¿Es verdad que los toros odian el color rojo?

27 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Si bien es cierto que su visión tiene algo que ver con su 'agresividad' a la hora de enseñarles un capote, no está tan claro que ello se deba al color rojo de este

En las corridas de toros, también conocidas como tauromaquia, tradicionalmente se emplea un capote rojo para distraer el toro. Como todos sabemos, este elemento atrae al animal, lo que forma parte del festejo.

Este tipo de eventos es cada vez menos popular alrededor del mundo, pues implica mucho debate acerca de la fiesta taurina. No obstante, esta práctica nos ha dejado unos cuestionamientos respecto a los toros y su visión. ¿Es cierto que los toros odian el color rojo?

Y si no es verdad, entonces, ¿por qué se utiliza el capote rojo en las corridas de toros? A continuación, intentaremos aclarar todas estas dudas para ampliar tus conocimientos sobre los toros.

¿Por qué se cree que el color rojo afecta a los toros?

En la actualidad, aún persiste la creencia popular de que el color rojo es capaz de enfurecer a los toros. Por ello, antes de responder si realmente odian el color rojo, tratemos de averiguar los orígenes de este mito popular tan reconocido en España y en el mundo.

En los eventos de tauromaquia observamos que el torero mueve con mucha habilidad una capa rígida de color rojo, conocida como capote. El objetivo de esta acción es lograr que el toro persiga la capa: intenta embestirla repetidas veces, mientras el torero lo esquiva.

Durante esta secuencia se percibe que el toro parece ponerse cada vez más furioso por sus intentos frustrados de embestir el capote rojo. Además, claramente ello lleva al agotamiento físico y mental del animal, lo que hace que sea más fácil la realización de los pases.

Por qué los toros van al capote

Popularmente, se ha generado la creencia de que el toro trata de embestir el capote gracias a su color rojo. Es decir, que la razón de la furia del animal durante las corridas estaría relacionada con su intolerancia a este color.

¿Es cierto que a los toros no les agrada el color rojo?

A pesar de lo que afirma el mito popular, lo cierto es que los toros no odian el color rojo. En realidad, este color no les produce ninguna emoción específica, así como tampoco influye directamente en su comportamiento.

El motivo por el que los toros parecen tan obstinados en perseguir el capote no es por su color, sino por el movimiento que el torero realiza. Al agitar firmemente su capote, el torero consigue captar la atención del toro, lo que hace que se concentre en el objetivo de perseguirlo.

La influencia de los genes

El comportamiento alterado de los toros durante los festejos de tauromaquia tampoco está asociado al color rojo. En primer lugar, debemos considerar la influencia de la herencia genética en la personalidad de un animal.

Los toros destinados a la tauromaquia suelen ser obtenidos a partir de cruces selectivos, en los cuales se seleccionan los ejemplares más ‘bravos’ o ‘agresivos’ para procrear.

Lógicamente, los toros suelen mostrarse aún más agresivos o hiperactivos en las corridas por encontrarse en un ambiente excesivamente ruidoso, rodeado de muchas personas y estímulos extraños.

Capote en toros

¿Por qué el movimiento del capote atrae a los toros?

Ya sabemos que el color rojo no irrita a los toros. Pero nos falta entender por qué el movimiento del capote es capaz de atraer la atención del toro, y con ello hacerlo perseguir obstinadamente al torero.

Para ello, necesitamos resaltar que los toros tienen mucha dificultad de percibir movimientos lentos o ejecutados de forma suave. Por esta razón, el torero agita muy energética y firmemente el capote para captar la atención del toro.

Ahora, la aparente reacción furiosa que observamos en relación a estos movimientos se debe fundamentalmente al instinto de supervivencia. Los animales, no solo los toros, suelen asimilar los estímulos violentos y bruscos con posibles peligros, como depredadores.

Por ello, al percibir un movimiento fuerte y repentino, el toro reacciona inmediatamente por sentir que su supervivencia es amenazada. Después, la frustración de no conseguir alcanzar el capote también puede retroalimentar su reacción.

La raza del toro de lidia

El toro de lidia se ha ido desarrollando a lo largo de muchos años. Se trata de una raza seleccionada y criada específicamente para los espectáculos taurinos.

Estos animales tienen su origen en razas autóctonas que existían en la península ibérica. Los toros, a los que se incluye en el llamado ‘tronco ibérico’, ya han formado parte de espectáculos desde hace muchos siglos, de una forma u otra.