La impresionante fauna de Madagascar

Con más de 50 reservas naturales y parques nacionales, en esta gran isla habitan animales que en su mayoría son endémicos del país; no se pueden encontrar en otros lugares del mundo en estado salvaje

Esta isla africana está considerada como uno de los países con mayor biodiversidad del mundo. La gran mayoría de la fauna de Madagascar es endémica, lo que quiere decir que no vive en otro lugar en estado salvaje. ¡Conoce todo sobre sus principales especies en este artículo!

¿Cómo está compuesta la fauna de Madagascar?

Se sabe que hasta la llegada del hombre –hace 2 000 años– la isla estaba habitada por animales de gran tamaño, como el hipopótamo, el aye-aye y los ‘pájaros elefante’, que medían unos tres metros.

La deforestación, la caza, la vida urbana y el turismo han derivado en la extinción de muchas especies. La buena noticia es que en la actualidad hay más de 50 parques nacionales y reservas protegidas, en los que podemos observar varios ejemplares de la típica fauna de Madagascar. Entre ellos se encuentran los siguientes:

1. Gecko cola de hoja

Esta es una de las especies dentro de la fauna de Madagascar que más llaman la atención debido a que su cuerpo, sobre todo su cola, emula muy bien la forma de una hoja –de ahí su nombre– y esto lo convierte en un maestro del camuflaje.

Este gecko –imagen que encabeza este artículo– es de pequeño tamaño, vive en los bosques tropicales de la isla y es de color marrón o verdoso, aunque también se han hallado amarillos, naranjas y púrpuras. Ya que no posee párpados, utiliza su larga lengua para limpiar la suciedad que le impide ver bien.

2. Lémur

Estos primates característicos de la isla son famosos por sus colas largas blancas y negras, y sus ojos saltones. Los lémures tienen hábitos nocturnos, pueden pesar hasta nueve kilos y se alimentan principalmente de hojas y frutas, aunque en algunos casos pueden ingerir insectos pequeños.

Primate: el hábitat del lémur en Magadascar

El esquema social de este animal se basa en el dominio femenino –matriarcado– y cada grupo está compuesto por unos 15 individuos. Su ritmo biológico está relacionado a las fases lunares y a la época del año, ya que son más activos con luna llena y pueden realizar una ‘dormancia’ o hibernación leve para reducir su temperatura corporal y metabolismo; es el único primate con este comportamiento.

3. Tortuga radiada

También conocida como tortuga estrellada, esta especie se encuentra en estado crítico de extinción y, además de vivir en Madagascar, se pueden encontrar escasos ejemplares en las islas Mauricio, donde ha sido introducida por el hombre. Prefiere regiones áridas, secas con arbustos y bosques espinosos.

Tortuga radiada

La tortuga radiada es conocida por su caparazón: el fondo es marrón oscuro y presenta líneas y círculos amarillos o marrón oscuro, como si se tratase de estrellas. Es sin duda un animal muy atractivo y de gran tamaño: los machos pueden alcanzar los 20 kilos. Además es muy longeva, ya que llegan a vivir 100 años.

4. Camaleón gigante

Es un saurópsido escamado, el camaleón más grande que existe –puede medir hasta 70 centímetros– y uno de los representantes de la fauna de Madagascar. En la cabeza presenta una cresta curvada, de mayor tamaño en los machos, y el cuerpo es de color verde y marrón.

Camaleón gigante de Magadascar

Al igual que otros camaleones, este también tiene la capacidad de mover los ojos por separado, dividir los dedos de manos y pies, estirar rápidamente su larga lengua y aferrarse a los troncos con sus garras y cola prensil.

El camaleón gigante de Madagascar se encuentra en el bosque, se alimenta de aves, insectos y pequeños mamíferos, y puede vivir unos 10 años. La madurez sexual se da al año y la gestación –es ovovíparo– dura unos 40 días.

5. Fosa

Se trata del mamífero más grande de la isla y su dieta está basada principalmente en lémures. Su aspecto es una ‘combinación’ entre varios carnívoros: cuerpo de puma, orejas de oso, patas de gato y hocico de perro. Pueden medir 80 centímetros y la cola es incluso más larga que el torso.

Fosa de Magadascar

Su pelaje es marrón oscuro, leonado o rojizo, tiene pelo corto, garras retráctiles, patas cortas musculosas y cuerpo alargado. Puede saltar de un árbol a otro, cuando camina en el suelo apoya toda la planta del pie, y es de hábitos nocturnos y solitario. Marca su territorio a través de potentes secreciones.

El fosa es considerado un animal ‘diabólico’ en Madagascar, ya que muchas leyendas giran alrededor de él. En las zonas rurales se le acusa de matar patos, gallinas y cerdos, lo que ha provocado un descenso en la población en los últimos años. Sin embargo, se trata de un animal bastante dócil e incluso afectivo si está en cautividad.

 

Te puede gustar