Heterocromía en gatos y perros

Se trata de una condición anatómica que hace que los perros y gatos tengan un ojo de cada color, o bien un mismo iris con diversa coloración

Existe una condición anatómica que provoca que los iris de los ojos de un ser humano o de un animal sean uno de distinto color al otro. En Mis Animales te vamos a detallar cómo se manifiesta la heterocromía en gatos y perros.

Conoce detalles sobre esta particular condición

Si bien esta variación de color también puede afectar el pelaje o la piel, es más habitual que se observe en los ojos. En este caso se la conoce también como heterocromía del iris o heterocromía Iridum. La causa está en un exceso o escasez de un pigmento llamado melanina.

Vale aclarar que esta particularidad no afecta la calidad de visión y que, en la mayoría de los casos, se manifiesta desde cachorros y por razones genéticas. Además, existen distintos tipos de heterocromía:

  • Completa: es la más común. Quienes la presentan tienen un ojo de cada color.
  • Parcial o sectorial: existen coloraciones diferentes en un mismo iris. En este caso, esta condición suele estar causada por patologías hereditarias como el síndrome de Waardenburg o la enfermedad de Hirschsprung.
  • Central: el centro del iris es de un color distinto a la de la parte media-periférica.

Los animales de pelaje blanco o que presentan manchas tienden a presentar esta característica. Pero, de todas formas, la heterocromía puede aparecer en mininos y canes de distintos colores y razas.

Hoy te contamos sobre la heterocromía, una condición anatómica que hace que los perros y gatos tengan un ojo de cada color, o bien un mismo iris con diversa coloración.

Cómo se manifiesta la heterocromía en gatos

La heterocromía completa se observa más comúnmente en gatos, sobre todos en aquellos que poseen un gen epistático blanco dominante o un gen de manchas blancas, que genera mininos con pelaje bicolor. Por lo general, los animales tienen un ojo azul y otro verde, amarillo o cobrizo, pero también hay casos de felinos con varios colores en un mismo ojo.

Heterocromía en gatos

Si bien muchos creen que los gatos con dos colores de ojos son sordos, la mayoría –alrededor del 70 %– puede oír sin dificultad. Sin embargo, los mininos blancos con uno o los dos ojos azules, presentan una mayor predisposición a padecer sordera.

Tengamos en cuenta que los felinos domésticos nacen con los ojos azules –a causa de la escasez de melanina– y que la verdadera tonalidad de los mismos se observa entre la semana 7 y la 12 de vida.

Las razas de gatos que más comúnmente presenta esta irregularidad son:

  • Angora turco
  • Persa
  • Bobtail japonés
  • Van turco
  • Khao Manee
  • Esfinge
  • British shorthair

La heterocromía en perros

Los perros también pueden presentar heterocromía completa. Esta condición suele darse en razas como el husky siberiano, el dálmata o el pastor australiano.

Heterocromía en perros

La heterocromía parcial, por su parte, suele aparecer también en pastores australianos y en ejemplares de:

Sin embargo, no es necesario que los canes sean de raza para desarrollar esta condición. La heterocromía se manifiesta, además, en animales mestizos.

Otros datos sobre la coloración de los ojos

Ten en cuenta que los iris de diferente color también pueden deberse a otras causas. Entre ellas:

  • Lesiones, hemorragias, inflamaciones u objetos extraños en el ojo
  • Mosaicismo genético
  • Glaucoma
  • Algunos medicamentos

En todo caso, ante la menor duda se debe consultar al veterinario para que determine si la mascota requiere algún tipo de tratamiento o cuidado especial.

Lo cierto es que los gatos y perros con esta característica, tengan o no pedigree, llaman la atención por la coloración de sus ojos, que los dotan de una particular belleza. Si tienes una mascota con heterocromía, asegúrate de que esta no va aparejada a un problema de salud.

Te puede gustar