5 pasos para la limpieza de la jaula para aves

Francisco María García · 22 noviembre, 2018
¿Cómo se debe limpiar la jaula de las aves? Toma nota de los siguientes pasos.

La limpieza de la jaula constituye uno de los aspectos más importantes para que las aves mantengan un óptimo estado de salud, al igual que el resto de la familia. Por ello, es recomendable seguir ciertos pasos y parámetros para hacer la limpieza correctamente y mantener un ambiente higiénico en todo momento.

Limpieza de la jaula: ¿por qué es tan importante?

Sin lugar a dudas, la limpieza de la jaula es uno de los factores claves para la salud del ave y de la familia en general. Su importancia radica no solo en el aspecto higiénico y de olores, sino también en la salud del animal.

Si la jaula no es limpiada regularmente y de la forma correcta, el ave en su interior puede comenzar a sufrir diferentes enfermedades producto de la falta de higiene.

Realmente la limpieza de la jaula debe ser diaria, o por lo menos el cambio de la bandeja. En lo que se refiere a la limpieza más exhaustiva, esta debe hacerse al menos una vez por semana y más aún cuando la jaula tiene más de un ave.

Pasos para la limpieza de la jaula

Cambio de bandeja

Uno de los pasos más tediosos es limpiar la bandeja de la jaula diariamente. Este paso es importante, ya que en la misma caen las deposiciones de las aves, comida, plumas y demás suciedad.

Una recomendación para que este paso no sea tan molesto es colocar sobre la bandeja papel periódico o de otro material parecido. De esa forma, lo único que debe hacerse es cambiar el papel todos los días. Este truco facilita la limpieza, es práctico y no quita mucho tiempo.

Al menos una vez a la semana, es recomendable lavar con agua y jabón la bandeja antes de colocar el periódico limpio. Esta acción es útil para poder limpiar la jaula a fondo. Pese a ello, y por tener el papel periódico cubriendo la bandeja, es un paso muy sencillo y rápido de hacer.

Cuidados del agapornis

Laterales de la jaula

Para que la higiene de la jaula sea completa, es necesario limpiar los laterales y techo; primero se debe colocar al ave en otra jaula temporal y proceder a retirar la bandeja.

En la limpieza específica de los barrotes, lo recomendable es utilizar un paño húmedo y no mojar directamente la jaula para evitar que la misma pierda el esmalte y color. Luego, se debe secar muy bien con un paño y dejar en un área ventilada por varios minutos.

Comederos y bebederos

Otro aspecto fundamental son los comederos y bebederos. Estos deben limpiarse con regularidad, ya que de lo contrario pueden convertirse en una fuente de bacterias, hongos y enfermedades para las aves.

Lo positivo es que la limpieza de los mismos es muy sencilla, puesto que ambos elementos pueden retirarse con facilidad. Tanto los bebederos como los comederos deben limpiarse minuciosamente con agua y jabón y asegurarse muy bien de retirar todo resto de jabón antes de volver a colocarlos.

Juguetes

Es común comprar juguetes a las aves, como columpios y otros elementos. Es importante limpiar dichos elementos de forma minuciosa y regular, al igual que el resto de la jaula. Por ello, lo recomendable es sacarlos y limpiarlos muy bien con agua y jabón.

Jaula para canarios

Paso opcional: lejía

Cuando hay demasiada suciedad, se puede recurrir a la lejía diluida en agua. Con una esponja o cepillo se deben eliminar y desinfectar muy bien todos los espacios de la jaula.

Al seguir estos sencillos cinco pasos es posible mantener la jaula en óptimas condiciones. De ello depende tanto la salud del animal como de toda la familia que lo rodea. Además, con una buena limpieza se controlan olores desagradables que pueden invadir el ambiente.

Es importante realizar una limpieza rápida diariamente, y al menos una vez por semana una limpieza a fondo mucho más minuciosa; se trata de eliminar todo rastro de suciedad y también evitar que se acumule y luego sea más complicado limpiarla.

En general, la limpieza de la jaula es bastante sencilla, y más aún si se realiza con regularidad; y recuerda que es muy importante enjuagar con abundante agua toda la jaula y demás elementos para asegurarse de que no quede ni rastro de lejía al momento de meter las aves.