¿Cuáles son los beneficios del sol para los gatos?

19 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Sara Gonzalez Juarez
Los gatos y la siesta al sol son conceptos casi inseparables. A pesar de esta entrañable imagen, los beneficios del sol en los felinos domésticos no se limitan únicamente a su comodidad.

Las imágenes de un felino durmiendo al sol son casi infinitas si buscamos en la red. Esta estampa, caracterizada por su ternura, no tiene solo una función de descanso para el animal. Si quieres saber cuáles son los beneficios del sol para los gatos, aquí podrás leerlos.

Como para los humanos, el sol tiene varios beneficios para la salud y, ¿qué mejor forma de disfrutarlo que con una siesta? Sin embargo, los gatos son animales de hábitos nocturnos. Por ello, la relación de estos felinos con el sol no es tan sencilla como en un principio se podría creer.

Los gatos en el entorno familiar

Como hemos dicho, el gato es un animal de hábitos nocturnos: caza y se mueve principalmente de noche, donde su sigilo y su aguda vista dan lo mejor de sí para la subsistencia. Cuando un felino convive con humanos, esta rutina se ve un poco modificada y, por ello, los gatos domésticos hacen vida diurna también.

Esta domesticación permite a los tutores disfrutar de su felino y de sus juegos también de día, pero además brinda la oportunidad de cuidar de su salud en cuanto a tomar el sol, ya que también son necesarias las precauciones en este proceso. A continuación, podrás leer los beneficios del sol para los gatos y qué debes prevenir para evitar problemas.

Los beneficios del sol en gatos son muchos.

¿Cuáles son los beneficios del sol para los gatos?

Al igual que los humanos, los gatos sintetizan la vitamina D a través de los rayos ultravioletas del sol. Este proceso es muy importante para la fijación del calcio en los huesos. Esto, junto con una dieta equilibrada, será la mejor prevención para problemas como la osteoporosis.

El siguiente de los beneficios del sol para los gatos tiene que ver con la popularmente conocida como «hormona de la felicidad»: la serotonina. Esta hormona, aparte de influir en las emociones, se segrega durante la fase REM del sueño e interviene en la regulación del calor corporal. Pues bien, aquí tienes el beneficio: el gato duerme al sol porque le relaja.

También se ha mencionado arriba la regulación de la temperatura. Cuando los gatos duermen, su temperatura corporal desciende por la baja actividad. Siendo que su rutina es nocturna —y por la noche la temperatura ambiental es más baja—, el calor del sol es una buena forma de no destemplarse para cuando llegue la caza de la noche.

Como has podido ver, estas tres razones por las que los gatos duermen al sol son más que suficientes para proporcionarles un buen lugar donde poder hacerlo. Pero, como con todo, esto también produce problemas en exceso. Existen ciertas precauciones que puedes tomar para que tus compañeros felinos disfruten plenamente del sol sin riesgos.

Precauciones que debes tener en cuenta cuando tu gato toma el sol

Los rayos UVA del sol pueden llegar a ser nocivos si se toman en exceso, tanto para humanos como para gatos. Aquí tienes una lista de los peligros más frecuentes.

1. Golpes de calor

Especialmente en épocas calurosas, una siesta al sol puede terminar en un golpe de calor. Esto es siempre una urgencia veterinaria, pues puede desencadenar la muerte del animal. Para evitarlo, toma las siguientes precauciones:

  • Evita que tu gato tome el sol en las horas de mayor temperatura o durante un tiempo muy prolongado.
  • Mantenlo bien hidratado: los gatos tienden a beber poca agua y eso es un riesgo en épocas de calor.
  • Mantén el ambiente fresco en tu hogar.

2. Quemaduras

Gatos con pelaje blanco —que no absorben tanto la radiación ultravioleta como los oscuros— y razas como el Sphynx son especialmente susceptibles a sufrir quemaduras por una exposición excesiva al sol. Las zonas más delicadas son nariz, orejas y demás áreas donde la piel queda al descubierto.

Existen protectores solares específicos para tu mascota que puedes adquirir en tiendas especializadas o en tu veterinario de confianza. No dudes en consultar a los profesionales, pues prevenir siempre es mejor que curar.

3. Carcinoma de células escamosas

Al igual que a nosotros, la radiación ultravioleta puede provocar cáncer de piel. El carcinoma de células escamosas o CCE suele aparecer en zonas que han sufrido una quemadura, como la nariz o las orejas. Al principio se manifiesta en forma de costras que, si no se tratan, pueden llegar a ulcerarse.

Es muy importante un diagnóstico adecuado, pues de la cantidad de tejido afectado que se pueda extirpar dependerá el pronóstico del gato. Normalmente, si la detección es precoz y se sigue un buen tratamiento, el felino debería recuperarse sin secuelas.

Un gato al sol en un patio.

Conclusiones

El equilibrio entre los beneficios del sol para los gatos y sus desventajas es primordial para seguir disfrutando de todas las imágenes de tu compañero felino durmiendo en posiciones rocambolescas cerca de una fuente de calor.

Es necesario recalcar que la consulta con un veterinario es más que recomendable antes de tomar alguna medida cuando aparece un problema en el gato de la casa, por pequeño que este sea en primera instancia.

Inhibition of REM sleep by fluoxetine, a specific inhibitor of serotonin uptake. (1978, 1 junio). ScienceDirect. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/0028390878900102 El gato como sujeto experimental en estudios del sueño. (2006). Imbiomed. https://imbiomed.com.mx/articulo.php?id=49425 Carcinoma de células escamosas en gatos. (2020). AVEPA. https://www.avepa.org/articulos/escamosas.html#:%7E:text=La%20exposici%C3%B3n%20continuada%20a%20los,de%20c%C3%A9lulas%20escamosas%20(CCE).