El escarabajo egipcio: un amuleto de vida y poder

10 abril, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Miguel Mata Gallego
Los antiguos egipcios veneraban al escarabajo como ejemplo de vida eterna. Más allá de su simbolismo, estos invertebrados juegan papeles esenciales en los ecosistemas.

El escarabajo egipcio era uno de los símbolos más preciados por los antiguos faraones. Utilizado como amuleto de vida y poder o como dador de buena suerte, podemos encontrar cientos de símbolos de escarabajos en los lugares más insospechados del Antiguo Egipto. Esto incluye pirámides, templos de culto, tumbas de faraones y un larguísimo etcétera.

¿Cuáles eran las razones por las que los egipcios adoraban a estos pequeños coleópteros? ¿Qué poderes se les atribuían? ¿A qué dios de la mitología egipcia estaban asociados? ¿Qué podemos contar sobre la biología de estos animales? Responderemos a todas estas preguntas y muchas más en las siguientes líneas.

El poder de la transformación

El escarabajo era un insecto sagrado para los egipcios por varias razones. Para averiguar por qué, podemos buscar las primeras pistas en su etimología —el origen de su nombre—. Esta nos revela que el apodo del escarabajo en lenguaje jeroglífico se traduce como «convertir» o «transformar».

Esto nos lleva directamente a relacionar a los coleópteros con uno de los dioses más importantes de la mitología egipcia. Jepri, el dios del Sol naciente, se representa en muchas ocasiones como un escarabajo.

La razón de esto es que Jepri era la forma de Ra, el dios del sol, asociada al amanecer. Se cree que los antiguos egipcios vinculaban la bola de estiércol que ruedan los escarabajos peloteros al Sol naciente del alba. Además, durante épocas antiguas, se pensaba que los escarabajos peloteros eran solo masculinos y se autofecundaban.

Esto coincidía con las historias que se contaban de que Jepri se creó a sí mismo de la nada.

Un escarabajo egipcio tallado sobre piedra.

Los egipcios creyeron que Jepri renovaba el Sol cada día tras su desaparición en el horizonte. Este ente divino lo llevaba a través del mundo subterráneo, Duat, para renovarlo otra vez al día siguiente. Por tanto, para los antiguos egipcios, el escarabajo representaba ni más ni menos el portador del disco solar.

El escarabajo egipcio: un amuleto de buena suerte

El escarabajo egipcio es, entre otras cosas, un amuleto de buena suerte. Se han encontrado piezas con forma de escarabajo talladas en diversos materiales, desde simple madera hasta lapislázuli. Se trata de uno de los símbolos más reconocibles del Antiguo Egipto, principalmente debido a su uso en enterramientos y las conocidísimas momias egipcias.

En las momias del Antiguo Egipto, los amuletos con forma de escarabajo juegan un papel central. Se trata de una pieza que se colocaba en el pecho, a modo de corazón. La función del escarabajo era básicamente la de proteger al corazón y evitar que este testimoniase en contra del difunto en el juicio de los muertos, asegurándose así la vida eterna.

Aunque las momias egipcias son uno de los lugares donde más amuletos de escarabajo podemos encontrar, es importante saber que los escarabajos también ofrecen protección en vida —al menos según las creencias de los antiguos egipcios—. Así pues, quien portase uno de estos símbolos estaría protegido frente enfermedades, pestes y otros males.

Al estar asocia al Sol, al renacimiento de la mañana y a la vuelta de la luz, el amuleto significaba la vida eterna.

El valor de los escarabajos en los ecosistemas

Ahora que ya conocemos un poco sobre el valor simbólico de los escarabajos, podemos volver un rato a la realidad de la naturaleza y aprender un poco sobre el valor de los coleópteros como animales.

Lo primero que debemos saber es que los coleópteros, el orden al que pertenecen los escarabajos, son el grupo de animales más numeroso que existe. Unas 375 000 especies se engloban en este taxón, que representa casi una tercera parte de todas las especies animales descubiertas.

Esta enorme diversidad va emparejada a una función esencial para los ecosistemas: el reciclado de la materia. Así pues, los escarabajos se alimentan de restos de animales muertos. Esto es esencial para el reciclado de la materia y los nutrientes, que acaban en el suelo y luego vuelven a ser utilizados por las plantas para nutrirse.

Estos escarabajos eran animales a los que los egipcios adoraban.

De la misma manera que el dios Jepri trasladaba el sol a través del mundo de la noche hasta un nuevo amanecer, los escarabajos transforman la materia muerta para poder utilizarse: su labor es digna de una deidad, pues convierten la muerte en vida. 

Escarabeo. (2021, 16 de enero). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 10:26, abril 5, 2021 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Escarabeo&oldid=132444805. Panagiotakopulu, E. (2003). Insect remains from the collections in the Egyptian Museum of Turin. Archaeometry, 45(2), 355-362. Ward, W. A. (1994). Beetles in stone: The Egyptian scarab. The Biblical Archaeologist57(4), 186-202. Edwards, P. B., & Aschenborn, H. H. (1988). Male reproductive behaviour of the African ball-rolling dung beetle, Kheper nigroaeneus (Coleoptera: Scarabaeidae). The Coleopterists' Bulletin, 17-27.