¿Cómo evitar un golpe de calor de la mascota en el coche?

Los coches al sol en verano pueden provocar un golpe de calor en las mascotas encerradas. Por ello, es esencial tomar ciertas medidas a la hora de embarcarse en un viaje con un animal.
¿Cómo evitar un golpe de calor de la mascota en el coche?
Silvia Conde

Escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde el 22 agosto, 2020.

Última actualización: 22 agosto, 2020

Dejar a un animal dentro de un coche durante la época estival puede ser peligroso. Un vehículo cerrado puede llegar a alcanzar temperaturas muy altas que provoquen un golpe de calor en la mascota.

A todos los animales nos afecta el calor y cada organismo tiene mecanismos fisiológicos para adaptarse a las altas temperaturas, pero alcanzado un límite térmico, muchas funciones pueden fallar.

Mecanismos de termorregulación en perros

Los canes no cuentan con un sistema de termorregulación muy eficiente, pues no sudan a través de la piel como otros animales. Ellos disipan el calor a través de las almohadillas de las patas y por la boca mediante jadeos.

La temperatura normal en perros es superior a la nuestra. Se encuentra en un rango de 38º-39º C. A partir de los 39º C se puede considerar fiebre.

Los cachorros, los perros seniors y los braquicéfalos (bulldog, boxer, carlino, pekinés…) son los que tienen mayores probabilidades de sufrir un golpe de calor después de una exposición prolongada a altas temperaturas. También son más propensos a los golpes de calor los animales obesos, independientemente de la raza y especie.

Golpe de calor y coche en perros.

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es un sobrecalentamiento del cuerpo provocado por una subida brusca de temperatura que el organismo no es capaz de compensar con sus mecanismos naturales de termorregulación. Esta forma de lesión térmica supone una urgencia veterinaria y puede ser mortal si no se soluciona a tiempo. Los síntomas son bastante evidentes:

  • Ritmo cardíaco acelerado.
  • Jadeos excesivos.
  • Salivación.
  • Respiración acelerada.
  • Temblores, debilidad muscular y falta de equilibrio.
  • Pueden haber diarreas y vómitos.
  • Mucosas azuladas por falta de oxigenación de la sangre.
  • Debilidad y apatía.

Si se observan estos síntomas, se hace necesario acudir de urgencias al veterinario. En el caso de no encontrar uno cercano, el objetivo es reducir la temperatura corporal de una forma no muy brusca.

El peligro del golpe de calor en el coche

En verano es cuando las salidas al campo, la playa o la montaña se vuelven más habituales, así como los trayectos en coche. En estos viajes es probable que los tutores necesiten hacer alguna parada para comer, repostar, comprar y en muchos de estos sitios no permiten la entrada de la mascota.

Aunque estas salidas nos parezcan cortas, no es en absoluto recomendable dejar a la mascota sola en el coche. En unos pocos minutos la temperatura en el interior de un vehículo puede subir más de diez grados y algunas partes como el volante o salpicadero alcanzan temperaturas altísimas que superan los 50º C.

En estas condiciones, las probabilidades de sufrir un golpe de calor en la mascota se incrementan exponencialmente. Aparcar a la sombra o dejar las ventanillas bajadas no es suficiente en los días calurosos de verano.

Por desgracia, los golpes de calor de mascotas encerradas en coches ocurren cada año, a pesar de las numerosas campañas que se realizan para evitarlo. Si te encuentras en esta situación, puedes contactar con los servicios de emergencia locales.

¿Cómo llevar a tu mascota en el coche?

Viajar con tu mascota es un buen plan para el verano, pero tienes que tener en cuenta una serie de cuidados imprescindibles para que el trayecto en coche sea lo más cómodo y seguro para tu compañero.

  • Planifica paradas para descansar. Si el viaje es muy largo, realiza varias paradas. Esto evita la fatiga al volante y os permite a ambos estirar el cuerpo y cambiar de postura. Muchas áreas de descanso cuentan con merenderos a la sombra y campo alrededor para dar un pequeño paseo y hacer las necesidades básicas del animal antes de volver a subir al coche.
  • Lleva siempre agua fresca. La hidratación es muy importante, sobre todo en verano, cuando los animales perdemos más agua. Aprovecha las paradas para dar agua fresca a tus mascotas. Existen bowls y botelleros portátiles que puedes llevar contigo a cualquier sitio.
  • Asegúrate que tu mascota viaja segura. Los arneses, cinturones de seguridad, rejas y transportines son necesarios al hacer viajes por carretera. Estos accesorios proporcionan seguridad a ellos y nosotros ante un accidente.
  • Accesorios para el viaje. Los juguetes pueden ser un buen método para que el animal se entretenga mientras conduces. Si tu mascota suele marearse o se estresa mucho cuando viaja en coche, puedes consultar al veterinario sobre algún relajante natural o medicación contra el mareo. Nunca mediques por tu cuenta al animal.
Un gato en un transportín dentro de un coche.

Como hemos podido ver, los golpes de calor son muy peligrosos y dejar una mascota encerrada en un coche durante el verano puede llegar a ser mortal. Aunque solo sean unos minutos, ¡no dejes a tu mascota sola en el coche!

Te podría interesar...
Cómo actuar ante golpes de calor en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cómo actuar ante golpes de calor en perros

Todo lo que tienes que saber sobre golpes de calor en perros. Consejos para que aprendas y sepas cómo actuar si tu pequeña mascota se encontrase en...



  • Affinity petcare. Golpes de calor en mascotas. Cómo evitarlos.
  • Jennifer K. Vanos, Ariane Middel, Michelle N. Poletti & Nancy J. Selover (2018) Evaluating the impact of solar radiation on pediatric heat balance within enclosed, hot vehicles, Temperature, 5:3, 276-292.