Gato Khao Manee, con un ojo de cada color

Alba Muñiz · 23 mayo, 2018
Este felino de pelaje blanco busca siempre la compañía humana –nunca debe estar solo– y le gustan los mimos, jugar y los niños

Seguro que el Kaho Manee no pasa desapercibido. Es un hermoso gato de pelaje blanco y una mirada brillante, que se desprende de un ojo de color azul y otro verde o amarillo. Originario de Tailandia –y poco conocido aún en Occidente– es un minino travieso e inteligente que adora a sus humanos.

Conoce a esta verdadera ‘joya blanca’

Su nombre significa gema blanca, pero también se lo conoce como ojos de diamante, joya blanca o gato real de Siam. Todo indica que este bello felino era uno de los favoritos en los palacios reales tailandeses.

Se creía que estos animales atraían la buena suerte y la felicidad. Hay referencias de su existencia ya en el Tamra Maew, una colección de poemas sobre gatos que data de 1350.

Si bien otras razas originadas en esta región del mundo –como los siameses, los birmanos y los Korat– trascendieron más o menos largamente las fronteras, ya en 1999 el Khao Manee llegó a EE.UU. Así, este hermoso minino empezó a ser conocido en el mundo occidental.

Te presentamos al Khao Manee, una verdadera joya blanca de origen tailandés, de pelaje y mirada brillantes. Es maullador, cariñoso e inteligente. Pero destaca, sobre todo, porque la mayoría de los ejemplares presenta un ojo azul y otro verde o amarillo.

Aspecto físico del Khao Manee

Si bien lo ideal es que el Khao Manee tenga un ojo azul y el otro amarillo o verde, hay algunos ejemplares que tienen los dos ojos de un mismo color. Y esto no le quita nada a su exotismo y belleza. Por otra parte, son de forma ovalada y algo oblicuos.

Gato Khao Manee: origen

Otras características físicas de este bonito gato son:

  • Tamaño: mediano
  • Peso: entre tres y seis kilogramos
  • Cuerpo: ágil y musculoso
  • Pelaje: corto, suave, denso y brillante
  • Patas: robustas, largas y flexibles
  • Cabeza: con cara en forma de corazón y altos pómulos
  • Orejas: de base ancha, bien separadas, con las puntas redondeadas y erguidas, lo que le da una apariencia de alerta
  • Nariz: recta y pequeña
  • Cola: ancha en la base y larga

Un gato maullador y apegado a sus dueños

El Khao Manee es un maullador por excelencia. Todo lo que necesite hacerle saber a sus dueños lo hará a través de los sonidos que emite. Este es un dato a tener en cuenta por si estás pensando tener un gato de esta raza.

Si amas el silencio, abstente de adquirir un minino de estas características. Después no vale arrepentirse. Y, además, considera que es un animal que cotiza alto en el mercado de las mascotas.

Extrovertido, vivaz y muy dócil, es un felino que busca el contacto permanente con sus humanos. Le encantan los mimos, los juegos y los niños. Y, por supuesto, no soporta quedarse solo. Este es otro tema que debes sopesar si tienes la intención de incorporar un Khao Manee a tu vida.

Gato Khao Manee: comportamiento

Cuidados que requiere la raza

Si bien existe una relación entre el pelaje blanco y los ojos azules con la sordera, no todos los gatos con estas características presentan ese problema. De todas maneras, algunos Khao Manee son sordos. Pero la buena noticia es que el número de ejemplares con este inconveniente está disminuyendo en las nuevas camadas.

En todo caso, consulta al veterinario para saber si tu minino presenta algún grado de sordera y, en caso afirmativo, te indique cómo manejarte ante este tema.

Por lo demás, cumple con el calendario de vacunación y desparasitación, dale comida de calidad y acorde a sus características, y cepíllalo un par de veces a la semana. Así tu gema blanca brillará en todo su esplendor.