Escorpión palestino amarillo: uno de lo más venenosos del mundo

Los escorpiones perciben a sus presas por medio de pelos sensitivos que se encuentran en sus patas. De esta forma, pueden detectar vibraciones y moverse fácilmente por la noche.
Escorpión palestino amarillo: uno de lo más venenosos del mundo
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 15 mayo, 2021.

Última actualización: 15 mayo, 2021

Los escorpiones son algunos de los animales venenosos más antiguos que existen. Los ancestros de estos invertebrados habitaban la Tierra desde hace 350 millones de años y, hasta ahora, han dado lugar a más de 2500 especies. En especifico, el escorpión palestino amarillo (Leiurus quinquestriatus) es uno de los más venenosos del mundo.

Los escorpiones se han especializado en la caza de insectos y otros seres vivos de pequeño porte, pero algunos de ellos se atreven a enfrentarse incluso a vertebrados. Si quieres saber más sobre esta temática, sigue leyendo.

Escorpiones y su veneno

Parecerá extraño a primera vista, pero en realidad este tipo de animales están más emparentados con las arañas que con cualquier insecto. En otras palabras, tanto arañas al uso como tarántulas y escorpiones son arácnidos. Específicamente, los escorpiones prefieren los ambientes tropicales y ocupan hábitats como bosques, sabanas y desiertos.

Los escorpiones pueden encontrarse por casi todo el mundo. Sin embargo, son más frecuentes en ecosistemas áridos o selváticos que en zonas cercanas a los polos. Estos animales salen a cazar por la noche y se alimentan de otros insectos, lagartos o roedores. Sus principales enemigos naturales son las aves.

En el mundo, se registran de forma anual casi 1 200 000 accidentes por picadura de escorpiones, tal y como indica la Clínica Mayo. De todas formas, solo 30 de las 1500 especies tóxicas dentro de este grupo pueden llegar a ser letales para el ser humano.

El veneno que inyectan estos arácnidos puede contener algunos componentes neurotóxicos, lo que les permite paralizar a su victima. Además, muchas de estas toxinas tienen importancia medica, debido a que afectan al sistema cardiovascular y pulmonar del cuerpo humano. Como podrás imaginar, esto puede ocasionar un desenlace fatal.

Un escorpión sobre un fondo blanco.

El escorpión palestino amarillo

Este invertebrado proviene del desierto de Sahara, pero ha logrado desplazarse a la región del Mediterráneo. Es un arácnido bastante largo, ya que puede alcanzar los 110 milímetros de longitud. Además, se encuentra adecuado a vivir bajo rocas o canales excavados por él mismo en las zonas desérticas.

En lo que al físico se refiere, este escorpión es de un color amarillo, con rayas grises horizontales por todo el cuerpo. En su cola se puede ver una parte obscura que contrasta con el resto del organismo. Este rasgo puede ayudar a la identificación, pero no es una característica 100 % fiable.

Distribución peligrosa

Esta especie se encuentra restringida a Sudan y Egipto. Aun así, en diferentes regiones del norte de África se han encontrado animales similares. Anteriormente se creía que estos avistamientos correspondían al escorpión palestino amarillo, sin embargo, los científicos han clasificado estas citas como 12 poblaciones diferentes.

Aún existen varias dudas sobre este escorpión, pero es cierto que continúa desplazándose a otras zonas. Incluso, se han llegado a reportar casos donde se encuentran ejemplares viviendo dentro de los hogares, algo que antes era raro.

La danza del escorpión

Para su reproducción, estos animales se comportan de la forma más romántica posible. Toman a su pareja por sus pinzas y comienzan a bailar, como si se tratara de un vals. Si la hembra acepta el cortejo, el macho pone una capsula con sus espermatozoides y lleva a su emparejada hasta ella.

En promedio, la gestación de las crías se lleva a cabo en 158 días y la hembra da a luz a 63 pequeños escorpiones. Son muchos, pero la mayoría de ellos morirán en los primeros días de vida, debido al canibalismo intraespecífico característico en arácnidos.

Un veneno rápido y fatal

Por desgracia, el peligro de un escorpión no puede ser medido por su color. Este animal, además de tener uno de los venenos más peligrosos del mundo, también tiene el récord de ser uno de los más rápidos al picar. Es capaz de moverse a casi 130 centímetros por segundo, bastante veloz en comparación con otros escorpiones.

El veneno de esta especie es capaz de ocasionar daños en el sistema cardiovascular y respiratorio, tal y como indica la revista profesional Toxicon. Debido a esto, este escorpión es particularmente peligroso para niños pequeños e infantes, ya que las toxinas afectan más a las personas con menos peso.

A pesar de que pueda ser peligroso, el veneno también abre la oportunidad de utilizarse como un remedio para otras enfermedades. Las propiedades de estas toxinas aún siguen en estudio, pero se cree que las de algunas especies podrían llegar a reducir los tumores en pacientes con cáncer, según investigaciones recientes.

No todo es malo cuando hablamos de venenos.

Un escorpión sobre un arbusto.

Lo que parece peligroso no siempre es malo para la humanidad. Al contrario, los venenos de los seres vivos nos dan la oportunidad de ver nuevos usos que beneficien nuestra salud. Al final, tenemos que recordar que coexistimos con muchas especies y necesitamos aprender a vivir con ellas, no a erradicarlas.

Te podría interesar...
¿Qué hacer si te pica un escorpión?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Qué hacer si te pica un escorpión?

Es posible que no estés informado sobre qué hacer si te pica un escorpión, pues bien, he aquí unos consejos muy prácticos.



  • De Roodt, A. R. (2015). Veneno de escorpiones (alacranes) y envenenamiento. Acta bioquímica clínica latinoamericana49(1), 55-71.
  • Córdoba, M. M. S., & Patiño, R. O. (2000). Los escorpiones: aspectos ecológicos, biológicos y toxinológicos. Medunab3(7), 17-23.
  • Sarhan, M., Badry, A., Younes, M., & Saleh, M. (2020). Genetic diversity within Leiurus quinquestriatus (Scorpiones: Buthidae) populations in Egypt as inferred from 16S mDNA sequence analysis. Zoology in the Middle East66(3), 269-276.
  • Ross, LK. (2009). Notes on gestation periods and litter size in the arenicolous buthid scorpion Leiurus quinquestriatus (Ehrenberg, 1828) (Scorpiones: Buthidae). Journal of Venomous Animals and Toxins including Tropical Diseases15(2), 347-352. https://doi.org/10.1590/S1678-91992009000200015
  • Mohamed A. A. Omran & Alistair McVean (2000) INTRASPECIFIC VARIATION IN SCORPION LEIURUS QUINQUESTRIATUS VENOM COLLECTED FROM EGYPT (SINAI AND ASWAN DESERTS), Journal of Toxicology: Toxin Reviews, 19:3-4, 247-264, DOI: 10.1081/TXR-100102322
  • Al-Shanawani, A. R., Fatani, A. J., & El-Sayed, F. H.. (2005). The effects of a sodium and a calcium channel blocker on lethality of mice injected with the yellow scorpion (Leiurus quinquestriatus) venom. Journal of Venomous Animals and Toxins including Tropical Diseases11(2), 175-197. https://doi.org/10.1590/S1678-91992005000200008
  • Coelho, P., Kaliontzopoulou, A., Rasko, M., & van der Meijden, A. (2017). A ‘striking’relationship: scorpion defensive behaviour and its relation to morphology and performance. Functional Ecology31(7), 1390-1404.
  • PERETTI, A. V., ACOSTA, L. E., & BENTON, T. G. (1999). Sexual cannibalism in scorpions: fact or fiction?. Biological Journal of the Linnean Society68(4), 485-496.
  • Habib, T. N., Hassan, H. A., Ali, F. M., & Mahrous, N. S. (2019). Evaluation of Leiurus quinquestriatus scorpion venom anticancer potential against Prostate Cancer Cell Lines (PC3). Journal of Environmental Studies [JES]19, 7-13.
  • Goyffon, M. (2002). Scorpion stings in sub-Saharan Africa. Bulletin de la Societe de pathologie exotique (1990), 95(3), 191-193.
  • D’Suze, G., Rosales, A., Salazar, V., & Sevcik, C. (2010). Apoptogenic peptides from Tityus discrepans scorpion venom acting against the SKBR3 breast cancer cell line. Toxicon, 56(8), 1497-1505.