Hábitat del lobo marino

El lobo marino pertenece a la familia de los otarinos y puede encontrarse en las costas y playas del hemisferio sur, incluida la Antártida
Hábitat del lobo marino

Escrito por Yamila

Última actualización: 09 febrero, 2022

La familia de los otarinos –más conocidos como lobo marino– está distribuida por diferentes partes del mundo. En este artículo te informamos sobre cada especie y su hábitat natural.

¿Quiénes son los lobos marinos?

Los lobos marinos pertenecen al grupo de los pinnípedos, en la cual se encuentran todos los mamíferos adaptados a la vida marina. Sus 4 extremidades se han transformado en aletas y han perdido casi por completo su pelo. Además, poseen un cuerpo liso que los ayuda a reducir la fricción del agua y mejorar su nado. Tienen una excelente capacidad de adaptación, por lo que existe una gran variedad de especies.

Las focas y los leones marinos tienen una apariencia similar, aunque existen ciertas diferencias en su físico que permite distinguirlas entre sí. Los leones marinos presentan unas orejas visibles, un cuello definido y unas aletas largas. Por su parte, las focas solo tienen una abertura auditiva (sin orejas), el cuello es demasiado reducido y suelen arrastrar su cuerpo porque sus aletas son muy pequeñas.

¿Dónde viven los lobos marinos?

Entre lobos marinos, osos marinos y leones marinos, podríamos decir que el océano está plagado de estos mamíferos otarinos. Conoce el hábitat de estos animales, que viven principalmente en el hemisferio sur:

1. Lobo marino de Australia y Sudáfrica

Su nombre científico es Arctocephalus pusillus –foto que abre este artículo– y, como su denominación ‘popular’ indica, se puede encontrar en las costas australianas – precisamente en las islas del estrecho de Bass– y sudafricanas, especialmente en Namibia.

Se trata de un animal muy tranquilo y sociable, amistoso en el agua y compañero de buceadores hasta una profundidad de 60 metros. En tierra pueden ser algo nerviosos y asustadizos ante la presencia humana.

2. Lobo marino sudamericano

El Otaria flavescens recibe muchos nombres, como lobo marino de un pelo u otario de la Patagonia. Habita las costas del Pacífico y sur del Atlántico en Sudamérica y se puede hallar en Ecuador, Chile, Argentina y Uruguay.

Lobo marino sudamericano (Otaria flavescens)

El lobo marino sudamericano es de color pardo oscuro, los machos pesan unos 300 kilos –el doble que las hembras– y son identificables por tener una capa de pelo rojizo en el cuello. Viven en colonias formadas por un macho y su harén de hembras, acompañados de ejemplares jóvenes.

3. Lobo marino de las Galápagos

También conocido como lobo peletero –su nombre científico es Arctocephalus galapagoensis–, es una especie endémica de las islas Galápagos, en Ecuador, y no migran. Se alimentan de peces en aguas profundas y por las noches, cuando estos se acercan a la superficie.

Lobo marino de las Galápagos (Arctocephalus galapagoensis)

Los machos miden 1,5 metros de largo y pesan unos 65 kilos; por su parte, las hembras son más pequeñas y ligeras. Igualmente, se trata de la especie de menor tamaño de la familia. Se organizan en colonias reproductivas, en cuevas, donde las hembras dan a luz solo una cría por temporada.

4. Lobo marino de Nueva Zelanda

El Arctophoca forsteri o lobo marino del sureste habita las costas meridionales de Australia y la isla Sur de Nueva Zelanda. Las colonias de machos se pueden hallar en el estrecho de Cook y, como dato interesante, las colonias australianas y neozelandesas no se mezclan entre sí, aunque sean de la misma especie.

Lobo marino de Nueva Zelanda (Arctophoca fosteri)

Los machos pesan unos 150 kilos y miden dos metros; las hembras pesan 50 kilos y miden 1,5 metros. Ambos sexos presentan aletas traseras que giran hacia adelante, nariz puntiaguda y largos bigotes blancos. El cuerpo es marrón grisáceo en la espalda y más claro en el vientre.

5. Lobo marino antártico

El Arctophoca gazella vive en las aguas antárticas y en los mares del sur de Argentina y Chile. Lo más al norte que se les ha visto fue en las islas Kerguelen, a unos 2 000 kilómetros de la Antártida.

Lobo marino (Arctophoca gazella)

En comparación con los demás miembros de la familia, el hocico del lobo marino antártico es más corto. Por su parte, los machos –que miden dos metros y pesan hasta 230 kilos– tienen piel marrón oscura, mientras que el de las hembras y los jóvenes es gris. Se alimentan de krill y ocasionalmente de peces.

6. Lobo marino de dos pelos sudamericano

Su nombre científico es Arctophoca australis australis, pero se conoce como lobo marino de dos pelos. Se trata de una especie endémica de América del Sur, que habita el sur de Brasil, Uruguay, Argentina y Chile.

Lobo marino de dos pelos sudamericano (Arctophoca australis australis)

El dimorfismo sexual también está presente en esta especie, en la que los machos son más grandes que las hembras (dos metros y 200 kilos contra 1,5 metros y 60 kilos respectivamente). La dieta de este lobo marino está compuesta por crustáceos, cefalópodos y peces; es un animal oportunista, que se alimenta de lo que encuentra en el mar.

El lobo marino es un animal muy popular en el hemisferio sur, donde se puede ver en las costas cuando se agrupa en colonias entre rocas o playas de arena.

Te podría interesar...
8 mamíferos marinos más impresionantes
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
8 mamíferos marinos más impresionantes

En la mayoría de los casos los mamíferos marinos son de gran tamaño. En el siguiente artículo te contaremos sobre los más impresionantes.



  • Pavés, H. J., Schlatter, R. P., & Espinoza, C. I. (2005). Patrones reproductivos del lobo marino común, Otaria flavescens (Shaw 1800), en el centro-sur de Chile. Revista Chilena de Historia Natural.
  • Aurioles-Gamboa, D., Schramm, Y., & Mesnick, S. (2004). Galapagos fur seals, Arctocephalus galapagoensis, in Mexico. Latin American Journal of Aquatic Mammals, 77-80.
  • Berta, A., & Churchill, M. (2012). Pinniped taxonomy: review of currently recognized species and subspecies, and evidence used for their description. Mammal Review, 42(3), 207-234.