Gato pantera, características y cuidados

Virginia Duque Mirón 6 julio, 2018
Conocido como gato bombay, este felino nació en Estados Unidos, fruto del cruce entre un burmés chocolate y un american shorthair negro

Si intentáramos enumerar todas las razas de gato que existen, sería una labor casi imposible. Ya sabes que te hemos acercado a muchas y aún lo seguimos haciendo, como es este caso, ya que te vamos a hablar del gato pantera, una pantera en miniatura que enamora a muchos e hipnotiza a otros.

Todo sobre el gato pantera

Origen

También conocido como gato bombay, para muchos podría estar claro de dónde proviene, pero no, no se originó en Bombay. Los primeros ejemplares surgieron del cruce entre un burmés de color chocolate y un american shorthair de color negro.

Este cruce tuvo lugar en Kentucky, Estados Unidos, cuando una criadora buscaba una versión especial de un gato negro. Allá por la década de los 50 nacía un ejemplar de pelo negro puro y brillante con ojos de profundidad indescriptible.

¿A qué se debe su nombre entonces? A su gran parecido con el leopardo negro que habita en el país indio. Esta raza no tuvo problemas para ser reconocida, ya que era algo fuera de lo común en aquel tiempo. Lo que la criadora pretendía era tener un gato burmés negro, pero en su lugar nació un bello gato de pelo corto con un tono negro azabache y unos ojos muy expresivos que evocan a los de una pantera.

Características físicas

Es un gato de tamaño mediano, con pelo corto y ojos almendrados, de gran tamaño y de color amarillo o verde, por norma general. También es musculoso y flexible, de líneas armónicas y elegantes. Su cabeza tiende a ser redondeada y su rostro ancho con una frente prominente.

Sus orejas son redondeadas y un poco inclinadas hacia delante. La cola se va estrechando hacia la punta y, a diferencia de muchos gatos, las almohadillas de sus patas son de color negro intenso al igual que su pelo. El único color admitido para que sea considerado de raza pura es el negro azabache, sin ninguna mancha ni ningún otro tono presente.

Carácter

La fama de independencia de los gatos se rompe cuando conocemos a este felino de carácter sociable y al que no le gusta la soledad. Es muy cariñoso y tranquilo, no le gustan las peleas y refleja una gran seguridad en sí mismo.

Gato pantera: carácter

Eso sí, si has escuchado lo de que los gatos son curiosos, este se lleva la palma. Es una de las características más visibles de su personalidad, así como su inteligencia. Enseñar a esta raza órdenes sencillas no será un problema, pues se unirá su destreza, su inteligencia, su tranquilidad y el gran afecto que sentirá por ti.

Es ideal para tenerlo en un piso pequeño, pues son muy adaptables. También lo son a los cambios, lo cual es una ventaja, pues saber que los cambios de rutina no le afectarán negativamente es una tranquilidad inmensa.

Siempre buscará tu cariño y tu aprobación, por lo que si buscas un gato independiente y que ‘vaya a su rollo’ mientras te deja ir al tuyo, no escojas un gato pantera.

Debido a su carácter social es perfecto para ser una gato de familia, especialmente donde hay niños u otras mascotas. Curiosamente, se ha demostrado que esta raza se lleva mucho mejor con los perros que con otros gatos, quizá porque su carácter es más similar al de los canes.

¡Incluso le encanta salir a pasear como si fuera uno de ellos! Ponle un arnés y date largos paseos con tu gato pantera. Eso sí, no lo canses mucho porque no es demasiado activo, aunque sí muy juguetón.

Cuidados y salud

No lleva bien los ruidos, así que intenta mantenerlo en lugares silenciosos. Esto sucede porque su sentido del oído está muy desarrollado y cualquier sonido, por imperceptible que parezca, podría ser como un estruendo para él.

Gato pantera: cuidados

En lo que se refiere a sus cuidados, no necesitará muchos más que los de otros gatos, a excepción de los que tienen que ver con la comida, ya que presentan una especie de ansiedad y obsesión por ella que los hace devorar todo lo que encuentran.

Vigila su dieta y no le dejes comida a mano durante todo el día. Márcale horarios y, por supuesto, vigila que la alimentación sea de calidad, baja en grasas y rica en nutrientes.

Si eres un amante de los gatos, pero te gustaría tener uno cariñoso y sociable, el gato pantera será tu compañero ideal.

Te puede gustar