Razas de perros braquicéfalos

Yamila 17 octubre, 2017

Son conocidos por tener el hocico “achatado” y por hacer mucho ruido al respirar. Los perros braquicéfalos cuentan con un cráneo diferente a las demás razas. En este artículo te contamos cuáles son los canes que poseen esta característica tan peculiar.

¿Qué razas de perros braquicéfalos existen?

El Síndrome Braquiocefálico es la obstrucción de las vías respiratorias altas. Este problema lo sufren todos los perros que tengan el hocico chato. Debes saber que estas razas viven menos tiempo que las demás debido a su condición clínica:

Bulldog ingles sentado

1. Bulldog inglés

Originaria de Reino Unido durante el siglo XVII, se trata de un animal robusto, fuerte y musculoso. El actual Bulldog Inglés es más “rechoncho” que el antiguo. Sirvió como raza para crear el Bóxer, el Bullterrier y el Bullmastiff. Pertenece al grupo de los molosos, es de hombros gruesos, cabeza grande, cuerpo corto, labios caídos y rostro con pliegues. El pelaje es corto de colores blanco, beige, atigrado o rojizo.

2. Bóxer

Otro de los perros braquicéfalos más populares, surgió en Alemania a fines del siglo XIX y es del tipo moloso de tamaño mediano. Por el tipo y tamaño de cráneo, no siempre puede ladrar y, además, hace ruidos para respirar. El Bóxer surge por la cruza de dos razas extintas: Brabant Bullenbeisser y Bulldog antiguo. Se lo considera potencialmente peligroso en algunos países, como España.

Es un animal muy fiel, activo, vigilante, y que necesita actividad física para encauzar su energía. Es bastante dócil con su familia, pero puede ser territorial y dominante con otros perros. Precisa ser socializado desde cachorro.

3. Bulldog Francés

Si bien esta raza nació en Francia, se desarrolló también en Francia a fines del siglo XIX (durante la Revolución Industrial). Posteriormente fue llevado a Estados Unidos y en la actualidad es un perro bastante popular en Occidente.

Moloso de talla pequeña, musculoso, de cola pequeña y orejas de murciélago, el Bulldog Francés tiene nariz chata, cabeza ancha y cuadrada y frente arrugada. Es muy tranquilo, ladra poco, se adapta a un piso, no soporta el calor y ronca mucho cuando duerme debido a su condición.

4. Pug o Carlino

De origen chino (pero “lanzado al estrellato” en Francia), este pequeño del tipo molosoide es uno de los más populares del mundo y, al mismo tiempo, está en el grupo de los perros braquicéfalos. Es de aspecto compacto, tiene cuerpo macizo cubierto de pliegues, ojos grandes y oscuros y cola rizada. Puede tener el manto marrón o negro y el hocico siempre es oscuro. Para nada agresivo, le encanta jugar y puede ser algo receloso con los extraños.

5. Boston Terrier

Este perro es amigable y obediente ideal para compañía y de bajo mantenimiento debido a su pelaje corto surgió en Estados Unidos. El Boston Terrier es de tamaño pequeño, tiene el hocico achatado, orejas grandes y puntiagudas, ojos grandes y separados entre sí y cola corta como sus patas.

6. Shih Tzu

Esta raza del Tíbet chino es muy apreciada en la cultura oriental debido a que se trata de un excelente guardián a pesar de su pequeño tamaño. Surge de la cruza entre un pequinés y un Lhasa Apso y una de sus principales características es que presenta un pelaje largo y fino, sobre todo en el rostro (incluyendo barba y bigote). Dócil, sociable, cariñoso, siempre alerta y desconfiado con los extraños, el Shih Tzu es otro de los perros braquicéfalos.

El Pequinés es una de las razas de perro provenientes de China más protectora

7. Pequinés

Esta raza antigua surgió en la capital china, Pekín, y deriva de los lanudos del Tíbet. Durante siglos sólo fueron mascota de la Familia Imperial y la Alta Nobleza y estaba prohibida su exportación. Los primeros ejemplares fueron llevados a Europa por la Reina Victoria de Inglaterra en 1860. El pequinés o pekinés no ladra en exceso, aunque es un buen guardián, le gusta la comodidad del hogar, no le agrada el ejercicio (tampoco lo necesita en exceso) y no soporta estar solo.

8. Lhasa Apso

La última raza de perros braquicéfalos también es oriental y de origen tibetano, se caracteriza por su pelaje largo alrededor de la cabeza, como si fuese un león miniatura. En su país son símbolo de la buena suerte y los preferidos por los monjes. De pequeño tamaño, el Lhasa Apso requiere cepillados continuos y su pelaje puede ser dorado, negro, arena, miel, blanco o gris.

Fuente de la imagen principal: Ltshears

Te puede gustar