Diferencias entre insectos y arácnidos

Camila O.Thomas · 13 marzo, 2019
Los insectos y los arácnidos son artrópodos que comparten varias similitudes, pero también existen varias diferencias claves entre ellos. ¿Cuáles son las características principales de ambos? ¿Cómo podemos distinguirlos?

Existen varias diferencias entre insectos y arácnidos, así como existen muchas similitudes. En primer lugar, tanto los insectos como los arácnidos poseen un exoesqueleto.

En los humanos, y todos los mamíferos, el esqueleto se encuentra debajo de la piel. Si bien es cierto que el esqueleto de un humano protege algunos órganos vitales, la mayor parte del esqueleto se encuentra protegido a su vez por músculo y piel.

En el caso de los artrópodos, el esqueleto se encuentra en el exterior de sus cuerpos. Así, el exoesqueleto de los insectos protege todos los órganos que se encuentran en su interior.

Algunos artrópodos poseen exoesqueletos muy resistentes. Si alguna vez has tenido que pisar varias veces una cucaracha para matarla, conoces el ‘fenómeno’ de exoesqueletos fuertes.

A diferencia de la creencia común, el veneno no es una característica única de los arácnidos. Insectos y arácnidos por igual tienen especies con veneno. Así, el veneno no es siempre igual de fuerte o letal: este variará dependiendo de la especie e individuo.

Quizás la similitud más común entre insectos y arácnidos es que la mayor parte de las personas los encuentran desagradables. Tanto insectos como arácnidos tienen la tendencia de tener aspectos extraños y poco atractivos para los estándares humanos.

Sin embargo, no todos los artrópodos merecen el odio de la humanidad. Además de ser parte vital de todos los ecosistemas, la mayor parte de las veces los insectos y arácnidos son completamente inofensivos.

Mariquitas

En este artículo encontrarás las características generales de ambos grupos, y las diferencias clave entre insectos y arácnidos. Pronto podrás reconocer claramente cualquier artrópodo que te topes.

¿Qué son los insectos?

Los insectos son el grupo más amplio dentro del reino animal, y en la actualidad existen más de un millón de especies distintas en el planeta. Debido a sus características morfológicas y fisiológicas, los insectos han logrado adaptarse a casi cualquier ambiente.

Los insectos cumplen un rol muy importante en el ciclo vital de muchas especies de plantas. Por ejemplo, los insectos ayudan a polinizar los campos, así como a la descomposición más efectiva de materia orgánica.

A lo largo de los siglos, los insectos han ayudados a la humanidad a identificar ciertos fenómenos. Como bien sabrán las personas adeptas a las series policíacas, la hora de la muerte de un individuo puede determinarse de acuerdo a los insectos que estén en su cuerpo.

Desafortunadamente, los insectos también pueden resultar perjudiciales para la humanidad. Muchos insectos son portadores de enfermedades, como el mosquito Aedes.

¿Qué son los arácnidos?

Los arácnidos son una vasta clase de artrópodos, dentro de la cual diversos científicos han agrupado a más de 100 000 especies. Aunque los arácnidos agrupan a los escorpiones, las garrapatas, las pulgas y muchos otros, la gran mayoría de arácnidos son arañas.

Tipos de arácnidos

El nombre de la clasificación Arachnida proviene de un mito griego. De acuerdo con el mito, Aracne era una bella doncella tejedora, hábil como los artrópodos que llevan su nombre.

La mayor parte de los arácnidos son carnívoros que depredan insectos terrestres. Los arácnidos juegan un papel clave en la regulación natural de las poblaciones de insectos, y es que evitan infestaciones.

Diferencias entre insectos y arácnidos

Las diferencias entre ambas clases de artrópodos son diversas, pero muy notorias una vez que las conoces. A continuación te presentamos una lista de diferencias clave entre insectos y arácnidos. Así podrás reconocerlos a primera vista.

  • Los insectos son artrópodos que poseen tres pares de extremidades y uno o dos pares de alas. Por otra parte, los arácnidos son artrópodos con cuatro pares de extremidades, aunque nunca poseen alas.
  • Los insectos poseen mandíbulas, mientras que los arácnidos poseen quelíceros.
  • Mientras que los insectos poseen antenas, los arácnidos no.
  • El cuerpo de los insectos está dividido en tres partes: la cabeza, el tórax y el abdomen. Por otra parte, el cuerpo de los arácnidos está dividido en un cefalotórax –cabeza y tórax combinados– y un abdomen.
  • La sangre de los insectos es incolora, mientras que la de los arácnidos es de color azulada.
  • Los insectos poseen ojos compuestos, como las moscas. Por otra parte, los arácnidos poseen de uno a seis pares de ojos simples. Esto significa que tanto insectos como arácnidos pueden observar en varias direcciones al mismo tiempo, pero sus ojos no funcionan de la misma manera.

Las diferencias entre insectos y arácnidos son muy evidentes una vez que sabes cómo identificarlas. Es importante recordar que los insectos son parte vital de los ecosistemas. Así, aunque muchas veces puedan parecer irritantes e innecesarios, la vida en el planeta depende de ellos.

Reichholf-Riehm, H. (1986) Insectos y arácnidos. Blume: Barcelona, España.
  • Mola, L. M.; Rebagliati, P. (2011) Variaciones meióticas y evolución cromosómica en insectos y arácnidos con cromosomas holocinéticos. Journal of basic and Applied Genetics: Argentina.