Fabrica un terrario para tu tortuga

Para construir un terrario para tortuga es de vital importancia tener en cuenta cuestiones como la higiene, la superficie, iluminación o temperatura del agua, ello con objeto de mantener el bienestar de estos reptiles de sangre fría
Fabrica un terrario para tu tortuga
Francisco María García

Escrito y verificado por el abogado Francisco María García.

Última actualización: 18 julio, 2022

Las tortugas son unos animales muy curiosos, que resultan unas excelentes primeras mascotas para los niños.  Pero antes de adoptar a una tortuga como mascota, necesitamos acondicionar nuestro hogar para su llegada.

Así, un terrario para tu tortuga es uno de los elementos más importantes para traerla a casa, pues ahí será donde el reptil pasará gran parte de su día. Aunque hay muchos modelos en las tiendas, a continuación veremos cómo fabricar un terrario para tu tortuga totalmente casero.

Materiales para la fabricación del terrario para tu tortuga

Estas son las herramientas y elementos que debemos reunir para trabajar bien en la fabricación del terrario:

1. Recipiente/acuario (el tortum)

El tortum es un recipiente o ‘acuario’ de cristal estandarizado para el uso como terrario de tortugas. Su formato es rectangular, notablemente más anchos que largos. Como está diseñado para todas las tortugas (acuáticas y terrestres), el recipiente también posee unas regiones secas. En ellas, el reptil podrá tomar sol, secarse, templar su cuerpo y descansar.

Terrario para tortuga casero

2. Filtro

Los filtros son utensilios esenciales para mantener la salubridad del agua del terrario de tu tortuga. Existen diversos tipos de filtros de agua para acuarios y acuaterrarios. Te recomendamos consultar en la tienda especializada para verificar cuál es el modelo más adecuado para tu tortum.

3. Sistema de calefacción

Al igual que ocurre con el filtro, el calentador es un elemento crucial para mantener la calidad de vida de las tortugas acuáticas o semiacuáticas. También será ideal tener un termómetro para comprobar la temperatura del agua periódicamente y evitar cualquier inconveniente.

Hay que recordar que el frío puede perjudicar la salud de tu tortuga, mientras el calor excesivo favorece la proliferación de algas y microorganismos patógenos. Por lo tanto, ese esencial mantener estable la temperatura en puntos medios entre los 27 y 30 grados en promedio.

4. Lámpara especial para tortugas

Como todos los reptiles, las tortugas necesitan la radiación solar para regular la temperatura de su cuerpo y sintetizar algunos nutrientes esenciales. Por ello, además de cuidar la temperatura de su agua, debemos proporcionarle una zona seca con buena incidencia de luz.

5. Artículos de decoración

La decoración no aporta solo belleza, sino que ayudan a recrear el hábitat de las tortugas. Ello tiene un impacto muy positivo en el bienestar físico y mental de los reptiles. Los elementos más utilizados son troncos y piedras, y eventualmente se pueden añadir plantas naturales o artificiales.

Recuerda también añadir varios obstáculos que sirvan como plataformas dentro y fuera del agua. Aunque las tortugas no usan juguetes, disfrutan trepar y escalar por las rocas o troncos. De esta forma, se les estimula para que se desplacen y satisfagan sus necesidades físicas y mentales.

6. Arena para terrarios

Aparte de servir como elemento decorativo, la arena será el ‘piso’ del terrario para tu tortuga; imitará el mar o los ríos. Es importante que exista una capa densa de este material de al menos unos 5 centímetros, pues esto le permitirá excavar y sentirse como en su hábitat natural.

Terrario para tu tortuga

Paso a paso para construir un terrario para tu tortuga

Antes de empezar a fabricar el terrario para tu tortuga, debemos lavar bien el tortum elegido para eliminar cualquier suciedad de su interior. Evitaremos emplear productos corrosivos o irritantes en la higienización del recipiente. Lo ideal es usar agua tibia y jabón neutro para lavar el tortum, enjuagarlo con abundante agua y, luego, dejarlo con agua tibia de 30 a 60 minutos.

Este mismo proceso se debe repetir con todos los elementos decorativos sintéticos, como lo son las plantas artificiales y las rampas de plástico. En el caso de rocas y ramas, es suficiente con remojarlos y enjuagarlos con abundante agua tibia. Posterior a ello, se procederá a los siguientes pasos de instalación:

1. Elige el sitio del terrario

Antes de instalar o llenar el terrario, lo mejor es elegir el sitio adecuado en donde permanecerá la mascota. De preferencia, debe ser un lugar tranquilo, fresco y ventilado, pues los ambientes ruidosos le generan mucho estrés y perjudican su salud.

2. Instalación de accesorios

Cuando el tortum esté limpio y seco, comenzaremos a instalar el sistema de filtración. Para ubicarlo correctamente, dejaremos que el agua sea expelida por el ‘cañón’ más lejos de las paredes del tortum. De esta manera, contribuimos para una mejor circulación de agua en el terrario para tu tortuga.

A continuación, nos preparamos para instalar el sistema de calefacción en uno de los laterales del acuario. Lo ideal es que su ubicación no interfiera en el sistema de filtrado y no perjudique la estética del terrario.

El próximo paso será revestir el fondo del recipiente con la arena especial para acuaterrarios de tortugas. Para cubrirlo bien y dar algo de profundidad, utilizamos una capa de tres a cuatro centímetros de espesor.

Finalmente, ha llegado el momento de usar tu creatividad y decorar el terrario. En principio, recomendamos poner algunos troncos sobre la arena dispuesta en el fondo del acuario. Luego, también podemos ubicar unas piedras en las regiones secas, que ayudarán la tortuga a obtener calor y secarse.

3. Preparar el agua para el terrario

En la actualidad, el agua que sale del grifo en las casas suele contener cloro, el cual es nocivo para la salud de los animales acuáticos. Esto significa que no es posible añadirla de manera directa en el terrario, sino que es necesario eliminar el cloro por medio de métodos físicos o químicos.

Para ello, la primera opción es sacar el agua necesaria para el terrario y dejarla reposar por al menos 24 horas. De esta manera, el cloro se evaporará y disminuirá su presencia en el líquido. Si no quieres esperar este tiempo, existen también algunas gotas especiales para acuarios que eliminan el cloro con solo agregarlas al agua. Dichas sustancias se encuentran disponibles en la mayoría de tiendas de mascotas.

4. Llenar el terrario

Ahora llenaremos el terrario con el agua sin cloro (en caso de que sea una tortuga acuática o semiacuática). Jamás debemos hacerlo todo de una sola vez, bruscamente, porque ello arruinaría nuestra decoración. El agua será adicionada poco a poco, siempre a temperatura ambiente, hasta alcanzar el límite con las regiones secas.

Una vez lleno, se activará el sistema de filtrado y de calefacción para alcanzar los parámetros adecuados para la tortuga. Ten en cuenta que aún no es el momento de introducir a la mascota, pues falta agregar el sistema de iluminación.

5. Instalar el sistema de iluminación

Por último, instalaremos la lámpara especial para tortugas, que apuntará siempre hacia la región seca. Debemos tener cuidado para no acercar demasiado la lámpara, ya que ello podría ocasionar quemaduras en la piel de tu tortuga. Lo ideal es respetar unos 30 centímetros de distancia.

Además, ten en cuenta que debes dejar sin iluminar una parte de la zona seca, pues así el ejemplar regulará la cantidad de luz que quiere recibir. Esto también le sirve para refrescarse y le permite tener un mejor control de su temperatura corporal.

6. Dale la bienvenida a tu mascota

Una vez que todo se encuentre instalado y la temperatura del terrario sea correcta, es momento de introducir a la tortuga a su nuevo hogar. Hazlo con cuidado y sin movimientos bruscos. Después de esto, déjala que se acople por sí misma a su nuevo terrario y solo vigila que tenga el suficiente alimento.

Como te puedes dar cuenta, el fabricar un terrario para tu tortuga e instalarlo no es una tarea complicada. Sin embargo, es necesario invertir en los mejores materiales y dispositivos disponibles para tener un mejor control de las condiciones del hábitat. Recuerda que la vida de la tu mascota está en juego, así que ofrécele las mejores condiciones que te sean posibles.

Te podría interesar...
Tips para tener una tortuga de mascota
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tips para tener una tortuga de mascota

Si quieres una tortuga de mascota, cuida su higiene y alimentación –herbívora o carnívora si es terrestre o acuática– y que le de sol... ¡Es de san...



  • Wappel, S. M., & Schulte, M. S. (2004). Turtle care and husbandry. Veterinary Clinics: Exotic Animal Practice, 7(2), 447-472.
  • Lutz, C. G. (2000). Pet turtle production. Stoneville, MS: Southern Regional Aquaculture Center.
  • Schulte, M. S., & Rupley, A. E. (2004). Exotic pet management for the technician. Veterinary Clinics: Exotic Animal Practice, 7(2), xi-xii.