¿Existen aves sin plumas?

Cuando pensamos en las aves las relacionamos con su plumaje. Pero ¿existen las aves sin plumas? Si quieres descubrirlo sigue leyendo.
¿Existen aves sin plumas?
Raquel Rubio Sotos

Escrito y verificado por la bióloga Raquel Rubio Sotos.

Última actualización: 24 abril, 2022

Las plumas de las aves son su gran distintivo, ya que son únicas de estos animales. Estas son una estructura epidérmica que les sirve para mantener la temperatura, para el cortejo y contra depredadores, además de permitirles transportarse tanto en el aire como en el agua.

Dependiendo de la zona del ave y de si son voladoras o no, encontramos diferentes tipos de plumas. Por un lado, tenemos las plumas cobertoras, como el plumón, que tienen una función termorreguladora. Para el vuelo utilizan las plumas primarias y secundarias de las alas, y las remeras de la cola.

Conociendo la importancia que tienen las plumas en las aves, ¿existen aves sin plumas? Para conocer la respuesta, sigue leyendo.

¿Existen aves sin plumaje?

Como ya hemos visto, las plumas son la característica distintiva y única de las aves. Son estructuras compuestas de queratina y que podemos dividir en varias partes. Por un lado, tenemos el raquis que es la parte rígida de las plumas y cuando está en contacto con la piel se ensancha y se denomina cañón. La otra parte de las plumas es el vexilo, que son barbas que crecen a los lados del raquis.

Las plumas de las aves forman una intrincada red que permite soportar una elevada carga, esto les permite volar. Para conseguir mantener el plumaje perfecto, las aves realizan un meticuloso acicalamiento. En la mayoría de aves, a excepción de los pingüinos, las plumas crecen en una zona del cuerpo llamada pterilos, rodeados a su vez por zonas desnudas llamadas apterios.

En cuanto a si existen aves sin plumas, en edad adulta y en condiciones normales, todas las aves tienen plumas. Ahora bien, hay aves que tienen ciertas partes del cuerpo desprovistas de plumas como la cabeza, en algunas zonas que usan para el cortejo y en parches de incubación situados en la zona ventral.

Buitres (orden Cathartiformes)

Por norma general, la mayoría de los buitres son carroñeros y suelen ser aves sin plumas en la zona de la cabeza y el cuello. Esto está relacionado por el tipo de alimentación que llevan.

Para introducirse en los cadáveres, los buitres meten la cabeza en múltiples orificios, desde aquellos que ya están abiertos por otros depredadores, hasta los propios del animal, como el ano y el recto. Esto provoca que la cabeza y el cuello se llenen de desechos de sangre, materia fecal y bacterias.

El carecer de plumas en estas zonas, les permite mantener más fácilmente la higiene de esta área, evitando con ello enfermedades y además mejora la movilidad a la hora de introducirse dentro del cadáver.

Los buitres son calvos para acceder fácilmente al interior de los cadáveres
Fuente: www.nationalgeographic.com.es

Pavos (familia Phasianida)

Los pavos son aves sin plumas en la zona de la cabeza y el cuello. El factor de cortejo puede ser una de las principales causas para este fenómeno. Aunque hembras y machos de pavos no presenten plumaje en esa zona, el macho presenta múltiples carúnculas.

Las carúnculas son protuberancias del cuello y la cabeza, cuanto más grandes sean y mayor colorido posean más atractivos resultarán a las hembras. Además, también se cree que es una adaptación de las aves para evitar el calor del ambiente.

Un estudio de la revista Plos Biology, ha descubierto que el metabolismo especial de la vitamina A que poseen estas aves, genera una proteína que impide el crecimiento de las plumas de las zonas de la cabeza y el cuello.

Kiwi (Apteryx)

El kiwi pertenece al género Apteryx, que es el mismo de los avestruces y los emúes. Son aves emblemáticas de Nueva Zelanda, no voladoras y con alas prácticamente inexistentes. A simple vista parece un ave sin plumas, ya que lo que poseen es un plumón que se puede confundir con pelo duro. Sus plumas no llegaron a desarrollarse del todo debido a adaptaciones al clima.

Fragata (Fregata magnificens)

Las fragatas son aves marinas. En este caso, la especie Fregata magnificens, se caracteriza por su cortejo. Estas aves presentan una zona desprovista de plumas en la zona del buche. En su lugar tienen una bolsa gular de color rojo brillante, la cual hincha en los períodos de reproducción para atraer a las hembras.

Bulbul caripelado (Pycnonotus hualon)

El Bulbul caripelado (Pycnonotus hualon) un ave endémica de Laos, se caracteriza por no presentar plumas en la cara. Se descubrió en el año 2009 y se tiene poca información sobre ella por el momento. Destaca su canto.

Aves sin plumas por diversas causas

En caso de encontrar aves sin plumas, cuando normalmente las presentan, puede estar causado por otros factores, tanto etológicos como médicos. Aquí os dejamos varios ejemplos.

Gérmenes patógenos

Hay múltiples patógenos que pueden ocasionar que las aves no tengan plumas. Una de las enfermedades más conocidas es la que ocasiona el Polyomavirus, que afecta principalmente a los periquitos. Uno de los síntomas que genera es la aparición de petequias rojas junto a la caída del plumaje. Además, está asociada a la pérdida del apetito y la depresión, suele ser mortal.

Otra enfermedad que causa la caída de las plumas es la enfermedad del pico y las plumas -PFBD-. Normalmente, afecta solo a las psitácidas y suele ser mortal. Esta enfermedad afecta al sistema inmunológico de las aves y es muy contagiosa. Si se presenta de forma aguda, aparte de problemas digestivos, se produce la caída de las plumas, junto a dolor de la zona.

Cuando se trata de un caso crónico, las aves afectadas pueden vivir múltiples años con la enfermedad. En este caso, las plumas se vuelven frágiles, se fracturan, se decoloran, se curvan y se deforman. Como afecta a los folículos de las plumas, una vez estas se caen no son capaces de reemplazarlas.

Trastornos de comportamiento

Uno de los principales causantes de aves sin plumas es el estrés. El acicalamiento en las aves es un comportamiento normal y necesario para el correcto posicionamiento de las plumas y su higiene, pero cuando se torna a una actitud compulsiva o estereotipia, hablamos de picaje.

Normalmente, el picaje comienza en una zona pequeña y localizada, pero si no se detecta a tiempo o no se consigue frenar este comportamiento, puede llegar a generar automutilación en los individuos afectados.

Cuando se detecta el picaje en aves es importante encontrar la posible causa que lo genera, en este caso hay tres causas principales:

  • Orgánicas: están relacionadas con problemas de salud en el ave, ya sean parásitos externos como los ácaros y piojos, los parásitos internos, la alimentación incorrecta que genere malnutrición, las alergias y los virus o patógenos como los que vimos anteriormente.
  • Ambientales: condiciones inadecuadas de la luz, la humedad, la temperatura, los irritantes ambientales (tabaco, humos), una incorrecta localización de la instalación y comida siempre disponible y sin estímulos ocasionan situaciones de estrés y aburrimiento que derivan en el picaje.
  • Comportamentales: se dan solo en aves en cautividad. Situaciones de hiperapego a los dueños, la falta de compañeros y de enriquecimiento ambiental, los miedos y las fobias, pueden derivar en un trastorno obsesivo compulsivo como es el picaje.

Lo idóneo es detectar el problema lo antes posible y contactar con un profesional para que se pueda resolver este comportamiento lo más rápido y eficazmente posible.

Quiste folicular

Se trata de un problema, normalmente congénito, que se da con más frecuencia en aves con una elevada densidad de plumas, como los loros, los canarios y las carolinas.

Los quistes se originan cuando la pluma es incapaz de traspasar la epidermis y crece hacia dentro, esto ocasiona la aparición de un bulto. Para eliminar estos quistes es necesaria la cirugía, normalmente mediante bisturí eléctrico, ya que no tiene otro tratamiento por el momento.

Anomalías en el desarrollo del plumaje

Una forma de ver fácilmente si hay anomalías en el desarrollo de las plumas es observando el patrón de muda de las aves y el color de las plumas. En condiciones normales, los pájaros mudan tres veces al año, a excepción de ciertas aves, como los pingüinos. Si las aves mudan constantemente, significa que algo no está correctamente.

Cuando la muda es prácticamente constante suele estar ocasionada por temperaturas inadecuadas para los individuos afectados. El plumaje ayuda a termorregular la temperatura de las aves, y si hace excesivo calor estarán constantemente soltando plumas, lo que puede ocasionar debilitamiento y problemas de salud graves.

Otra manera de detectar una anomalía en el desarrollo de las plumas es a través de su coloración. Normalmente, las plumas tienen brillo y colores vivos. Cuando el brillo o el color cambia suele estar asociado a una mala alimentación, poco variada, pobre en nutrientes, lo que genera problemas en su desarrollo.

Enfermedad de crisantemo

Se trata de una enfermedad genética y congénita y ocasiona la parada del crecimiento de las plumas. Las aves sin plumas que genera esta enfermedad, tienen graves problemas a la hora de regular su temperatura corporal, por lo que hay que mantenerlas en condiciones óptimas en todo momento para evitar dolencias y problemas fisiológicos.

Crías altriciales

En la naturaleza encontramos dos tipos de crías en las aves. Por un lado, tenemos las crías precoces o nidífugas, que según nacen tienen los ojos abiertos y un plumón denso. Es común en anátidas, gallináceas y faisanes. Esto permite a las crías conseguir su propio alimento y caminar al poco de nacer.

Las crías altriciales o nidícolas, son aquellas que nacen indefensas, sin plumas y con los ojos cerrados. En este caso, los padres se encargan de su alimentación y cuidado, hasta que desarrollan poco a poco las plumas y abandonan el nido. En este caso, estas aves sin plumas son así de forma natural hasta su completo desarrollo.

Estas son unas de las causas que existen para que haya aves sin plumas. En caso de tener algún ave que presente algún síntoma o comportamiento extraño, llevarlo frente a un experto en el menor tiempo posible puede permitir solucionar rápidamente las causas de esta pérdida de plumas y el estrés que eso conlleva al ave.

Te podría interesar...
Las plumas, indicativas de enfermedades
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las plumas, indicativas de enfermedades

¿Cómo identificar diferentes problemas en nuestros pájaros a raíz de un análisis de las plumas? Hay algunos detalles importantes a considerar.