Gatos, unas mascotas muy independientes

Yamila 21 enero, 2017

Los dueños de gatos no pueden negar de que se trata de una mascota más que independiente. Es algo solitaria y casi autosuficiente (no nos necesita para comer ni defenderse). Si bien cada vez son menos salvajes y se han acostumbrado a las comodidades hogareñas, igualmente sacarán a relucir su lado felino cuando menos te lo esperas.

¿Por qué los gatos son tan independientes?

Aunque sean domésticos y algo sociales, los gatos se siguen comportando de forma autónoma en relación a las personas con las que conviven. Según un estudio de la Escuela de Ciencias de la Vida de la Universidad de Lincoln (en Reino Unido), los felinos no necesitan a un ser humano para sentirse protegido. Algo que si sucede con los perros.

gato-munchkin-2

A los gatos les gusta interactuar con su dueño. Sin embargo, no depende al 100% de él para estar seguro sin importar el entorno al que pertenezca. Este rasgo independiente y solitario es característico de la especie (los tigres o leones, por ejemplo, salen solos a cazar).

El investigador líder del estudio, Daniel Mills, explica que se han evaluado varias cuestiones. Entre ellas destacan el comportamiento, los signos causados por la ausencia del dueño y la cantidad y calidad de contacto que el gato buscaba en su “amo”.

Los resultados indicaron que si bien son animales más vocales y expresivos con el dueño que con un extraño, no se encontraron evidencias de que sufriera cuando alguien conocido se iba. Tampoco hay señales que demuestren el apego del gato con la persona de su entorno.

Gatos independientes y elegidos

El gato está desplazando al perro como mascota “por excelencia” en Europa. Se debe a que muchas personas pasan varias horas fuera de casa. Al no tener que preocuparse por sacarlo a pasear o alimentarle dos veces al día, (los felinos racionan su comida sin problemas) las parejas jóvenes o quienes viven solos indican que se trata de la mascota ideal.

Un porcentaje muy bajo de gatos demuestra signos de ansiedad cuando son separados de los dueños o estos se van del hogar (algo completamente opuesto a lo que sucede con los perros). El resto se muestran incluso complacidos de tener “toda la casa para ellos” durante varias horas cada día.

La independencia de los felinos es uno de los puntos a favor para las personas que están buscando una mascota. Esta característica no siempre es comprendida por los amantes de los canes. Estos consideran que los gatos son distantes, fríos o huraños.

En verdad son autónomos. No nos necesitan tanto como los perros y pueden hacer todo por si solos (sobre todo si les damos la posibilidad de salir de casa cuando lo desean). Este comportamiento no significa falta de afecto o de fidelidad porque también lo son con sus dueños. Sin embargo, no lo demuestran tan efusivamente ni a cada rato.

Ya que no necesitan buscar en otro el refugio o la seguridad, los gatos viven más “tranquilos” aún cuando sus dueños no están. Pueden enfrentar todo tipo de situaciones y desarrollan relaciones sociales más cerradas (con muy pocos individuos de su total confianza).

Cuando se hallan en un sitio desconocido, no confían en nadie (ni siquiera en sus dueños) porque sale a la luz su instinto solitario de cazador nato. Por eso cuando lo llevamos al veterinario, de vacaciones o nos mudamos, puede comportarse de una manera extraña.

¿Por qué tener un gato -independiente- en casa?

formas-de-respirar-de-los-gatos

Los motivos pueden ser varios. Te damos algunos de ellos para que los tengas en cuenta al momento de tomar la decisión de adoptar una nueva mascota:

  • Te acompaña (a su manera) tanto en la sala como en la habitación.
  • Puedes divertirte viendo cómo desea atrapar un ovillo de lana o una pelusa.
  • Se suele comportar muy bien una vez que aprenden lo básico (sobre todo ir al baño)
  • Es un animal muy inteligente y no precisa demasiada instrucción.
  • No requiere muchos cuidados.
  • Se adapta a un piso pequeño o a una casa.
  • No deberás preocuparte por sacarle a pasear.
  • Es muy limpio e higiénico.
  • Es ideal para personas que trabajan muchas horas fuera de casa.
  • Suele ser la mascota perfecta para ancianos porque no necesita muchos cuidados.
Te puede gustar