Gato Australian Mist, sociable y maullador

Alba Muñiz · 22 marzo, 2018
Se trata de un felino cariñoso que se adapta muy bien tanto a lugares amplios como reducidos; se lleva muy bien con los niños, pero, eso sí, demanda una gran atención de su dueño por su carácter apegado

Amistoso, juguetón y con el maullido siempre dispuesto a aflorar. Así podemos describir al Australian Mist, un minino que resultó de la cruza de varias razas en busca de un animal sociable, simpático y cariñoso, y con un pelaje particular. Te contamos más detalles sobre el bellísimo ‘niebla australiano’.

De los ‘70 y australiano

Como su nombre indica, la raza tiene su origen en Australia. A mediados de la década del ‘70, su creador, Truda Straede, cruzó ejemplares de:

  • Birmanos
  • Abisinios
  • Comunes de pelo corto

De esta manera, se llegó a un felino con un pelaje de fondo pálido y con una especie de cutí que le otorga un aspecto neblinoso.

En un primer momento recibió el nombre de Spotted Mist. Pero en 1998 se adoptó la denominación actual porque, a medida de que la raza se fue desarrollando, aparecieron más patrones.

En la actualidad, el Australian Mist se encuentra en proceso de reconocimiento en las principales asociaciones felinas. Y va ganando popularidad, de a poco, fuera de Oceanía.

Conoce al Australian Mist, un minino afectuoso, adaptable y maullador, y con un toque neblinoso en en su corto pelaje.

Gato Australian Mist

Aspecto físico de la raza

Los cachorros de este felino doméstico son, por lo general, robustos, pero a medida que crecen adquieren la contextura de un gato normal. Otras características físicas de este adorable minino son:

  • Tamaño: mediano.
  • Peso: entre tres y seis kilogramos los machos, y entre dos y cinco las hembras.
  • Cuerpo: musculoso y fuerte.
  • Pelaje: corto, brillante y sedoso.
  • Cabeza: de forma redondeada y tamaño mediano, con un mentón firme.
  • Ojos: expresivos, grandes, ligeramente redondeados y en distintas tonalidades de verde.
  • Nariz: ancha y larga.
  • Orejas: medianas, con base ancha y puntas redondeadas.
  • Patas: de longitud media, musculosas y fuertes, con garras ovaladas.
  • Cola: larga y que se afina hacia la punta.

Colores y patrones del Australian Mist

Por otra parte, son varios los colores que presenta esta raza de felinos muy maulladores:

  • Azul
  • Marrón
  • Chocolate
  • Lila
  • Caramelo
  • Dorado
  • Melocotón

Los patrones pueden ser moteados o jaspeados. Además, tanto en la cara, como en las patas y la cola tiene rayas propias del patrón tabby.

Un gato que se adapta a las circunstancias

El Australian Mist en un minino ideal para convivir con niños de corta edad. Además de su buen carácter, presenta escasa agresividad y es muy tolerante a la manipulación.

Gato Australian Mist

Como dato positivo, cabe reseñar que  es un gato que no tiene problemas en adaptarse a distintos entornos, desde una gran casa hasta un pequeño apartamento.

Activo, extrovertido, afectuoso y muy dulce, disfruta de la compañía de los miembros humanos de la familia. Y convive tranquilamente con otras mascotas, sobre todo si está castrado.

Sin embargo, no le gusta pasar demasiado tiempo solo y busca jugar con su dueño de manera asidua. Así que es un punto a tener en cuenta si te decides a tener por mascota un minino de esta raza.

Australian Mist: saludable y muy limpio

Esta bella raza de gatos tiene una esperanza de vida de entre 15 y 18 años. Suele gozar de buena salud, aunque puede llegar a desarrollar algunas problemas del tracto urinario y en los ojos.

De todas formas, se impone una visita periódica al veterinario para chequear que todo marche bien, y para cumplir con el calendario de vacunación y desparasitación. Y para asegurarnos de que lo estamos alimentando correctamente de acuerdo a su edad y su estilo de vida.

Por otra parte, el Australian Mist no necesita de demasiados cuidados específicos. Como buen minino es muy limpio. Y encima pierde poco pelo, así que bastará con cepillados ocasionales para mantener impecable su pelaje.