corazón y emiten gritos similares a una risa. Se agrupan en familias lideradas por una hembra, la cual pare cada año dos crías, y salen a cazar en manadas de hasta 30 individuos.

4. Hiena proteles

Aunque su nombre sea lobo de tierra o proteles, es otra de las especies de hienas de esta familia. Al contrario de las otras tres, esta se alimenta de insectos como las termitas, que atrapa con su lengua viscosa. También puede consumir pequeños vertebrados como roedores y aves.

Hiena proteles

La hiena proteles vive en el sur y centro-este de África, tiene hábitos nocturnos y solitarios, y durante el día duerme en galerías que han sido excavadas por otros animales como los cerdos hormigueros. Para marcar el territorio orinan, defecan o producen olores con su glándula anal.

Te puede gustar