Fabrica un terrario para tu tortuga

Francisco María García · 4 septiembre, 2018
Para construir un terrario para tortuga es de vital importancia tener en cuenta cuestiones como la higiene, la superficie, iluminación o temperatura del agua, ello con objeto de mantener el bienestar de estos reptiles de sangre fría

Las tortugas son unos animales muy curiosos, que resultan unas excelentes primeras mascotas para los niños.  Pero antes de adoptar a una tortuga como mascota, necesitamos acondicionar nuestro hogar para su llegada.

Así, un terrario para tu tortuga es uno de los elementos más importantes para traerla a casa, pues ahí será donde el reptil pasará gran parte de su día. Aunque hay muchos modelos en las tiendas, a continuación veremos cómo fabricar un terrario para tu tortuga totalmente casero.

Materiales para la fabricación del terrario para tu tortuga

Estas son las herramientas y elementos que debemos reunir para trabajar bien en la fabricación del terrario:

  • Recipiente/acuario (el tortum): el tortum es un recipiente o ‘acuario’ de cristal estandarizado para el uso como terrario de tortugas. Su formato es rectangular, notablemente más anchos que largos.

Como está diseñado para todas las tortugas (acuáticas y terrestres), el recipiente también posee unas regiones secas. En ellas, el reptil podrá tomar sol, secarse, templar su cuerpo y descansar.

Terrario para tortuga casero

  • Filtro: los filtros son utensilios esenciales para mantener la salubridad del agua del terrario de tu tortuga. Existen diversos tipos de filtros de agua para acuarios y acuaterrarios. Te recomendamos consultar en la tienda especializada para verificar cuál es el modelo más adecuado para tu tortum.
  • Sistema de calefacción: igual que ocurre con el filtro, el calentador es un elemento crucial para mantener la calidad de vida de las tortugas acuáticas o semiacuáticas. También será ideal tener un termómetro para verificar la temperatura del agua periódicamente y evitar cualquier inconveniente.

Hay que recordar que el frío puede perjudicar la salud de tu tortuga, mientras el calor excesivo favorece la proliferación de algas y microorganismos patógenos.

  • Lámpara especial para tortugas: como todos los reptiles, las tortugas necesitan la radiación solar para regular la temperatura de su cuerpo y sintetizar algunos nutrientes esenciales. Por ello, además de cuidar la temperatura de su agua, debemos proporcionarle una zona seca con buena incidencia de luz.
  • Artículos de decoración: la decoración no aporta solo belleza, sino que ayudan a recrear el hábitat de las tortugas. Ello tiene un impacto muy positivo en el bienestar físico y mental de los reptiles. Los elementos más utilizados son troncos y piedras, y eventualmente se pueden añadir plantas naturales o artificiales.
  • Arena para terrarios: la arena será el ‘piso’ del terrario para tu tortuga; imitará el mar o los ríos.
Terrario para tu tortuga

Paso a paso para construir un terrario para tu tortuga 

  1. Antes de empezar a fabricar el terrario para tu tortuga, debemos lavar bien el tortum elegido para eliminar cualquier suciedad de su interior. Evitaremos utilizar productos corrosivos o irritantes en la higienización del recipiente.
  2. Lo ideal es emplear agua tibia y jabón neutro para lavar el tortum, enjuagarlo con abundante agua y, luego, dejarlo con agua tibia de 30 a 60 minutos.
  3. Cuando el tortum esté limpio y seco, ya comenzaremos a instalar el filtro. Para ubicarlo correctamente, dejaremos que el agua sea expelida por el ‘cañón’ más lejos de las paredes del tortum. De esta manera, contribuimos para una mejor circulación de agua en el terrario para tu tortuga.
  4. A continuación, nos preparamos para instalar el sistema de calefacción en uno de los laterales del acuario. Lo ideal es que su ubicación no interfiera en el sistema de filtrado y no perjudique la estética del terrario.
  5. El próximo paso será revestir el fondo del recipiente con la arena especial para acuaterrarios de tortugas. Para cubrirlo bien y dar algo de profundidad, utilizamos una capa de tres a cuatro centímetros de espesor.
  6. Ha llegado el momento de usar tu creatividad y decorar el terrario. En principio, recomendamos poner algunos troncos sobre la arena dispuesta en el fondo del acuario. Luego, también podemos ubicar unas piedras en las regiones secas, que ayudarán la tortuga a obtener calor y secarse.
  7. Ahora llenaremos de agua el terrario de agua (en caso de que sea una tortuga acuática o semiacuática). Jamás debemos hacerlo todo de una sola vez, bruscamente, porque ello arruinaría nuestra decoración.
  8. El agua será adicionada poco a poco, siempre a temperatura ambiente, hasta alcanzar el límite con las regiones secas. Por supuesto, utilizaremos agua potable y limpia para preservar la buena salud de nuestra tortuga.
  9. Por último, instalaremos la lámpara especial para tortugas, que apuntará siempre hacia la región seca. Debemos tener cuidado para no acercar demasiado la lampara, ya que ello podría ocasionar quemaduras en la piel de tu tortuga. Lo ideal es respetar unos 30 centímetros de distancia

Cuando el terrario para tu tortuga esté listo, será hora de definir su ubicación ideal en el hogar. Siempre elegiremos una habitación limpia y tranquila, que favorezca el desarrollo de tu mascota. Recuerda dejarlo siempre en un ambiente seguro y lejos de la intemperie.