Corgi galés de Pembroke, un perro de inteligencia suprema

Corgi galés de pembroke en el cesped

¿Cuántas razas de perro conoces? Seguro que no tantas como crees. Hoy te queremos hablar de una muy especial: el Corgi galés de Pembroke, un perrito de raza pequeña que nos sorprenderá con su personalidad. ¿Te gustaría conocerlo?

Todo lo que tienes que saber sobre el Corgi galés de Pembroke

El Corgi galés de Pembroke es un perro de tamaño pequeño que, curiosamente, ha sido usado para el pastoreo. ¡Conozcamos más sobre él!

Origen

Este perro marca su origen en Gran Bretaña y, al parecer, hay una raza muy parecida con la que siempre lo confunden: el Corgi galés de Cardigan. Ambas razas descienden de los canes que los vikingos llevaron a Gales en el siglo IX.

Se le considera la raza más antigua del Reino Unido, aunque hay otras teorías sobre el año en que fue traída al país. No obstante, la más aceptada es de la que te hemos hablado.

Una vez llegado a Gales, su desarrollo tuvo lugar en Pembrokeshire y fue usado como perro de pastoreo. Esto puede resultarnos extraño, pues cuando pensamos en un can de pastoreo, normalmente se nos viene a la mente un animal de gran tamaño, y el Corgi galés de Pembroke no lo es. No obstante, fue muy valorado por su labor como tal.

Hasta los años 30 el Corgi galés de Pembroke y el de Cardigan se mezclaron entre ellos con total libertad. Fue así hasta que en el 1934 los criadores decidieron que ambas razas debían ser diferentes y marcarse sus diferencias. Ese mismo año, las dos fueron reconocidas.

Características generales

Tamaño

Es pequeño, de patas cortas, pero fuerte y robusto. Mide entre 15 y 35 cm de altura y suele pesar entre 10 y 25 kilos, lo cual podría resultar mucho para un perro de su tamaño.

Apariencia

Sus pequeñas patas y sus puntiagudas orejas son lo primero que llaman la atención cuando miramos a este pequeño perro tan peculiar. Sus orejas son desproporcionadas al tamaño de su cuerpo, pero le hace tener un aspecto muy simpático.

Su cabeza es de hocico largo y grandes orejas, una apariencia muy similar a la de un zorro.

Sus ojos son oscuros y de tamaño mediano. También suelen ser oscuros, aunque se aceptan los ojos azules en los que tienen el color azul mirlo.

Apenas tiene cola, es muy corta o incluso a veces inexistente. Esta es la gran diferencia que ayuda a distinguir si estamos ante un Corgi galés de Pembroke o uno de Cardigan, ya que este último tiene una cola larga y peluda, parecida a la de un zorro.

Su pelo es lacio pero duro, y es corto o de longitud media. Cualquier color es aceptado, pero nunca puede predominar el blanco.

Carácter

A pesar de su apariencia dulce y tranquila, es un perro sumamente activo y muy inteligente. Es leal, amoroso y perfecto para estar con niños. Tiene mucha paciencia, algo ideal con los más pequeños de la casa. Se dejará hacer cualquier cosa.

Perro en el cesped

Fuente: Marsiyanka

Es muy trabajador, motivo por el que fue usado para el pastoreo. Es ideal como animal de compañía por su carácter cariñoso y sociable.

No suele ladrar, lo que lo convierte en la mascota ideal para vivir en zonas donde hay vecinos. Aunque en una granja también desarrollará sus labores de guardián y pastor.

Cuidados especiales

Aunque su tamaño es pequeño, es sumamente activo, por lo que necesita ejercicio. Al tenerlo como mascota en hogares pequeños, esta actividad se puede reducir, pero si no se limita su alimentación y se equilibra con deporte, tiene tendencia a la obesidad, problema que puede causarle otros mayores.

Su pelo debe ser cepillado a menudo, no es complicado, pero necesario para retirar los cabellos muertos.

Respecto a la salud, con el tiempo suelen sufrir de displasia de cadera, cataratas, displasia de retina o la enfermedad de Von Willebrand.

El Corgi galés de Pembroke es la mascota ideal, sin importar si vives en el campo o en la ciudad. Un perro muy inteligente y cariñoso que llenará tus días de alegría y amor. ¿Será tu próxima mascota?

Fuente de las imágenes: Pmuths1956 y Marsiyanka.