La diuca: un ave pequeña y muy común

27 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Paloma de los Milagros
A pesar de que su conservación no está en riesgo, el mirlo puede suponer una gran amenaza para la población de la diuca

La diuca común, conocida científicamente como Diuca diuca, es una de las aves más típicas de Sudamérica. Su característico canto matinal ha inspirado a varios intelectuales, entre los que sobresale Neruda.

Esta ave no solo está presente en numerosos países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Uruguay, sino que además destaca la densidad de sus poblaciones. Tal abundancia y variedad en cuanto a distribución geográfica se deben a la capacidad de la diuca a la hora de adaptarse a distintos ambientes. Así, resulta fácil encontrarla tanto en praderas y parques como en el centro urbano.

Morfología y comportamiento

La diuca tiene una altura de 17 centímetros y pesa unos 30 gramos aproximadamente. Su cabeza, dorso y pecho están cubiertas de un plumaje grisáceo oscuro que contrasta con el blanco de su garganta y abdomen. Tanto las alas como la cola son negruzcas, aunque esta última presenta una mancha blanca en su extremo más distal. Todas estas tonalidades aparecen con matices más acanelados en las hembras y en los individuos más jóvenes.

El pico es corto, robusto y con la parte superior, denominada culmen, redondeada. Esta estructura le permite tener una alimentación a base de granos, semillas de pasto y pequeños artrópodos. Ocasionalmente, recurren al consumo de frutas, dependiendo de los recursos aportados por su entorno. Sus ágiles patas de color negro le permiten desplazarse por el suelo a través de pequeños pasos, lo que lo ayuda a recuperar posibles frutos caídos.

Diuca diuca

Como norma general, la estación reproductiva se extiende desde agosto hasta diciembre. No obstante, en algunas regiones de Chile se retrasa hasta septiembre y dura hasta enero. En este período, la diuca adopta una actitud territorial y pasa de vivir en grandes bandadas a hacerlo en pareja.

El nido hecho de ramas y pasto se sitúa siempre sobre árboles y matorrales, con una capacidad media para tres huevos. Estos se caracterizan por su cubierta azul verdosa, pálida y salpicada con motas más pardas.

Por otra parte, destaca el canto matutino lento y melodioso del macho, compuesto por cuatro o cinco notas con una cierta cadencia final aguda.

Estado de conservación y amenazas de la diuca

La amplia distribución geográfica en multitud de ambientes y numerosas poblaciones hace que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la catalogue en el estado de ‘poca preocupación. Sin embargo, cuenta con algunas amenazas como el parasitismo de cría interespecífico llevado a cabo por el mirlo o tordo argentino.

Mirlo o tordo argentino

Este comportamiento se basa en una estrategia reproductiva en la que el mirlo hembra deposita sus huevos en un nido ajeno para garantizar el éxito de nacimiento. Así, las hembras de otras especies creen estar incubando sus propios huevos, a los que dotan del calor, la protección y, tras la eclosión, del alimento necesarios.

Entre las aves susceptibles de sufrir la invasión del mirlo destacan la diuca, el chincol y la tenca en Chile, y la calandria y el zorzal colorado en Argentina.

Otro de los peligros a los que está expuesta esta especie es el ataque de los huevos y juveniles por parte de la fauna autóctona, como los chunchos, las yacas, las iguanas chilenas y las culebras de cola larga. En lo que respecta a la presencia del hombre, se muestra bastante confiada, y es que es frecuente en parques y ciudades.

  • Acercándonos a la ecología.(2015). Un impostor con suerte: El Mirlo. Recuperado de http://franciscagalaz.blogspot.com/2015/11/un-impostor-con-suerte-el-mirlo.html
  • EcuRed. Diuca. (S.f). Recuperado de https://www.ecured.cu/Diuca#Distribuci.C3.B3n
  • Mayorga, M. (2010). Universidad de Concepción Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas Departamento de Zoología. Aves del Parque Katalapi. Recuperado de http://parquekatalapi.cl/jclic/Guia%20Aves/Aves%20de%20Katalapi_2012.pdf