Gris gabonés: todo lo que debes saber para tener uno en casa

Yamila · 20 marzo, 2019
Oriundo de Africa, el loro gris gabonés está considerado en peligro de extinción en su hábitat natural, pero hay muchos criadores en diferentes partes del mundo debido a que es elegido como mascota

El loro yaco o gris gabonés es un ave africana, la cual se caracteriza por ser muy inteligente, memorizar y repetir palabras. En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre este animal, en caso de que quieras tener uno en casa.

Características del gris gabonés

Esta ave de la familia Psittacidae es oriunda de África y en su hábitat natural (países como Gabón, Guinea, Tanzania, Uganda o Kenia) está declarado en peligro de extinción debido a la caza furtiva y la destrucción del bosque nativo.

En cuanto a sus características físicas, podemos indicar que, como su nombre indica, el gris gabonés (Psittacus erithacus) presenta plumas grisáceas en todo el cuerpo, a excepción de la punta de la cola, la cual es roja, y la cara, de un tono más blanquecino.

Se trata de un loro de tamaño mediano, que puede medir hasta 40 centímetros y pesar medio kilo. Existe cierto dimorfismo sexual, ya que las hembras son más pequeñas y livianas que los machos.

Estos últimos tienen un aspecto más ‘macizo’, pero a simple vista no siempre nos damos cuenta de qué sexo son. Sí podemos identificarlos por edad, ya que los jóvenes poseen plumas más oscuras y la punta de la cola empieza a ser rojiza cuando entran en etapa reproductiva.

Loro yaco

La expectativa de vida del gris gabonés gira en torno a los 80 años, aunque ha habido casos de ejemplares que cumplieron 100 años.

En su hábitat natural, el loro vive en bandadas organizadas por jerarquía y formada por cientos de individuos. Se trata de un animal monógamo de por vida y la temporada de cría depende de las condiciones climáticas. Los nidos son construidos en los huecos de los árboles y cada puesta es de dos a cinco huevos, los cuales se incuban por un mes aproximadamente.

¿Tener un loro yaco como mascota?

Tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos está prohibida la comercialización del loro gris gabonés si ha sido capturado de sus ambientes naturales. El 20 % de la población actual de estas aves proceden de la venta ilegal, pero también podemos encontrar ejemplares de criaderos, los cuales son separados de sus padres apenas nacen para que consideren a los dueños como sus progenitores.

El gris gabonés no es recomendable para casas con niños pequeños, debido a que su pico en forma de gancho puede lastimar con facilidad, aunque sin intención. Además, suelen afilarse las garras y estas también pueden provocar heridas.

Es necesario saber que cuidar de un loro gabonés es más parecido a tener un hijo que una mascota. Esto se debe a que necesitan atención las 24 horas del día, así que no podemos dejarlo mucho tiempo solo.

Psittacus erithacus

Debemos recordar que se trata de un animal salvaje que ha sido extraído de su hábitat natural y que en estado salvaje viviría acompañado por otras aves similares. Se aconseja igualmente comprar dos (una pareja) para que puedan tener su propia familia.

La jaula del gris gabonés ha de estar ubicada en un sitio donde pueda recibir luz natural, alejada de los ambientes más ruidosos y de la cocina. Ha de permitirle realizar vuelos cortos, por que sus medidas mínimas serían de dos metros de ancho por dos metros de altura.

También debemos permitir que salga de la jaula dos horas al día por lo menos, pues así puede caminar e investigar. ¡Ten cuidado porque puede picotear todo lo que encuentra! En ese periodo fuera de la jaula se puede aprovechar para limpiarla y así evitar malos olores o proliferación de enfermedades.

Al ser tan inteligente y sensible es frecuente que el gris gabonés se deprima en caso de no ser correspondido por sus ‘padres’. Un dato más que curioso en relación a esta ave es que pueden captar los sentimientos, energías, estados de ánimo y pensamientos de las personas; establecen un vínculo muy estrecho con sus dueños.

Y, por supuesto, no podemos dejar de lado el hecho de que se trata de un excelente hablador e imitador. Puede reproducir la voz humana, tanto en palabras sueltas como en frases. ¡Tendrás con quien mantener conversaciones más que divertidas!

  • Péron, F., Rat-Fischer, L., Lalot, M., Nagle, L., & Bovet, D. (2011). Cooperative problem solving in African grey parrots (Psittacus erithacus). Animal Cognition. https://doi.org/10.1007/s10071-011-0389-2