Gallina sedosa: características y cuidados

En la actualidad existen muchas variantes de la gallina sedosa. Entre ellas se destacan dos tipos, las barbadas y las no barbadas.
Gallina sedosa: características y cuidados
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 18 marzo, 2022

La gallina sedosa o silkie, es una variedad de la gallina doméstica, que se distingue por su plumaje afelpado y suave. Debido a esta misma característica, este curioso organismo es incapaz de volar, pues sus plumas se asemejan más a un pelaje. Esta ave es originaría de Asia, donde su carne se considera gourmet, por el distintivo tono obscuro que tiene.

Esta bella variación de Gallus gallus domesticus es bastante estimada por todo el mundo, ya que su carácter y facilidad al criar, la hacen una excelente mascota. Sigue leyendo y conoce más acerca de este bello animal.

Origen de la gallina sedosa

Lo único que se tiene certero con respecto al origen de esta ave es que provino de Asia y llegó a Europa a través de la ruta de la seda. De hecho, Asia es considerada la cuna de la gallina doméstica, pues en ella se encuentran varias especies parecidas, entre ellos su ancestro salvaje el gallo bankiva.

Esta variedad fue considerada durante mucho tiempo como la cruza de un conejo y un gallo. Es más, muchos estafadores de la época vendían de esta forma al ave.

Características de la gallina sedosa

Las características distintivas del ave son las plumas que carecen de barbillas, lo cual hace que pierdan su consistencia y parezcan pelos en lugar de plumas. Estas son un tipo de gancho que se anclan entre cada “pelo”, manteniéndolos erguidos y ordenados entre sí. Además, este mismo plumaje tiene una gran variedad de colores como plata, blanco, dorado, negro, azul, aleonado, roja, etc.

También este organismo presenta fibromelanosis, que es una condición que hiperpigmenta la piel y el tejido conectivo. Esto ocasiona que debajo de sus plumas el cuerpo tenga un color negro profundo, que incluso alcanza sus músculos y el pico. Por esta razón en algunos lugares de Asia se les conoce como las “aves de huesos negros”.

Aunado a ello, exhiben una extraña condición conocida como mutación inversa, por la cual presentan 5 dedos en sus patas. Dicha característica se denomina así, ya que se toma como una regresión a la condición ancestral de sus parientes reptiles. En otras palabras, es como dar marcha a atrás en la evolución para recuperar un rasgo perdido.

Dimorfismo sexual

Las aves de esta variedad tienen un dimorfismo sexual, en el que los machos son más pesados y exhiben sus típicas crestas rojas. Por esta razón, las hembras tienen pesos aproximados de 1 kilo, mientras que los machos alcanzan los 1.8 kilos. De hecho, esta diferencia está profundamente relacionada con su genética, puesto que los genes que diferencian su aspecto y tamaño se encuentran ligados al sexo.

En otras palabras, esto significa que sus hormonas están encargadas de dirigir la expresión de sus características físicas. Gracias a este sistema, aunque las hembras tengan los genes para formar la cresta no podrán mostrarla, porque su mecanismo hormonal no lo permite.

Comportamiento y carácter

La gallina silkie tiene un temperamento dócil y pacífico, que incluso le permite ser amistosa con los niños. De hecho, son bastante independientes y las hembras son consideradas excelentes madres, pues tienen extremo cuidado durante la incubación de sus huevos. Es más, este comportamiento también parece estar ligado a ciertos genes en sus cromosomas 8 y 1 que promueven el comportamiento paternal en el ave.

A pesar de lo anterior, la estructura social de estas gallináceas se basa en una jerarquía de dominancia. Esto ocasiona varias batallas entre los machos en las cuales pierde quien se rinda primero. Como resultado, se define quién tiene los derechos de aparearse con las hembras, mientras que los demás se someten al dominante.

Reproducción de la gallina sedosa

Estos organismos son animales vivíparos polígamos, por lo cual el macho se aparea con varias gallinas “pisándolas” para fecundarlas. Para lograrlo, pasan por un proceso de cortejo en donde el gallo dominante elige a la hembra y la rodea tratando de llamar su atención. Por lo común, en este instante la hembra trata de huir, iniciando una persecución entre los dos.

Cuando la alcanza, el macho salta sobre la hembra, en lo que se conoce de manera coloquial como “pisar”. Gracias a esto, pueden unir sus cloacas para lograr fecundar a la gallina. A diferencia de otros animales, las aves no tienen órganos reproductores externos, sino que hacen uso de un orificio compartido (cloaca) para la fertilización.

Huevos e incubación

De forma general, los huevos se conforman de un óvulo y una coraza de calcio, los cuales se producen sin importar que estén o no fecundados. Por esta razón, aunque la gallina no se aparee es capaz de seguir poniendo huevos, aunque estos no contienen un polluelo en su interior.

Con esto en mente, cuando ocurre el apareamiento lo que sucede es que la yema (óvulo) se fecunda y se recubre de la cáscara dura. A partir de este momento, la madre pone su huevo aproximadamente 24 horas después y comienza con la incubación. En el caso de la gallina sedosa, la cantidad de huevos que produce es inferior a la de otras aves de corral, por lo que se le considera solo de ornato.

Para finalizar, su madre les proveerá calor y protección durante los 21 o 24 días que dura su incubación. En el caso de las silkie no se separan de su nido por ningún motivo, pues son tan buenas incubadoras que hasta se les usa para incubar los huevos de otras aves.

Cría del polluelo

Estos organismos son excelentes madres, pues protegen mucho a sus polluelos desde que nacen. Es más, mientras que las gallinas los cuidan, los padres también hacen su parte enseñándoles a buscar comida en su medio. Después de que pasen 6 meses las crías alcanzarán su independencia y madurez sexual, comenzando con su nueva etapa de adultos.

Cuidados y crianza de la gallina sedosa

Al igual que cualquier ave de corral, la gallina sedosa es una curiosa exploradora, por lo que le gustan los sitios amplios donde pueda pasear. Por esta razón, se deben considerar el espacio y las condiciones de su hábitat para la crianza. Esto se debe a que suelen estresarse en espacios muy pequeños, ya que la forma de sus plumas no permite que se sequen adecuadamente.

¿Puedo usar un gallinero?

La respuesta corta es sí, pueden vivir dentro de un gallinero si está cercado con malla, ya que evita la visita de individuos no deseados. Sin embargo, existen excepciones, pues las casas normales suelen ser muy estrechas y llegan a deprimir a las gallinas silkie. Esta es la razón por la cual se recomienda construir uno personalizado, donde cada nido de paja sea espacioso y cómodo con una excelente iluminación natural.

Las medidas recomendadas indican que se ocupen 4 metros cuadrados por ejemplar, con un nido rectangular, no menor a los 40 centímetros en cada lado y con 35 de profundidad. De hecho, la mejor opción es tener una cerca cerrada de 40 metros cuadrados, donde tengas entre 4 y 6 organismos, considerando que el suelo debe ser pasto y tierra sin humedad.

Además, recuerda que esta emplumada amiga no puede volar ni planear, por lo que se deberán evitar nidos demasiado altos. Así mismo, la limpieza de su espacio es muy importante, puesto que si hay rastro de humedad podrían llegar a enfermarse. Para evitarlo, se debe renovar al menos una vez a la semana la paja de su nido, aparte de lavar la estructura con detergentes aptos para desinfectar.

¿Qué pasa si la gallina se moja?

El peor ambiente en el que pueden vivir estas aves es en un lugar muy húmedo, con lodo y frío, pues debido a la forma de sus plumas, estas no protegen bien su cuerpo. Por ello, si llega a mojarse, sécala de inmediato con una toalla y ponla en un lugar caliente e iluminado. Si no se tiene cuidado, puede adquirir una infección que resulte fatal.

Alimentación

En cuanto a su dieta, no existe diferencia con respecto a las otras aves de corral, por lo que se puede utilizar el alimento típico que consiste en una mezcla de semillas. Además, en algunos casos también se pueden incluir suplementos de calcio (harina de conchas), que le ayudan para la puesta de huevo, pero no es algo necesario.

¿Solas o acompañadas?

Esta respuesta es sencilla, deben estar solas, sin embargo, esto no significa que solo se pueda tener un ejemplar, sino que no se recomienda tener varios linajes de gallinas. En otras palabras, no mezcles gallinas silkie con alguna otra raza, pues debido a que son más pacíficas podrías ocasionar que se lastimen de gravedad.

Mantén en mente que este tipo de gallina es ornamental, pues aunque puedas cosechar algunos huevos y consumirlos, no producirán constantemente. Por ello, solo puedes considerarla como una mascota más que de seguro agradecerá los cuidados que le des. También, ten en cuenta que como cualquier mascota, el cuidarla conlleva tiempo y espacio, por lo que asegúrate de adoptar al animal adecuado antes de adquirirlo.

Te podría interesar...
Ácaro rojo en gallinas: todo lo que debes saber
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Ácaro rojo en gallinas: todo lo que debes saber

El ácaro rojo en gallinas es una condición que puede provocar la muerte del animal, sobre todo si se deja pasar por mucho tiempo.



  • Basheer, A., Haley, C. S., Law, A., Windsor, D., Morrice, D., Talbot, R., ... & Dunn, I. C. (2015). Genetic loci inherited from hens lacking maternal behaviour both inhibit and paradoxically promote this behaviour. Genetics Selection Evolution47(1), 1-10.
  • Dorshorst, B., Okimoto, R., & Ashwell, C. (2010). Genomic regions associated with dermal hyperpigmentation, polydactyly and other morphological traits in the Silkie chicken. Journal of Heredity101(3), 339-350.
  • Reedy, M. V., Faraco, C. D., & Erickson, C. A. (1998). Specification and migration of melanoblasts at the vagal level and in hyperpigmented Silkie chickens. Developmental dynamics: an official publication of the American Association of Anatomists213(4), 476-485.
  • Dharmayanthi, A. B., Terai, Y., Sulandari, S., Zein, M. S. A., Akiyama, T., & Satta, Y. (2017). The origin and evolution of fibromelanosis in domesticated chickens: Genomic comparison of Indonesian Cemani and Chinese Silkie breeds. PLoS One12(4), e0173147.
  • Chen, G., Cai, Y., Su, Y., Gao, B., Wu, H., & Cheng, J. (2019). Effects of Spirulina algae as a feed supplement on nutritional value and flavour components of silkie hens eggs. Journal of animal physiology and animal nutrition103(5), 1408-1417.
  • Corti, E., Moiseyeva, I. G., & Romanov, M. N. (2010). Five-toed chickens: Their origin, genetics, geographical spreading and history. Izvestia [Proceedings] of Timiryazev Agricultural Academy/Известия Тимирязевской сельскохозяйственной академии, (7), 156-170.
  • Bartels, T. (2003). Variations in the morphology, distribution, and arrangement of feathers in domesticated birds. Journal of experimental zoology part B: molecular and developmental evolution298(1), 91-108.
  • Robinson, J. H. (1913). Our Domestic Birds: Elementary Lessons in Aviculture. Ginn.
  • Graham, Chris (2006). Choosing and Keeping Chickens. London: Octopus Publishing. pp. 130–131. ISBN 978-0-7938-0601-0.