El esquilado de las ovejas

Francisco María García · 8 enero, 2018
La lana que cubre el cuerpo de los ovinos es un tipo de fibra natural; las vestimentas hechas con este material son muy valoradas por su capacidad de mantener el calor corporal sin perder su suavidad y delicadeza

El esquilado de las ovejas es fundamental para la explotación de la lana y para preservar la buena salud de estos animales. La crianza de ovinos debe incluir un proceso de esquilado seguro para preservar su bien estar y optimizar su productividad.

Características físicas y comportamiento de los ovinos

Llamamos genéricamente de ‘oveja’ a diversas razas que componen la especie mamífera Ovis orientalis aries.

Estos animales rumiantes poseen un sistema digestivo poligástrico, cuyo estomago está compuesto por cuatro cavidades. Sus características morfológicas más destacadas son el cuerpo robusto cubierto por espesa lana y las patas musculosas terminadas en pezuñas.

Son mamíferos de enorme agilidad y resistencia, pero su inteligencia y sensibilidad también son notables. Suelen presentar un carácter enérgico y se muestran muy alertas a los estímulos de su entorno.

Oveja

Recientes estudios demostraron la gran capacidad de memoria de los ovinos. Los experimentos verificaron que podrían recordar hechos ocurridos dos años antes,  y emociones que experimentaron durante ese tiempo.

Esquilado de las ovejas: las mejores razas para producción de lana

La cría de ovinos para comercialización de la lana es la más común y, además, garantiza la subsistencia de muchos productores agrícolas.

Es importante estudiar sobre las razas de ovejas antes de dedicarse a su crianza.  El conocimiento permite mejorar el manejo del ganado bovino para todas las posibles finalidades. Además, permite optimizar tu inversión al optar por la raza más adecuada a tus expectativas o necesidades.

– Razas óptimas para producción de lana: merino y ramboullett.

– Razas bivalentes (carne y lana): corriedale, polypay, columbia y targee.

La lana: una fibra natural altamente valorada

La lana que cubre el cuerpo de los ovinos es un tipo de fibra natural. El esquilado correcto de las ovejas permitirá el corte de la lana sin lastimar al animal o desperdiciar la fibra.

De este material se producen diversas prendas de ropa: desde bufandas y pequeños calcetines, hasta sacos, ponchos y abrigos muy sofisticados. Estas vestimentas son muy valoradas por su capacidad de mantener el calor corporal sin perder su suavidad y delicadeza.

Perro con ropa para mascotas

Después del proceso de esquilado, cabe reseñar que la lana pasa por un proceso de lavado e higienización antes de ser utilizada para tejer.

El esquilado de las ovejas: consejos y consideraciones

El esquilado de las ovejas necesita cuidados específicos y la debida planificación. A continuación, te ofrecemos consejos prácticos para ayudarte a organizar tu primera esquila.

1- Elegir la mejor época del año

El esquilado debe realizarse una vez al año, permitiendo que la nueva lana de la oveja se recupere y no perjudique su calidad.

La función natural de la lana es proteger el animal del frío y de su subsistencia a la intemperie. Por ello, lo ideal es esquilar a los ovinos durante la primavera o al principio del verano.

2- Contar con herramientas adecuadas

El método más tradicional y antiguo utilizado es con tijeras bien afiladas para cortar la lana. Pero actualmente se prefiere aplicar cortadoras eléctricas para agilizar la esquila y minimizar los riesgos de heridas y cortes.

Es fundamental contar con herramientas apropiadas para el esquilado de las ovejas. Una buena máquina eléctrica para esquila se compone de mango, peine y cuchillas. Estas últimas deben estar afiladas para proporcionar un buen corte sin lastimar el animal.

3- Preparación de las ovejas para la esquila

Antes de empezar a esquilar, es fundamental reunirlas en un corral y separar los corderos, las ovejas y los carneros. También se recomienda no dar de comer a las ovejas el día anterior a la esquila.

La lana no puede estar húmeda en el momento de la esquila. Por ello, jamás se debe esquilar una oveja mojada, o en días lluviosos.

También es beneficioso cuidar la lana de tus ovejas durante todo el año para garantizar su calidad. Un ovino sano produce gran cantidad de lanolina, una substancia grasosa que protege su cuerpo y mantiene la calidad de la lana.  

Eventualmente, por la edad o por problemas de salud, las ovejas pueden sufrir un déficit de producción de lanolina. Ello dificulta la esquila al obstruir las cuchillas y puede perjudicar el brillo y la espesura de la lana. Existen productos comerciales para suplir esa deficiencia y mejorar la salud del ovino.

4- Buscar esquiladores profesionales

Como todo en la vida, hay que contar con profesionales. Por lo tanto, el esquilado requiere conocimiento para no perjudicar económicamente al productor ni dañar a los animales.

Por ello, es importante buscar ayuda de un esquilador experimentado para no equivocarse en el manejo de tus ovinos. Estos profesionales pueden orientarte en el esquilado de las ovejas y aconsejar en la preparación adecuada de la lana.