Fibra natural para perros, conoce todos sus beneficios

Aunque los perros sean animales carnívoros facultativos, requieren fibra para mantener el equilibrio en su tracto gastrointestinal. Te mostramos cómo brindársela en las siguientes líneas.
Fibra natural para perros, conoce todos sus beneficios

Última actualización: 21 enero, 2022

Es fundamental que nuestro perro consuma una cantidad equilibrada de comida, pero también que dentro de ella cuente con todos los nutrientes que necesita para mantenerse de la manera adecuada. Por lo tanto, podemos afirmar que, a la hora de alimentar a nuestra mascota, debemos tener en cuenta tanto la cantidad como, por supuesto, la calidad de los ingredientes.

Algo que tiene que estar presente en la dieta de tu perro es la fibra. De lo contrario, padecerá graves problemas intestinales. Sin embargo, es posible que te preguntes cómo obtenerla y por qué es tan importante. En este artículo te contamos la razón por la cual la fibra natural es tan necesaria para los perros.

Qué es la fibra natural

En primer lugar, seguro que te interesa conocer que la fibra natural es la parte de los alimentos de origen vegetal que no se digiere y que, además, en ningún caso es absorbida por el organismo de los carnívoros (como son perros y gatos). Hay dos tipos de fibra: la insoluble y la soluble.

La fibra insoluble pasa por el trato digestivo del animal y, como su nombre indica, no se disuelve en el agua. Sus propiedades facilitan que las heces del can adquieran cierto cuerpo, lo cual hace más rápida su expulsión. Por ello, este tipo de fibra es de gran utilidad cuando el perro está pasando por un cuadro diarreico.

La fibra soluble, por su parte, absorbe el agua y ralentiza el proceso digestivo. Forma una especie de gel que hace que los nutrientes sean asimilados por las paredes del estómago y el intestino con lentitud, lo que es útil para controlar ciertas patologías en el perro.

perro comiendo manzana

Beneficios de la fibra natural para nuestro perro

A continuación veamos una serie de beneficios que nuestro perro logrará si consume fibra natural:

  1. Sirve para mejorar su tránsito intestinal, ralentizándolo cuando existen patologías concomitantes, tal y como indican estudios.
  2. Al mejorar el tránsito evita que el perro padezca estreñimiento, con todas las molestias y dificultades que conlleva.
  3. Es muy adecuada para combatir la formación de bolas de pelo en su intestino, ya que contribuye a que las expulse, dándole más consistencia a las heces y agregando en ellas otros elementos foráneos que no se pueden digerir.
  4. Ayuda a que las mascotas tengan un menor nivel de colesterol en su sangre, y también de triglicéridos, de manera que evitamos que tengan complicaciones en su salud.
  5. Les permite eliminar el posible exceso de grasas en su sangre.
  6. Ayuda a que el can pueda eliminar mejor las toxinas de su organismo.
  7. Mejora la flora intestinal del perro. Las bacterias beneficiosas presentes en el tracto digestivo del can se alimentan de fibra de origen vegetal, por lo que los alimentos que la contienen ayudan a balancear su microbiota.
  8. Cuando nuestro animal consume fibra natural se siente antes saciado, por lo que calmamos su apetito. Así, es muy eficaz tanto para los que necesitan bajar de peso como para los que comen demasiado y precisan controlar esa ansia.
  9. Facilita la reducción del índice glucémico lo que es esencial para luchar contra la diabetes, una enfermedad que también afecta a los perros.

Estos son algunos de los múltiples beneficios que la fibra natural le otorga a los perros, pero hay que tener en cuenta que no todos la toleran de la misma forma. Consulta muy bien a tu veterinario si tu can sufre intestino irritable, úlceras u otras enteropatías antes de introducirla en su dieta.

Cómo administrar la fibra natural a nuestro perro

Una de las opciones para dar a nuestro perro la fibra natural que necesita es utilizar piensos que la lleven incorporada (los cuales encontrarás sin grandes dificultades). No obstante, también puedes optar por incluir los siguientes alimentos en su día a día.

Salvado de trigo

Prueba a echar media cucharadita de salvado de trigo en la comida de tu perro todos los días. Si lo humedeces un poco, le facilitará su digestión. Este cereal es muy beneficioso para el can en pequeñas dosis, ya que facilita el tránsito intestinal, es útil para combatir el sobrepeso y la obesidad (en pequeñas dosis) y se indica en caso de estreñimiento, intestino irritable y diabetes.

Manzana

Esta fruta es muy rica en fibra, por lo que es muy beneficiosa en estos casos, pero cuidado con las cantidades, ya que si te excedes puede ser perjudicial. Recuerda que 100 gramos de manzana tienen 10 gramos de azúcar, así que puede no ser el alimento más indicado en algunos casos. De todas formas, otorga muchos beneficios por su cantidad de vitamina C, pectina y agua.

Si decides darle manzana a tu perro, evita que coma el corazón de la fruta y también sus pepitas, pues estas son muy tóxicas. Cuece una manzana y luego haz con ella un puré. Después, añade una cucharada a su pienso. Es una buena manera de incluirla en su dieta.

Arroz

Una tercera opción es dar de vez en cuando un poco de arroz integral a nuestro perro. Puedes dejarlo un poco caldoso para que le resulte más atractivo y se lo coma con mayor facilidad. El arroz cocido también es una excelente opción en las dietas ideadas durante enfermedades, puesto que es muy fácil de digerir y contiene carbohidratos esenciales para la obtención de energía.

Calabaza cocida

La calabaza cocida en lata es uno de los alimentos esenciales en la dieta de un perro con una enfermedad intestinal. En pequeñas raciones es también muy apropiada para conseguir nuestro objetivo. Podemos incorporar una cucharada en una de sus comidas diarias y al can le encantará. Contiene una gran cantidad de fibra, se digiere lentamente y es muy palatable.

Verduras cocinadas

Entre ellas incluimos los guisantes, las zanahorias, el brócoli o las judías verdes, incluso la lechuga. Es posible que tengas que presentárselas a tu perro acompañadas de algún otro alimento, ya que no a todos les resultan atractivas. De todas formas, su gran contenido en fibra, sus vitaminas y sus pocas calorías le harán mucho bien a tu mascota si se brindan en las dosis indicadas.

Semillas de lino

Las semillas de lino son una excelente fuente de fibra, pero también reportan más beneficios. Contienen una buena cantidad de ácidos grasos omega-3, los cuales son buenos para la piel, el cerebro y el pelaje del can. Se recomienda mezclar este ingrediente con el pienso normal del perro, con un poco de crema de cacahuete o con yogur plano (sin aditivos).

Fresas y arándanos

Las fresas y los arándanos son frutas muy adecuadas para los perros, pero siempre en cantidades moderadas (debido a su contenido en azúcar). Además de aportar fibra, llamarán la atención de tu cánido por su coloración y su rico sabor. Tienen una buena cantidad de fibra, pero también de antioxidantes naturales beneficiosos. 

Un grupo de perros con verduras.

Como hemos visto, la fibra natural es imprescindible para nuestro perro. Ahora ya sabes por qué y dónde conseguirla. Aun así, consulta con su veterinario que siempre te dará todas las pautas necesarias para que tu mascota tenga la alimentación más adecuada.

Te podría interesar...
¿Los perros pueden tener frío?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Los perros pueden tener frío?

Si los perros tienen o no frío, es una pregunta que muchos se hacen. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre ello.



  • Burrows, C. F., Kronfeld, D. S., Banta, C. A., & Merritt, A. M. (1982). Effects of fiber on digestibility and transit time in dogs. The journal of nutrition, 112(9), 1726-1732.
  • Fahey Jr, G. C., Merchen, N. R., Corbin, J. E., Hamilton, A. K., Serbe, K. A., & Hirakawa, D. A. (1990). Dietary fiber for dogs: II. Iso-total dietary fiber (TDF) additions of divergent fiber sources to dog diets and their effects on nutrient intake, digestibility, metabolizable energy and digesta mean retention time. Journal of animal science, 68(12), 4229-4235.
  • Cole, J. T., Fahey Jr, G. C., Merchen, N. R., Patil, A. R., Murray, S. M., Hussein, H. S., & Brent Jr, J. L. (1999). Soybean hulls as a dietary fiber source for dogs. Journal of Animal Science, 77(4), 917-924.