Distintos tipos de escorpiones

Virginia Duque Mirón · 9 junio, 2018
Si bien es cierto que buena parte de ellos son muy venenosos, hasta el punto de que su picadura puede ser mortal, también es cierto que son muy frágiles ante cualquier 'pisotón'

Hemos escuchado hablar de escorpiones mortales, de otros venenosos, unos negros, otros rojos. ¿Cuántos tipos de escorpiones hay? Para que puedas identificarlos, en caso de que vivas en zonas en los que los haya, te hablamos de algunos de ellos.

¿Qué tipos de escorpiones hay?

Existen unas 2 000 especies en el mundo de este animal que están organizados en 13 familias que se extienden por todo el mundo. Todos los escorpiones son venenosos, pero el veneno de unos tiene más intensidad que el de otros.

Un escorpión puede picarte casi sin que te des cuenta, pues son animales muy rápidos y adaptables capaces de meterse o esconderse en cualquier rincón. Eso sí, son muy frágiles, ya que puedes aplastarlos con solo una chancla de playa. Quizá esta debilidad sea la que los lleve a defenderse de forma tan dura.

Estos son los más conocidos que hay, aunque no los únicos:

Escorpión de corteza de Arizona

Como mencionamos anteriormente, hay algunos escorpiones que pueden ser mortales, y este es el rey de ellos por excelencia. Se le considera uno de los más peligrosos del mundo, ya que su veneno es comparable al de las serpientes más venenosas del mundo.

Escorpión de corteza de Arizona

Además, a pesar de la fragilidad de la mayor parte de escorpiones, este parece ser casi inmortal, ya que se le ha encontrado en lugares en los que han habido grandes desastres, como en la zona de Nueva York, y se han mantenido con vida.

De hecho, en temporadas de invierno se han encontrado algunos ejemplares congelados, y cuando ha llegado el momento de descongelación han seguido su ritmo de vida normal como si nada hubiera pasado.

Miden entre 2,5 y 7 centímetros, dependiendo del ejemplar y, debido a su hábitat, sus colores son muy parecidos a los de la arena para poder camuflarse. Suelen vivir en manadas, a diferencia de otras especies a los que les gusta la vida solitaria. Estar cerca del lugar que habitan debe hacernos estar alerta y permanecer cuidadosos, pues al ir en grupos no sería difícil que los viéramos.

Escorpión dorado

Su nombre se debe a su color casi transparente que lo hace parecer de oro, aunque también se le conoce como ‘escorpión muerte acechante’, pues es uno de los escorpiones más peligrosos que existen.

Escorpión dorado: animal venenoso

A diferencia de otras especies, en este tipo de escorpión la hembra suele ser más grande que el macho, y es que alcanzan los 10 centímetros, mientras que el macho no suele superar los ocho centímetros. Sus pinzas no son duras, por lo que su aguijón es su principal arma.

Este ejemplar suele vivir en Oriente medio y África del Norte, y sus colores se adaptan según el entorno en el que vivan, que por norma general es en el desierto.

Escorpión emperador

Siempre se ha creído que los escorpiones de color negro eran los más peligrosos del mundo y, aunque esto no tiene por qué ser siempre así, en el caso del emperador sí lo es. Aunque su veneno no es tan tóxico como el de las dos especies anteriores.

Escorpión emperador: veneno

Su tamaño es inmenso, y por ello desprende una mayor cantidad de veneno, motivo por el cual quizá sea uno de los más temidos. Puede llegar a medir hasta 17 centímetros, una longitud nada desdeñable si la comparamos con las de otras especies.

Aun con todo, este escorpión no es muy activo y, de hecho, la mayor parte de las picaduras conocidas por esta especie siempre ha sido relacionada con una hembra que tenía miedo de que sus crías fueran atacadas.

Escorpión de cola gruesa

Este es otro de los reyes de la peligrosidad y el veneno en los escorpiones, pues lleva muchas muertes a sus espaldas. Lo que destaca en su cuerpo es sin duda su cola, que es gruesa y parece de plástico.

Escorpión de cola gruesa

Son animales únicos en el mundo que habitan en las zonas de Oriente Medio, y quizá por eso muchos quieran tenerlos como mascota. No obstante, debido a su peligrosidad, esto se ha declarado ilícito en muchos países.

Aunque hay miles de especies de escorpiones, estos son los más comunes y los que sería más fácil que nos encontremos, sin contar que además son los más peligrosos.